Mascarillas y Covid-19: ¿son útiles las mascarillas para prevenir el contagio del coronavirus?

mascarillas para prevenir el contagio del coronavirus

Se ha hablado mucho sobre las mascarillas y la Covid-19. ¿Realmente son útiles las mascarillas para prevenir el contagio del coronavirus? ¿Hay que llevar mascarilla por la calle? ¿Qué mascarillas hay que usar? ¿Sirven de algo las mascarillas caseras? 

En los países asiáticos son poco menos que obligatorias, pero parece que en Europa hay diversidad de opiniones. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) solo la recomienda para las personas enfermas o para sus cuidadores.

Lo que dice la OMS sobre el uso de mascarillas para prevenir el contagio del coronavirus

La OMS aconseja que solo las personas que presenten síntomas deben usar mascarilla quirúrgica (la más sencilla). Estas mascarillas sirven para no contagiar a otros.

Las personas que cuiden de una persona enferma deben usar mascarillas con filtro ( FFP2 o FFP3). Estas sí que evitan que el virus entre al sistema respiratorio y, por lo tanto, evitan el contagio por vía respiratoria.

Además, la OMS recuerda que las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón.

Si usas mascarilla, úsala bien

Las mascarillas hay que saber usarlas para que realmente ofrezcan algo de protección. Además de lavarse bien las manos o usar un desinfectante, es necesario cambiar la mascarilla a menudo (en cuanto esté húmeda) y no reutilizar las de un solo uso. Además, la mascarilla tiene que cubrir bien la cara en el área de la nariz y la boca.

Por otra parte, hay que evitar tocar la mascarilla mientras la usas. En caso de tocarla, hay que lavarse o desinfectarse las manos inmediatamente. Por último, hay que quitársela sin tocar la parte delantera. Si la mascarilla es de un solo uso, hay que desecharla. No olvides lavarte las manos a continuación en cuanto te quites la mascarilla y/o la tires.

Si te preguntas si debes usar mascarilla o no, cada vez son más las voces que se alzan diciendo que es más que recomendable, a no ser que estés completamente seguro de no estar contagiado.

Mascarillas higiénicas para la prevención de contagios (de venta en farmacias)

El Gobierno ha establecido una serie de medidas excepcionales para garantizar el acceso de la población a los productos recomendados para la prevención de contagios por el COVID-19. Entre ellas están las condiciones que deben reunir las mascarillas higiénicas, así como la información que deben incluir el etiquetado.

Según informa la OCU, estas mascarillas higiénicas deben incluir los datos del fabricante y su denominación, así como el periodo de uso recomendado y si son de un solo uso o reutilizables. Por otra parte, si la mascarilla se vende no envasada, esta debe incorporar la información en una etiqueta sobre el propio producto o en un documento que lo acompañe  (el cual debe ser suministrado al comprador).

En cuanto a las mascarillas quirúrgicas y al resto de mascarillas de uso sanitarios, daba la escasez de las mismas, desde diversas entidades recomiendan que solo se usen en el caso de que sea realmente necesario (personas con síntomas o que cuiden a personas enfermas o sospechosas de estar contagiadas).

En este punto, cabe preguntarse: ¿sirven las mascarillas caseras para prevenir el contagio por coronavirus?

Mascarillas caseras y coronavirus: aclaraciones

Los estudios que se han hecho sobre mascarillas caseras exponen que, aunque por lo general no son tan eficaces, llevarlas es mejor que no llevar nada y algo hacen. Eso sí, siempre y cuando se mantengan el resto de medidas, como el distanciamiento social y las medidas de higiene.

No obstante, la eficacia o no de las mascarillas caseras también depende de si cubre bien la zona de la nariz y la boca así como del material del que estén fabricadas. Y, por su puesto, de si se ponen y se quitan adecuadamente y si se lavan y planchan de manera que queden bien desinfectadas.

Un estudio ha encontrado que una capa de una sábana de algodón combinada con dos capas de gasa de poliéster-spandex (tejido usado en vestidos de noche) filtra la mayoría de las partículas de aerosol (80-99%, dependiendo del tamaño de partícula), con un rendimiento cercano a la mascarilla N95 (equivalente a la FFP2). Además, la sustitución de la gasa de poliéster por seda natural o franela, o por una colcha de algodón con guata de algodón y poliéster también produjo resultados similares.

Por otra parte, un estudio de 2013 de la Universidad de Cambridge sobre mascarillas caseras para la protección en caso de una hipotética pandemia de gripe encontró que  las mascarillas caseras redujeron significativamente el número de microorganismos liberados, aunque con una eficacia tres veces inferior a la de las quirúrgicas. Las más eficaces fueron las fabricadas con bolsas para aspiradora (86%), trapos de cocina (73%) y mezcla de algodón (70%).

Los materiales menos eficaces  contra los virus fueron las bufandas (49%), las camisetas 100% algodón (51%) y la seda (54%).

Al margen de la investigación, otro tejido que se está utilizando mucho y que parece dar muy bueno resultados es el tejido no tejido TNT. Este material se puede encontrar en diversos productos de uso cotidiano. No obstante, estamos hablando de mascarillas y materiales no homologados.

¿Sensación de falsa seguridad con mascarillas caseras?

Un debate que está teniendo lugar es la falsa seguridad que da llevar mascarillas caseras. Muchas de ellas están confeccionadas con tejidos poco tupidos o poco apropiados y no ajustan bien a la cara. Por no hablar de la cantidad de “entendidos” que recomiendan hacerlas de tal o cual manera. En la parte contrario están los que hablan “efecto placebo”, más que de protección real.

Tampoco hay que olvidar el hecho de que la mascarilla casera también debe ser colocada y retirada de manera correcta y lavada e higienizada correctamente. De hecho, si no se usan de manera adecuada pueden suponer un riesgo mayor.

Más información

Lee estos artículos para obtener más información actualizada:

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.