Estrategias para combatir y prevenir el dolor de espalda

Estrategias para combatir y prevenir el dolor de espalda

El dolor de espalda es un problema de salud muy común que, además de molesto, puede llegar a ser incapacitante. De hecho, combatir y prevenir el dolor de espalda tendría que ser una prioridad en materia de salud, tanto a nivel personal como laboral.

De hecho, según datos de finales de 2020, el dolor cervical y lumbar es principal causa de absentismo laboral en España, con un coste empresarial que oscila entre los 1.258 y los 13.000 euros (fuente: larazon.es).

En este artículo vamos a ver 6 estrategias para combatir y prevenir el dolor de espalda.

Cómo combatir y prevenir el dolor de espalda

Antes de continuar, ten en cuenta que, si tienes dolor de espalda habitualmente o arrastras un dolor con el que llevas más de tres meses (dolor crónico) deberías consultar con tu médico, especialmente si vas a seguir el primer consejo.

Haz ejercicio (pero cuidado con esto)

Mantener los músculos de la espalda fuertes es fundamental para prevenir el dolor de espalda e, incluso, en algunos casos, para hacerle frente. Pero hay que tener cuidado con esto, porque no vale cualquier ejercicio. Todo depende de tu forma física y de tu estado de salud.

Pero no se trata solo de fortalecer la espalda, sino también de evitar acortamientos musculares y mantener un rango de movimiento en condiciones normales. Esto es especialmente importante si tienes tendencia a sufrir dolor de espalda y/o pasas mucho tiempo sentado.

Si tienes dolor de espalda es interesante que evites los ejercicios de alto impacto y que elijas otras opciones más moderadas. El trabajo de fuerza es muy interesante, como también lo es la práctica del Pilates o del Yoga.

Y si lo que buscas es hacer ejercicio aeróbico, busca opciones de poco o bajo impacto y combínalas con ejercicios de fuerza, movilización articular y estiramientos. Una vez que el dolor de espalda desaparezca podrás volver al alto impacto, pero sin dejar de lado el trabajo de tonificación, de movilización  y de elasticidad.

⇒Lee esto también: Para el dolor de espalda, más ejercicio y menos medicamentos

 Meditación

Si todavía no has probado la meditación y tienes dolor de espalda, no esperes más para comprobar sus efectos.

La meditación por sí misma no resuelve el dolor de espalda. Sin embargo, ayuda con otra cuestión muy importante. Y es que muchos dolores musculares son producto de la tensión acumulada por el estrés y la ansiedad. Es ahí donde se enfoca la meditación.

El “problema” es que la meditación no es milagrosa. De hecho, es necesario practicarla regularmente y durante un tiempo para empezar a notar sus efectos. Tienes muchos recursos, aunque te recomiendo que uses una app específica de meditación o mindfulness.

⇒No dejes de leer esto: Cómo reducir la tensión relacionada con el estrés en el cuello y los hombros

Que el dolor de espalda no te pare

Prevenir el dolor de espalda está en tu mano. Y combatirlo, también, aunque necesites ayuda profesional por parte de médicos o fisioterapeutas. Solo tienes que dar el primer paso y pedir consulta. Y si el problema son las colas y las listas de espera, tal vez sería interesante que valorases la posibilidad de contratar un seguro de salud.

Encuentra el seguro de salud que mejor se adapta a ti comparador de seguros de salud de PuntoSeguro.com, el primer  comparador de seguros de salud que, además, recompensa la actividad física de sus clientes a través del #RetoPuntoSeguro.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.