¿Sabías que el ejercicio puede afectar al consumo de alcohol?

el ejercicio puede afectar al consumo de alcohol

El estudio que abordamos hoy no podía llegar en un momento más oportuno, teniendo en cuenta los excesos por los que se caracterizan las fiestas navideñas. En este artículo te contamos cómo el ejercicio puede afectar al consumo de alcohol.

⇒Esto también te interesará: 3+1 razones por las que no debes dejar de entrenar durante las fiestas navideñas

Ejercicio y consumo de alcohol

Probablemente, el resultado te decepcione, si pensabas que hacer ejercicio ayudaría a reducir las ganas de tomar alcohol. Al contrario: las personas que están en forma aeróbica y hacen mucho ejercicio tienden a beber más que sus compañeros menos en forma. Esto es lo que dice un estudio de la revista Medicine & Science in Sports & Exercise (que se publicará en el volumen 54 enero de 2022).

El estudio, que involucró a más de 40.000 adultos estadounidenses, encontró que los hombres y mujeres activos y en buena forma física tienen más del doble de probabilidades de ser bebedores moderados o empedernidos que las personas que no están en forma. Los resultados se suman a la creciente evidencia de estudios anteriores  de que el ejercicio y el alcohol con frecuencia van de la mano.

Muchas personas pueden sorprenderse al ver cuánto tienden a beber las personas físicamente activas. En general, las personas que adoptan un hábito saludable, como hacer ejercicio, tienden a practicar otros hábitos saludables, un fenómeno conocido como agrupamiento de hábitos. Por ejemplo, las personas activas y en forma rara vez fuman, y tienden a llevar dietas saludables. Por lo tanto, podría parecer lógico que estos hábitos también se extendieran al consumo de bebidas alcohólicas.

Sin embargo, múltiples estudios en los últimos años han encontrado estrechos vínculos entre hacer ejercicio y beber alcohol.  La cuestión es que se trataba de estudios pequeños o basados en informes casuales.  Para este nuevo estudio, los investigadores  recurrieron a datos más objetivos sobre decenas de miles de adultos estadounidenses. Todos formaron parte del extenso y en curso Estudio Longitudinal del Centro Cooper, que analiza la salud cardiovascular y su relación con varios factores de comportamiento y otras afecciones médicas.

⇒Lee esto también:  Cómo mantenerse motivado para hacer ejercicio durante las fiestas navideñas 

Resultados en hombres y mujeres

Como en estudios anteriores, cuanto más en forma estaban las personas, más tendían a beber.

Las mujeres que estaban más en forma tenían aproximadamente el doble de probabilidades de ser bebedoras moderadas que las mujeres con baja capacidad aeróbica. Beber con moderación significaba que las mujeres bebían entre cuatro y siete vasos de cerveza, vino o licores en una semana normal.

Por otra parte, los hombres más en forma tenían más del doble de probabilidades de ser bebedores moderados (hasta 14 bebidas por semana) que los hombres que estaban menos en forma.

Los investigadores consideraron los hábitos de ejercicio informados por las personas y los ajustaron por edad y otros factores que podrían haber influido en los resultados. Y las probabilidades se mantuvieron consistentemente más altas.

Los hombres en forma y algunas mujeres también tenían una probabilidad ligeramente mayor de ser bebedores empedernidos. Esto se definió como tomar ocho o más bebidas alcohólicas semanales para las mujeres y 15 o más para los hombres, que sus pares menos en forma.

Curiosamente, las mujeres en forma que bebían en exceso a menudo informaron preocupaciones sobre su nivel de ingesta de alcohol, mientras que los hombres en forma en esa categoría rara vez lo hicieron.

⇒Lee esto también: Correr 10 minutos estimula la función cerebral y mejora el estado de ánimo, según un estudio

Implicación del consumo de alcohol en el ejercicio

Ahora bien. ¿qué implican estos resultados para las personas que hacen ejercicio con regularidad a la hora de mantenerse en forma?

Si bien los resutlados  muestran claramente que el estado físico y el aumento de la bebida van de la mano,  los investigadores dicen que la mayoría de las personas probablemente no asocian la actividad física y la ingesta de alcohol como comportamentos vinculados. Por lo tanto, las personas que hacen ejercicio deben ser conscientes de su consumo de alcohol,  e incluso realizar un seguimiento de la frecuencia con la que beben cada semana.

Los médicos y los científicos no pueden decir con certeza cuántas bebidas podrían ser demasiadas para la salud y bienestar. Es más, es probable que el total difiera para cada uno de nosotros.

Por supuesto, este estudio tiene límites. En su mayoría involucró a estadounidenses con buena posición económica y blancos, y mostró solo una asociación entre el estado físico y la ingesta de alcohol, y no que uno cause el otro. Tampoco explican por qué el ejercicio  puede conducir a un exceso de alcohol, o viceversa.

⇒Lee esto también: Qué le pasa a tu cuerpo cuando te empachas durante las fiestas

Haz ejercicio y gana premios con el #RetoPuntoSeguro

Al contratar un seguro de vida o un seguro de salud en PuntoSeguro.com puedes participar en el #RetoPuntoSeguro, el programa que premia a los asegurados  solamente por mantener un estilo de vida activo. Supera los retos mensuales y consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida o tu seguro de salud.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

About Eva María Rodríguez

Redactora web y creadora de contenidos digitales especializada en seguros y finanzas, así como en deporte y vida saludable. Colabora con PuntoSeguro desde 2014.
This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.