Cómo prevenir infecciones por coronavirus

Cómo prevenir infecciones por coronavirus

La emergencia sanitaria provocada por el coronavirus ha hecho que todo tipo de instituciones compartan información relativa a cómo prevenir el contagio.  En este artículo recogemos las recomendaciones más importantes para prevenir infecciones por coronavirus.

Medidas para prevenir infecciones por virus respiratorios

Las medidas recomendadas por los especialistas para prevenir infecciones por virus respiratorios, como el que provoca el coronavirus, son bien sencillas. Las vemos a continuación:

Higiene de manos

Para una buena higiene de manos se recomienda usar agua y jabón líquido, así como usar preparados de base alcohólica.

Lavarse las manos con agua y jabón permite eliminar la suciedad visible. Pero hay que hacerlo bien, frotándose durante al menos 40 segundos y aclarándose bien con agua limpia. Así que coge el jabón, cierra el grifo y canta o tarera tu canción favorita hasta el estribillo, por lo menos.

Hay otra opción mucho más fácil y rápida,  es el uso de preparados de base alcohólica, habitualmente en forma de gel. La fricción de las manos con soluciones alcohólicas es más
rápida y te permite tener las manos limpias en cualquier sitio. Estos preparados deben contener al menos un 60% de alcohol.

Cuando proceder al lavado e higienizado de manos

Como hemos dicho, para prevenir infecciones por virus respiratorios, como el que provoca el coronavirus, hay que tener siempre las manos bien limpias.

Por ello, debes lavarte las manos con agua y jabón y/o usar un preparado higienizante:

  • siempre que tengas suciedad visible en las manos
  • antes de salir de casa y cuando vuelvas
  • después de estar en contacto con algo que puedan haber tocado otras personas
  • antes de ponerte guantes
  • antes de tocar cualquier cosa que le vayas a dar a otra persona
  • antes de ingerir cualquier alimento
  • antes de tocarte la cara, especialmente la boca, la nariz y los ojos.

Reducir la exposición al riesgo

Las personas especialmente vulnerables, como las personas mayores y las que presentan patologías previas, deberían reducir la exposición al riesgo reduciendo al mínimo sus interacciones sociales.

Es especialmente importante tener cuidado con los niños, ya que, aunque parece que no desarrollan la enfermedad, sí que pueden transmitirla. Esto es especialmente peligroso, ya que, al no presentar síntomas, pueden “parecer inofensivos”. Lo mismo ocurre con las mascotas.

Otras medidas

  • Tápate la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y luego tirarlo a la basura.
  • Limpia  y desinfecta los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente.
  • Las mascarillas no sirven para pacientes sanos. Por ello, solo deben usarlas los pacientes contagiados.
  • En épocas de riesgo, evita las aglomeraciones (no solo es cuestión del número de personas, sino de lo cerca que estén unos de otros y del contacto que se produzca).
  • Si notas los síntomas, antes de acudir al médico, primero llama por teléfono al número habilitado en tu comunidad, para que te den instrucciones.

Ante todo, responsabilidad

Ante una situación como esta es necesario hacer una llamada a la responsabilidad. No tener miedo al peligro no nos libra de él. Y no solo es cuestión de cómo te puede afectar a ti, sino también de cómo puede afectar a los demás. En este barco vamos todos y entre todos debemos mantenerlo a flote.

 

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.