La dieta alta en grasas a largo plazo expande la cintura y hace estragos en el cerebro

La dieta alta en grasas a largo plazo expande la cintura y hace estragos en el cerebro

Las dietas altas en grasas tienen muchas contraindicaciones. El aumento del perímetro de la cintura (con todo lo que ello implica y los riesgos asociados a la salud del corazón) es una. Pero, al parecer, hay otro problema: una dieta alta en grasas, a largo plazo, también hace estragos el cerebro. Eso es, al menos, lo que dice un estudio de la Universidad de Australia del Sur. Concretamente, el estudio se refiere a las dietas altas en grasas pueden agravar la enfermedad de Alzheimer y causar depresión y ansiedad.

⇒Esto también te puede interesar: Cómo reducir la grasa abdominal (o cómo ‘bajar barriga’)

Efectos de una dieta alta en grasas en el cerebro

El estudio, publicado en la revista Metabolic Brain Disease en  julio de 2022, ha establecido un vínculo claro entre los ratones alimentados con una dieta alta en grasas durante 30 semanas, lo que dio como resultado diabetes, y un posterior deterioro en sus capacidades cognitivas, incluido el desarrollo de ansiedad, depresión y empeoramiento de la enfermedad de Alzheimer.

«La obesidad y la diabetes dañan el sistema nervioso central, lo que exacerba los trastornos psiquiátricos y el deterioro cognitivo. Lo demostramos en nuestro estudio con ratones»; explican los investigadores.

Durante el estudio, a los ratones se les asignó aleatoriamente una dieta estándar o una dieta rica en grasas. Se controló la ingesta de alimentos, el peso corporal y los niveles de glucosa en diferentes intervalos, junto con pruebas de tolerancia a la glucosa e insulina y pruebas de disfunción cognitiva.

Los que seguían la dieta alta en grasas aumentaron mucho de peso, desarrollaron resistencia a la insulina y comenzaron a comportarse de manera anormal, mostrando un deterioro significativo en sus capacidades cognitivas.

«Las personas obesas tienen un 55 % más de riesgo de desarrollar depresión, y la diabetes duplicará ese riesgo»; dicen los investigadores. Y añaden: «Nuestros hallazgos subrayan la importancia de abordar la epidemia mundial de obesidad. Es muy probable que una combinación de obesidad, edad y diabetes provoque una disminución de las capacidades cognitivas, la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos de salud mental».

Claves para reducir el Alzheimer y el deterioro cognitivo

Además de llevar una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicio con regularidad también es clave para reducir el riesgo de padecer Alzheimer y otras deficiencias cognitivas. Concretamente, los investigadores han identificado algunos factores que pueden ayudar a protegerlo del deterioro cognitivo.

Ejercicio

El ejercicio tiene muchos, muchos pero que muchos beneficios para la salud. Por ejemplo:

  • Ayuda a prevenir enfermedades del corazón y diabetes tipo 2
  • Reduce el riesgo de presión arterial alta, cáncer de colon y cáncer de mama
  • Ayuda a aliviar el insomnio, la ansiedad y la depresión
  • Puede ayudar a prevenir el deterioro cognitivo y la demencia
  • Mejora la función cognitiva en personas que ya tenían problemas de memoria.
  • Puede ser particularmente ventajoso para las personas que portan la variante del gen APOE4, que hace que las personas sean más susceptibles a la enfermedad de Alzheimer.

Una dieta de estilo mediterráneo

La dieta mediterránea enfatiza las frutas, las verduras, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos y las semillas y el aceite de oliva, e incluye cantidades moderadas de pescado, aves y productos lácteos, al tiempo que promueve un consumo moderado de carnes rojas.

Durante mucho tiempo se ha reconocido que este patrón de alimentación promueve una mejor salud cardiovascular, reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer y puede proteger contra el deterioro cognitivo. Una dieta mediterránea también parece reducir el riesgo de desarrollar deterioro cognitivo leve y retardar la progresión a la demencia en las personas que padecen la afección.

