Hacer ejercicio podría mejorar los síntomas y la calidad de vida de las personas con asma, según un estudio

ejercicio para el asma

El asma, una enfermedad pulmonar que incluye síntomas como sibilancias, tos y opresión en el pecho. Esto no parece muy compatible con hacer ejercicio. Sin embargo, un estudio ha encontrado que las intervenciones destinadas a promover la actividad física y el ejercicio en personas con asma podrían mejorar sus síntomas y su calidad de vida.

⇒Lee esto también: ¿Qué causa la falta de aire al caminar?

Ejercicio y asma

Los estudios muestran que el ejercicio puede ayudar a controlar los síntomas del asma; pero existen muchas barreras que se interponen en el camino de la actividad física. Una revisión sistemática realizada por investigadores de la Universidad de East Anglia publicada en The Journal of Health Psychology  en enero de 2022 analizó cómo diferentes intervenciones para promover el ejercicio en personas con asma pueden mejorar sus síntomas y calidad de vida.

«Encontramos que las intervenciones generales que promueven la actividad física tuvieron beneficios significativos en términos de aumento de la actividad física, disminución del tiempo de sedentarismo, mejora de la calidad de vida y disminución de los síntomas del asma»; explican los investigadores.

El ejercicio se asocia con una función pulmonar mejorada en personas con asma, por lo que a menudo se recomienda como parte de la rutina de atención médica. Sin embargo, algunas personas con asma todavía no hacen ejercicio, no son referidas a programas que promuevan el ejercicio, u obtienen una referencia, pero no completan el programa porque encuentran barreras diversas que se interponen en el camino.

⇒Lee esto también: ¿Cuáles son los mejores tipos de ejercicio para el asma?

Sobre el estudio

La revisión sistemática analizó 25 estudios previos diseñados para promover la actividad física y evaluar los resultados de salud en personas de 18 años o más con asma. A los participantes en estos estudios se les pidió más comúnmente que hicieran ejercicio dos o tres veces por semana durante 30 a 60 minutos, participando en actividades de entrenamiento cardiovascular y de fuerza.

La mayoría de las intervenciones de ejercicios fueron cara a cara y algunas usaron el teléfono, materiales impresos o cintas. Muchos de los estudios también incluyeron técnicas de cambio de comportamiento, como el establecimiento de metas, la planificación de acciones, el apoyo social y el autocontrol.

Los investigadores encontraron que las intervenciones que promueven la actividad física ayudaron a reducir los síntomas del asma, reducir el tiempo sedentario, aumentar el tiempo de ejercicio y mejorar la calidad de vida. Sin embargo, no hubo cambios en el control general del asma ni en el uso de medicamentos.

En muchos de los estudios, la actividad física aumentó durante el período de estudio, pero no se mantuvo.

⇒Lee esto también:  ¿Es el dolor en el pecho un síntoma de asma?

Barreras para el ejercicio

No siempre es fácil comenzar o mantener un programa de ejercicios, incluso cuando se sabe que mejora la salud. Algunas barreras a la actividad física para adultos con asma son la baja autoeficacia, el bajo acceso a instalaciones para hacer ejercicio y la creencia de que no podrán estar activos debido a su asma.

«Tradicionalmente, las intervenciones de actividad física se brindan en persona dentro de hospitales o entornos comunitarios»; explican los investigadores. Y añaden: «Las principales barreras para la aceptación y finalización de estas intervenciones incluyen viajar para asistir a las sesiones, la interrupción de las rutinas, el momento inconveniente y no ser adecuado o accesible para las personas con condiciones de salud adicionales».

Según los autores del estudio, estas barreras deben tenerse en cuenta en el desarrollo de futuras intervenciones de actividad física, a fin de brindarles a los pacientes programas personalizados en un momento y lugar convenientes para ellos.

Otra preocupación es el temor de que el ejercicio desencadene los síntomas de asma.   La esperanza es que los programas dirigidos puedan reducir este tipo de sentimientos negativos y mostrar a los pacientes cómo incorporar el ejercicio de manera segura y efectiva en sus vidas.

⇒Lee esto también:  ¿Hay que preocuparse si hay dolor en el pecho durante el ejercicio?

Superar las barreras para hacer ejercicio en caso de padecer asma

Es crucial comprender las barreras que se interponen en el camino del ejercicio para encontrar soluciones. En el estudio sobre el asma y el ejercicio, los investigadores observaron que las barreras para las sesiones de ejercicio en persona incluían instalaciones limitadas y financiación limitada. Los investigadores dicen que se deben considerar métodos alternativos para aumentar la cantidad de pacientes que pueden acceder a la ayuda y el apoyo que necesitan para aumentar sus niveles de actividad.

Según los investigadores, estos  hallazgos resaltan el uso potencial de las intervenciones digitales que tienen ventajas únicas sobre las intervenciones tradicionales en persona; siendo más accesibles y convenientes para los usuarios.

Los programas basados ​​en el hogar que no requieren ir a ningún sitio pueden ser la solución ganadora. Algunas opciones digitales incluyen reuniones en línea, citas por videoconferencias, aplicaciones y relojes inteligentes.

⇒Lee esto también: ¿Te sientes agotado y no sabes por qué? Descubre los posibles motivos de tu agotamiento

 Encontrar la motivación

En la conclusión del estudio, los investigadores recomiendan que las futuras intervenciones estén basadas en la evidencia. El objetivo es implementar técnicas y estrategias que animen a las personas a autorregular su comportamiento y las motiven a cambiar comportamientos.

⇒Lee esto también: Dolor de espalda o dorsalgia recurrente: ¿qué estás haciendo mal?

El #RetoPuntoSeguro te ayuda a estar más motivado y a trabajar para conseguir tus objetivos

Con PuntoSeguro.com, tu actividad física siempre tiene premio. Al contratar un seguro de vida o un seguro de salud en PuntoSeguro.com puedes participar en el #RetoPuntoSeguro, el programa que premia a los asegurados  solamente por mantener un estilo de vida activo. Supera los retos mensuales y consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida o tu seguro de salud.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

About Eva María Rodríguez

Redactora web y creadora de contenidos digitales especializada en seguros y finanzas, así como en deporte y vida saludable. Colabora con PuntoSeguro desde 2014.
This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.