Mejora la forma física de toda la familia

mejorar la forma física de toda la familia

Actividad física y una alimentación saludable son los pilares de la salud de tu familia. Nadie pone ya en duda los beneficios del ejercicio físico. Sin embargo, todos hemos pasado por épocas complicadas en las que resulta más conveniente dejar que los niños vean la tele y “no den guerra” que salir fuera y hacer ejercicio juntos. En este artículo te ofrecemos algunas ideas y consejos para mejorar la forma a toda la familia, sobre todo los más pequeños de la casa.

⇒Lee esto también: Hacer ejercicio, el mejor regalo para tus hijos

La importancia de estar físicamente activos

Estar físicamente activo y concentrarse en el buen estado físico es una prioridad importante en la vida desde la primera infancia para desarrollar hábitos saludables. El ejercicio regular y la actividad física no solo aumentan la salud física y cardiovascular, sino que también pueden mejorar el sueño, reducir el estrés, aumentar la atención y el aprendizaje, y minimizar las enfermedades.

Los hábitos y preferencias que los niños desarrollan desde la infancia y dan forma a las elecciones y comportamientos en los años venideros. Por eso es fundamental establecer buenos hábitos de actividad física cuanto antes.

Una forma de incluir el ejercicio físico en el horario es convertirlo en una actividad familiar. La actividad física diaria no solo es un objetivo saludable para todos en la familia, sino que también nos ofrece la oportunidad de pasar tiempo juntos y ofrece un excelente modelo para los niños pequeños, ya que ven a los adultos de su familia divertirse con el ejercicio junto a ellos.

⇒Lee esto también: Algunos datos de interés sobre la contratación de seguros de salud para menores

Por qué mejorar la forma física de toda la familia

Está comprobado que la falta de actividad física en los niños provoca problemas de peso, autoestima y concentración. 

Es responsabilidad de los padres velar por el bienestar de toda la familia. No podemos obviar que los factores de riesgo de sufrir enfermedades crónicas como problemas de corazón, presión arterial alta, diabetes tipo 2 y osteoporosis pueden tener sus raíces en la infancia. Mejorar la forma física de toda la familia es una buena manera de implicar a todos, grandes y pequeños. 

Existen numerosos factores que influyen en el desarrollo de los niños: los amigos, profesores, lo que ven en la tele o en las consolas. Los niños tienen una capacidad importante para copiar las conductas de sus padres. No tienes más que recordar la última vez que uno tus hijos soltó uno de tus tacos habituales delante de los abuelos. Son esponjas que absorben y copian todo lo que hacemos.

Entonces aprovechemos esta tendencia de los niños a duplicar conductas para poner en forma de una vez por todas a toda la familia. 

⇒Lee esto también: ¿Sabías que la obesidad afecta la salud del hígado, incluso en niños de 8 años?

Actividad física por edades

Realmente el tipo de actividad física conveniente varía según edades.

Los niños de 4 a 6  años son muy receptivos a los juegos no estructurados y la exploración. Buenas actividades para los niños de esta edad son correr, saltar o nadar. El juego no estructurado al aire libre o un paseo por el parque del barrio son formas de introducir a los niños pequeños a un estilo de vida activo.

A partir de los 9 años empiezan a adquirir habilidades necesarias para determinados deportes.  Los deportes de equipo son muy interesantes en esta época haciendo hincapié en la diversión por encima de la competitividad.

Los pre-adolescentes suelen estar más interesados en participar activamente en deportes competitivos de equipo.

Tanto la frecuencia como la intensidad y duración de actividades es importante. Además, hay que fomentar las actividades que ayudan a desarrollar huesos saludables como correr y saltar. Y es que la mayoría de la masa ósea se desarrolla antes y durante la pubertad.

⇒Lee esto también: Tutela y herencia: ¿qué pasa con mis hijos si yo falto?

Los padres como modelos

Como decía antes lo copian todo, entonces porque no aprovechar para hacer cambios en nuestro estilo de vida, mejorando de paso la forma física de toda la familia. Algunas ideas:

  • Incentiva a tus hijos a disfrutar de actividades físicas en familia o individualmente:
    • Caminar
    • Jugar a perseguirse
    • Bailar (a los niños les encanta ver a papa o mama haciendo el tonto bailando)
  • Encuentra tiempo para el ejercicio físico:
    • 30 minutos de ejercicio al menos 3 veces por semana
    • Un par de estos pueden ser en familia
  • Limita el tiempo delante de las pantallas de tus hijos (y de paso el tuyo propio):
    • TV
    • Videojuegos   
    • Ordenador y tablet
  • Ofrece diversas posibilidades a tu familia.
    • Encuentra deportes en equipo o individuales que se adapten a cada uno.
    • Busca también actividades que no requieran una forma física específica, como montar en bicicleta, nadar, correr o pasear por la montaña que podáis disfrutar todos juntos.
    • Busca actividades que se puedan hacer sin importar el tiempo; bicicleta estática, nadar, patinar, escalada.
    • Aprovecha para celebrar cumpleaños o fiestas con una actividad física en familia: esquiar, caminar por la montaña, voleibol, etc.

⇒Lee esto también: Hacer ejercicio durante el embarazo protege a los hijos de la obesidad

Descubre PuntoSeguro Fit

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Contratando tu seguro de vida con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro Fit.

Además de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.