¿Puede el ejercicio ayudar a controlar el reflujo ácido?

¿Puede el ejercicio ayudar a controlar el reflujo ácido?

El reflujo ácido se produce cuando el ácido gástrico sube hasta alcanzar el esófago, provocando un fuerte ardor conocido como acidez. Esto puede ser realmente molesto para quienes lo sufren a diario. El ejercicio intenso puede ser perjudicial, pero algunos ejercicios concretos pueden ayudar a mantener la acidez bajo control. A continuación, veremos qué ejercicios ayudan a controlar el reflujo ácido.

⇒Lee esto también:¿Se puede correr de forma segura con dolor de espalda?

Los ejercicios que ayudan a controlar el reflujo ácido

Es importante tener en cuenta que, si bien los factores que provocan el reflujo ácido son generalmente comunes a todos los seres humanos, cada persona es única y diferente. Lo que puede provocar la sensación de acidez en unos, puede no provocarla en otros. Es muy importante tomar nota de cuáles de nuestras rutinas intensifican los síntomas, y cuáles los calman. Algunos alimentos en particular suelen generar reflujo ácido, así como algunos ejercicios intensos de alto impacto.

Entonces, ¿debo dejar de ejercitarme para evitar la acidez? No, pero es importante reconocer qué tipos de ejercicios sí pueden realizarse, y estar dispuestos a modificar nuestras rutinas de entrenamiento.

Ejercicios como correr, saltar la soga, practicar ciclismo, entre otros, no son aconsejables si tendemos a tener reflujo ácido. Ejercicios como caminar, hacer natación o yoga, resultan más adecuados por ser de bajo impacto.

Asimismo, existen algunos ejercicios prácticos y sencillos que consiguen aplacar el reflujo, estirando la caja torácica y el esternón:

  • Coloca dos sillas enfrentadas una con la otra, separadas de manera que pueda tocarlas con las manos. Debes arrodillarte en medio de ambas y estirar los brazos hasta ubicar las manos sobre las sillas. Tu espalda debe quedar por debajo del nivel de los brazos. Empuja el torso hacia abajo para sentir que se estira el pecho y los hombros. Debes mantener esta posición durante 3 minutos.
  • Con la espalda derecha, inspira profundo y sopla con fuerza hasta agotar el aire en sus pulmones, tapa tu nariz y boca e intenta inspirar con fuerza. Luego vuelva a respirar normalmente. Este ejercicio ayuda a relajar los músculos del pecho.

Recuerda que es importante beber grandes cantidades de agua durante nuestra rutina de ejercicios, dado que el agua limpia el esófago y calma los síntomas.

⇒Lee esto también: ¿Puedo hacer ejercicio si tengo hernia discal?

¿Mantenerme delgado puede evitar que tenga reflujo ácido?

Mantenernos delgados y saludables es importante para tener una mejor calidad de vida en general. No solo nos sentiremos más livianos y ágiles, sino que podremos prevenir patologías graves, como la diabetes de tipo II o los problemas cardíacos. Esto ya lo sabemos, pero para aquellos que sufren de reflujo ácido, mantenerse en un peso bajo es indispensable.

Una persona con un mayor índice de masa corporal (IMC) es más propensa a desarrollar reflujo ácido que una persona con un IMC más bajo. La grasa acumulada en la región abdominal acorta la distancia entre el estómago y el esófago, empujando los ácidos gástricos hacia arriba. Mantener hábitos saludables de alimentación es imprescindible.
En los momentos previos a ejercitarnos es preferible no comer nada demasiado pesado. En lo posible, comidas ricas en carbohidratos y bajas en proteínas.

Si el reflujo ácido nos impide llevar una vida normal, debemos consultar con un médico. Existen tratamientos farmacológicos de gran efectividad que, conjuntamente con una dieta restrictiva, mantienen los síntomas aplacados y nos permiten disfrutar de nuestras actividades con total normalidad.

Con el  #RetoPunto seguro, hacer ejercicio tiene premio

Al contratar un seguro de vida o un seguro de salud en PuntoSeguro.com puedes participar en el #RetoPuntoSeguro, el programa que premia a los asegurados  solamente por mantener un estilo de vida activo. Supera los retos mensuales y consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida o tu seguro de salud.

 Otros artículos de interés

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.