Los microbios intestinales pueden aumentar la motivación para hacer ejercicio, según un estudio

Los microbios intestinales pueden aumentar la motivación para hacer ejercicio, según un estud

¿Necesita motivación para hacer ejercicio? Parece que mantenerse en forma realmente es un instinto visceral, según un estudio. Los investigadores descubrieron que ciertos microbios intestinales pueden aumentar la motivación para hacer ejercicio. Lo vemos en este artículo.

⇒Lee esto también: El intestino puede ser la clave para la salud cardiovascular

Microbios intestinales y motivación para hacer ejercicio, una combo muy efectivo

El equipo de investigadores explicó que algunas especies de bacterias que viven en el intestino activan los nervios para promover el deseo de hacer actividad física.

El estudio en ratones revela que la “vía del intestino al cerebro” explica por qué algunas bacterias aumentan nuestro rendimiento en el gimnasio.

Los autores del estudio descubrieron que las diferencias en el rendimiento de carrera mostraban una conexión con la presencia de ciertas especies de bacterias intestinales, especialmente entre los ratones de mayor rendimiento.

Los investigadores rastrearon el efecto a pequeñas moléculas llamadas metabolitos que producen las bacterias. Estos metabolitos estimulan los nervios sensoriales en el intestino, mejorando su actividad en la región del cerebro que controla la motivación durante el ejercicio.

“Si podemos confirmar la presencia de una vía similar en los humanos, podría ofrecer una forma efectiva de aumentar los niveles de ejercicio de las personas para mejorar la salud pública en general”; dicen los investigadores.

⇒Lee esto también: ¿Podrían las bacterias intestinales hacer más agresivo el cáncer de mama?

Dos microbios intestinales pueden ser clave para la motivación del ejercicio

El equipo realizó una amplia búsqueda de factores que determinan el rendimiento durante la actividad física. Registraron las secuencias del genoma, las especies de bacterias intestinales, los metabolitos del torrente sanguíneo y otros datos de ratones genéticamente diversos. Luego, los investigadores midieron la cantidad de rueda voluntaria que los animales hacían diariamente, así como su resistencia durante estas sesiones.

Luego, el equipo analizó los datos utilizando técnicas de aprendizaje automático, buscando rasgos en cada ratón que pudieran explicar sus diferencias considerables en el rendimiento de carrera.

Los resultados revelaron sorprendentemente que la genética parece explicar solo una pequeña parte de las diferencias de rendimiento. Mientras tanto, mientras que las diferencias en las poblaciones de bacterias intestinales parecían ser “sustancialmente” más importantes.

El equipo descubrió que dar a los ratones antibióticos de amplio espectro para deshacerse de sus bacterias intestinales saludables reducía a la mitad su rendimiento al correr. F

Finalmente, el equipo también descubrió que dos especies bacterianas parecen tener una fuerte conexión con un mejor rendimiento: Eubacterium rectale y Coprococcus eutactus  Producen metabolitos conocidos como amidas de ácidos grasos (FAA).

⇒Lee esto también: El ejercicio aumenta el bienestar al mejorar la salud intestinal

Microbios intestinales sanos vinculados al centro de recompensa del cerebro

Coprococcus eutactus estimula los receptores llamados receptores endocannabinoides CB1 en los nervios sensoriales incrustados en el intestino, que se conectan al cerebro a través de la columna vertebral. La estimulación de los nervios cubiertos por el receptor CB1 provoca un aumento en los niveles del neurotransmisor dopamina durante el ejercicio. Esto tiene lugar en una región del cerebro llamada cuerpo estriado ventral.

Los investigadores explican que el cuerpo estriado es un “nodo crítico” en la red de motivación y recompensa del cerebro. Los autores del estudio concluyen que la dopamina adicional en esta región durante el ejercicio aumenta el rendimiento al reforzar el deseo de una persona de hacer ejercicio.

“Esta vía de motivación del intestino al cerebro podría haber evolucionado para conectar la disponibilidad de nutrientes y el estado de la población de bacterias intestinales con la preparación para participar en una actividad física prolongada”; dicen los investigadores. Según ellos, esta línea de investigación podría convertirse en una rama completamente nueva de la fisiología del ejercicio.

Los investigadores dicen que sus hallazgos abren muchas nuevas vías de investigación científica. Ahora están planeando más estudios para confirmar la existencia de la vía del intestino al cerebro en humanos. Los investigadores creen que la exploración de la vía también podría generar formas más fáciles de modificar la motivación y el estado de ánimo en áreas como la adicción y la depresión.

Estudio se publicó en la revista Nature a mediados de diciembre de 2022.

⇒Lee esto también: El ejercicio ayuda a combatir el envejecimiento: lo que dice la ciencia

Descubre PuntoSeguro Fit

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Contratando tu seguro de vida con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro Fit.

Además de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

About Eva María Rodríguez

Redactora web y creadora de contenidos digitales especializada en seguros y finanzas, así como en deporte y vida saludable. Colabora con PuntoSeguro desde 2014.
This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.