¿Qué es el ejercicio compulsivo y cómo te puede afectar?

ejercicio compulsivo

Es de sobra conocido que hacer ejercicio  es un hábito muy saludable, tanto para el cuerpo como para la mente. Pero, ¿qué pasa cuando lo saludable deja de serlo? ¿Qué pasa cuando los deseos de realizar actividad física son mayores que las ganas de socializar con nuestros familiares y amigos, realizar otras actividades, o incluso trabajar? Este tipo de comportamiento es conocido como ejercicio compulsivo, y está directamente relacionado con otros tipos de conductas patológicas,  como comportamientos obsesivos compulsivos, desórdenes de la alimentación, perfeccionismo, narcisismo.

Vivimos en un mundo muy competitivo a todos los niveles; tanto que y a veces el nivel de auto-exigencia alcanza niveles nocivos. El entrenamiento excesivo puede ser tan perjudicial o incluso más aún que la falta de este y las costumbres sedentarias. Si bien la inactividad y el no llevar hábitos saludables, tanto de alimentación como prácticas deportivas, conducen a la obesidad, la diabetes y los problemas cardíacos, el convertir nuestro entrenamiento en una obsesión también puede llegar a poner en riesgo nuestra vida.

⇒Lee esto también: Hacer ejercicio excesivo puede ser un síntoma de un trastorno alimentario

Consecuencias del ejercicio compulsivo

El ejercicio compulsivo puede generar una mayor propensión a un gran número de patologías degenerativas, como la osteoporosis o cambios en la frecuencia cardíaca. En atletas mujeres suele darse la pérdida del ciclo menstrual (amenorrea), los huesos suelen doler y volverse más frágiles y quebradizos, así como también los músculos suelen doler de manera crónica. También son frecuentes las náuseas, los vómitos, o el cansancio.

Es común que en atletas profesionales o semi-profesionales se den, en menor o mayor grado, ciertos desórdenes de la alimentación, producto de los controles y requisitos de peso necesarios para competir, sin embargo, no todos los sufren.

⇒Lee esto también: El bienestar psicológico puede mejorar la salud del corazón

Cuando se convierte el exceso de ejercicio en ejercicio compulsivo

Un comportamiento se vuelve compulsivo cuando resulta difícil dejar de hacerlo. Quienes sufren de este desorden en lo deportivo suelen presentar una serie de conductas particulares. Es habitual, por ejemplo, que las personas con este problema se vuelvan irritables durante los momentos en que no realizan ejercicio físico.

Además, para quienes se ven afectados por esta patología, el ejercicio se vuelve un modo de suprimir o aplacar sus emociones, un modo de lidiar con el mundo que los rodea. Es común que escondan el hecho de que entrenan a todas horas, por miedo a ser juzgados por ello.

En el caso de un ejercicio compulsivo acompañado por un desorden marcado de la alimentación, la situación se vuelve aún más preocupante. Esto se debe a que pueden producirse perforaciones en el estómago o el esófago; algo que debe ser tratado de forma urgente. Pero sin llegar a tales extremos, pueden darse dolores de estómago cada vez más frecuentes, infecciones a repetición, propensión a sentirse corporalmente enfermo o decaído.

⇒Lee esto también: Para adelgazar dejar de comer no es la solución

 ¿Cómo se tratan los síntomas del ejercicio compulsivo?

Puesto que no está reconocida como una enfermedad mental y no se encuentra incluida en el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), no existe un acuerdo en el correcto tratamiento de estos casos. Sin embargo, pueden ir reduciéndose los tiempos de entrenamiento de manera gradual, acompañando este proceso con una terapia psicológica adecuada, e informando al paciente sobre los males que puede provocar ese tipo de conducta compulsiva.

El ejercicio físico debe ser a todas luces una forma de mantenernos saludables, un hábito que debemos complementar con una correcta alimentación. Obsesionarse con la auto-superación, tan habitual en nuestros días, siempre conduce a un desequilibrio que acaba resultando nocivo para nosotros mismos, para nuestros cuerpos y, por qué no, también para nuestro entorno.

Con el  #RetoPunto seguro, hacer ejercicio tiene premio

Al contratar un seguro de vida o un seguro de salud en PuntoSeguro.com puedes participar en el #RetoPuntoSeguro, el programa que premia a los asegurados  solamente por mantener un estilo de vida activo. Supera los retos mensuales y consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida o tu seguro de salud.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.