⇒Lee esto también: Comer un aguacate al día puede mejorar el colesterol, según un estudio

Respecto al alcohol

Algunos estudios anteriores sugieren que las personas que consumen un promedio de una bebida alcohólica por día pueden tener un menor riesgo de demencia. Sin embargo, los expertos no recomiendan beber alcohol para prevenir el deterioro cognitivo. Si disfrutas de una bebida alcohólica ocasional, deberías limitar su consumo a no más de una bebida por día.

En un estudio publicado en el JAMA, los hombres que beben alcohol 4 veces al día o 14 veces a la semana, y las mujeres que toman alcohol 3 veces al día o 7 veces a la semana, tenían un riesgo de Alzheimer un 22 % mayor que los no bebedores.

⇒Lee esto también: ¿Sabías que el ejercicio puede afectar al consumo de alcohol?

Dormir

Se sabe que obtener un sueño constante y de buena calidad mejora la salud general y puede prevenir el deterioro cognitivo. Nuestros cuerpos dependen de una cierta cantidad de sueño regular para una variedad de funciones esenciales, muchas de ellas en el cerebro.

Los estudios han demostrado que las personas que duermen regularmente menos de las siete u ocho horas recomendadas por noche obtienen una puntuación más baja en las pruebas de función mental. Esto puede deberse a que el aprendizaje y los recuerdos se consolidan durante el sueño.

⇒Lee esto también: Dormir suficiente y otros hábitos relacionados con la salud del corazón

Estimulación mental

Muchos investigadores creen que el nivel de educación es menos importante para mantener un cerebro saludable que el hábito de mantenerse mentalmente activo a medida que envejece.

En un estudio, se preguntó a personas mentalmente intactas de entre 70 y 80 años con qué frecuencia realizaban seis actividades que requerían un compromiso mental activo: leer, escribir, hacer crucigramas, jugar juegos de mesa o de cartas, participar en discusiones grupales y tocar música. En los siguientes cinco años, aquellos que se ubicaron en el tercio superior en cuanto a la frecuencia con la que realizaban actividades mentalmente estimulantes tenían la mitad de probabilidades de desarrollar un deterioro cognitivo leve que los que se encontraban en el tercio inferior.

Un informe anterior encontró un vínculo similar entre las actividades de estiramiento del cerebro y un menor riesgo de Alzheimer.

⇒Lee esto también: Así es como el estilo de vida y los hábitos afectan al envejecimiento biológico

Mantener contactos sociales

La interacción social puede tener efectos profundos en su salud y longevidad. De hecho, existe evidencia de que las conexiones sociales sólidas pueden ser tan importantes como la actividad física y una dieta saludable. Las interacciones sociales fuertes pueden ayudar a proteger su memoria y función cognitiva de varias maneras a medida que envejece.

Las investigaciones muestran que las personas con fuertes lazos sociales tienen menos probabilidades de experimentar deterioros cognitivos que aquellas que están solas. Por el contrario, la depresión, que a menudo va de la mano con la soledad, se correlaciona con un deterioro cognitivo más rápido.

Además, tener una red sólida de personas que te apoyen y te cuiden puede ayudarte a reducir tus niveles de estrés. Las actividades sociales requieren participar en varios procesos mentales importantes, incluida la atención y la memoria, que pueden reforzar la cognición.

La participación frecuente ayuda a fortalecer las redes neuronales, ralentizar los declives normales relacionados con la edad. También puede ayudar a fortalecer la reserva cognitiva, lo que puede retrasar la aparición de la demencia.

⇒Lee esto también: El entorno vital puede ser clave para la longevidad, según un estudio

Descubre PuntoSeguro Fit

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Contratando tu seguro de vida con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro Fit.

Además de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

About Eva María Rodríguez

Redactora web y creadora de contenidos digitales especializada en seguros y finanzas, así como en deporte y vida saludable. Colabora con PuntoSeguro desde 2014.
This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.