Tirón muscular: qué es y cómo actuar

Tirón muscular: qué es y cómo actuar

El tirón muscular es una lesión dolorosa que ocurre cuando un músculo se estira demasiado y se rompe. También se conoce como distensión muscular. Este tipo de molestia suele ocurrir frecuentemente en uno o más de los músculos superiores de las piernas, en especial en los muslos.

⇒Lee esto también: Calistenia en casa: una rutina ideal para principiantes

Los niveles del tirón muscular

Existen tres niveles de distensiones de los músculos:

  1. De primer grado; tirón muscular leve
  2. De segundo grado: desgarro parcial del músculo
  3. De tercer grado: desgarro completo del músculo

Dependiendo del nivel de la lesión dependerá el tiempo de recuperación. Si la lesión es de primer grado puede sanar en pocos días, pero una lesión de tercer grado puede demorarse meses en sanar o necesitar cirugía para recuperarse completamente.

⇒Lee esto también: Cómo hacer correctamente las sentadillas

Principales síntomas del tirón muscular

La sensibilidad, la inflamación y un dolor constante después de una distensión de los músculos suelen ser los principales síntomas del tirón muscular. Esa es la razón por la que al intentar caminar luego de un tirón muscular suele ser muy doloroso.

Cuando el tirón en el músculo es severo se requiere el uso de muletas o inclusive un vendaje de compresión envuelto alrededor del área afectada.

Generalmente la sensibilidad y el dolor duran de dos a cinco días cuando se trata de una lesión de primer grado. Si se trata de una distensión de segundo o tercer grado la molestia puede alargarse durante algunas semanas o hasta un mes.

La aparición de hematomas en el área adolorida puede significar que el músculo sufrió un desgarro total y es probable que un fisioterapeuta o un traumatólogo se encargue de la lesión para evitar que empeore.

⇒Lee esto también:¿Cómo debo empezar a entrenar: con cardio o con ejercicios de fuerza?

Cómo aliviar los síntomas del tirón muscular

 Reposo

Es imprescindible suspender toda actividad física que genere dolor, la pierna debe permanecer inmóvil y se recomienda el uso de muletas si se necesita caminar.

 Enfriamiento

Se recomienda aplicar hielo durante unos 20 minutos al menos dos veces al día sobre el área afectada, pero teniendo mucho cuidando de no hacerlo directamente sobre la piel.

Presión

Usar vendajes compresivos sobre la zona lesionada puede aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Elevación

Para reducir la hinchazón y aumentar la irrigación sanguínea es recomendable elevar la pierna sobre una superficie cómoda y mullida.

Para combatir el dolor se puede consumir ibuprofeno o paracetamol. Estos calmantes pueden comprarse sin récipe médico y no están contraindicados.

Algo muy importante es hablar con un especialista antes de consumir cualquier analgésico fuerte si se es hipertenso, tiene problemas renales, úlceras gástricas o sufre del corazón y no exceder la cantidad prescrita.

Cuándo y cómo volver a la actividad

Cuando el dolor haya cedido lo suficiente como para flexionar la pierna se recomiendan estiramientos ligeros y actividad física suave y leve con el debido tutelaje de un médico especializado.

Poco a poco se puede aumentar la actividad física siguiendo el régimen de ejercicios de rehabilitación que indique el médico. A medida que el músculo sane y se fortalezca se agregan ejercicios.

Es crucial no exceder la actividad indicada o hacerlas demasiado rápido, esto puede provocar un nuevo tirón muscular empeorando la lesión.

⇒Lee esto también: ¿Cuánto tiempo se necesita para construir músculo haciendo ejercicio?

Nunca subestimar una recaída

Al sentirse mejor muchas veces el paciente tiende a subestimar el peligro de una recaída. Lo ideal es mantener los chequeos de rutina durante, al menos, dos semanas después del alta médica, aunque dependiendo del grado del tirón estos chequeos pueden prolongarse.

Si durante el tiempo de rehabilitación se presentan hormigueos en el área lesionada,  entumecimiento, súbito aumento del dolor, hinchazón o sencillamente la distensión no parece sanar adecuadamente como se esperaba, es recomendable llamar enseguida al médico tratante.

Con el  #RetoPunto seguro, hacer ejercicio tiene premio

Al contratar un seguro de vida o un seguro de salud en PuntoSeguro.com puedes participar en el #RetoPuntoSeguro, el programa que premia a los asegurados  solamente por mantener un estilo de vida activo. Supera los retos mensuales y consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida o tu seguro de salud.

 Otros artículos de interés

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.