¿Dietas milagro para perder peso? No dejes que te tomen el pelo

dietas milagro

Las dietas milagrosas pueden ser dañinas para tu organismo. ¿Tomas las precauciones necesarias para asegurar tu bienestar con los alimentos que consumes? Estas dietas prometen resultados rápidos y efectivos sin que tengas que hacer mucho. Por ese moitvo muchas personas optan por usarlas para alcanzar su peso ideal. Lo que quizás no sepan es que este tipo de pérdida de peso puede ser muy perjudicial para el organismo.

⇒Lee esto también: El entrenamiento de fuerza puede quemar grasa al igual que los ejercicios cardiovasculares o aeróbicos

¿Qué son las dietas milagro?

Las dietas milagro son aquellas que te aseguran que perderás muchos kilos en una semana a base de comer piña y pomelo o de evitar hidratos de carbono.

Estas dietas no tienen nada de milagrosas y si de peligrosas, especialmente para tu propia salud. Para perder peso no hay otra manera que armarse de paciencia y de disciplina. No existen atajos para ello.

Existen muchos tipos, desde la polémica Dieta Dukan hasta la fantasiosa Dieta de la Luna, todas ellas perjudiciales.

⇒Lee esto también: Qué tener en cuenta para perder peso

¿Qué problemas tienen las dietas milagro?

Acabaría antes haciendo la pregunta opuesta porque tienen muchos problemas.

El más notable es que las dietas milagro carecen de ningún tipo de base empírica. ¿Alguien puede presentar un estudio de que comer pomelo durante toda una semana produce la pérdida de peso de manera saludable?

Es importante remarcar lo de saludable, porque este tipo de dietas tienen muy pocas calorías por lo que la pérdida de peso está asegurada a costa de tu salud. Pero no es más que una ilusión porque las dietas milagro no se pueden mantener durante mucho tiempo y, una vez se vuelve a la normalidad, el peso vuelve a aumentar. Añado que el peso que se pierde tan rápido suele corresponder también al músculo por lo que tu cuerpo termina realmente debilitado.

Cuando se pone en juego algo tan importante como la salud es fundamental aportar pruebas científicas.

Otro de los problemas es la eliminación de nutrientes que, según los creadores de las dietas milagro, impiden la pérdida de peso. Carbohidratos y grasas desaparecen en un gran número de estas absurdas dietas. Sus creadores se olvidan que los carbohidratos son la gasolina del cuerpo y de que las grasas cumplen una función de protección de determinados órganos y son una fuente de calor para el organismo.

Además, las dietas milagro son genéricas y se aplican igual a la persona que pesa 80 kilos y trabaja en una oficina que al obrero que pasa 8 horas al día cargando ladrillos. El problema aquí es evidente, las dietas siempre tienen que ser personalizadas. Cada caso es único por lo que no se puede extrapolar una dieta cualquiera a otra persona.

Para terminar, algunas dietas milagro son también peligrosas para tu bolsillo. No solo prohíben determinados alimentos sino que promueven la compra de productos propios. Por si fuera poco sus creadores no tiene reparos de vender libros con una calidad científica cuestionable.

Si de verdad quieres perder peso ponte en manos de un nutricionista cualificado y evita la vida sedentaria. Ninguna dieta que encuentres por Internet te será de utilidad.

⇒Lee esto también: ¿El ejercicio realmente puede ayudar a perder peso?

Otros inconvenientes de las dietas milagro

Tienes que tener en cuenta los siguientes inconvenientes de las idetas milagro:

  • Efectos de rebote. El mayor problema de las dietas milagrosas es el efecto rebote. Esto quiere decir que, tras completar esta dieta, recuperarás todo el peso que has perdido. Además, en la mayoría de los casos, recuperas más peso del que realmente perdiste. Esto se debe principalmente a que tu cuerpo actúa como una especie de espacio de almacenamiento; tiene memoria.  Cuando sigues una dieta milagro, absorbes muy pocos nutrientes  Es por eso que el cuerpo necesita agotar sus reservas para funcionar correctamente.
  • Cambios de humor. Durante una dieta milagro, es común tener cambios de humor. Estos provienen del agotamiento y el hambre. Como no le estás dando a tu cuerpo los nutrientes que necesita, este se sentirá débil, cansado y como si tuviera poca energía. Además, una vez completada la dieta, si se produce el efecto rebote, surgirán nuevas emociones, como baja autoestima y derrota.
  • Malos hábitos alimenticios.   Los hábitos adecuados nos permitirán alcanzar nuestras metas porque la clave es tener una actitud positiva en todo momento. Pero las dietas milagro hacen exactamente lo contrario. Los hábitos que crean  pueden ser muy perjudiciales para la salud.
  • Falta de nutrientes. La mayoría de las dietas milagrosas se centran en un alimento específico o en un grupo de alimentos. Excluyen el resto que no se debe comer para lograr los objetivos deseados. No comer un grupo específico de alimentos puede tener consecuencias graves, como anemia, presión arterial baja, niveles bajos de azúcar en la sangre o mareos.

⇒Lee esto también: ¿Cuánto ejercicio de fuerza tengo que hacer para adelgazar?

Únete al #RetoPuntoSeguro

Recuerda que con  PuntoSeguro, tu actividad física tiene precio. Al contratar un seguro de vida o un seguro de salud en PuntoSeguro.com puedes participar en el #RetoPuntoSeguro, el programa que premia a los asegurados  solamente por mantener un estilo de vida activo. Supera los retos mensuales y consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida o tu seguro de salud.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to ¿Dietas milagro para perder peso? No dejes que te tomen el pelo

  1. Pingback: Ayuno intermitente: qué es y que beneficios tiene para tu salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.