Gases en el bebé: causas, síntomas y diagnóstico

Eva María Rodríguez |

Que un bebé tenga gases es normal. En general, es algo normal a cualquier edad. Los gases son simplemente aire en el estómago o los intestinos que no se han podido expulsar. El problema es que para algunos bebés esto parece ser muy doloroso.

Aunque muchos bebés no parecen molestos por sus gases, para otros la situación puede ser frustrante y molesta, tanto para el bebé como para sus cuidadores. Cuando un bebé no duerme bien, el llanto frecuente puede ser especialmente agotador. Sin embargo, los gases son una parte normal de la infancia que generalmente desaparecen por sí solos.

⇒Lee esto también: ¿Cubren los seguros de salud las anomalías congénitas del recién nacido?

Gases en los bebés

Cuando un bebé tiene gases se desarrollan pequeñas burbujas en su estómago o intestinos, que pueden causar presión y dolor de estómago. A muchos bebés parece que no le molestas estos gases, pero otros se muestran muy molestos.

En la mayoría de los casos, los gases en el bebé no son motivo de preocupación. Sin embargo, es importante hablarlo con el pediatra para ver si puede haber algún problema adicional o, al menos, para que dé consejos e instrucciones para gestionar el problema.

Los síntomas más comunes de gases en el bebé incluyen llanto mientras pasa el gas o poco después -especialmente si el llanto ocurre cuando el bebé no tiene hambre o está cansado-, arqueo de la espalda, acción de levantar las piernas, estómago de aspecto hinchado y salida de gases.

⇒Lee esto también: Espina bífida: causas, consecuencias y prevención

Causas de los gases en el bebé

Muchos bebés tragan aire cuando se alimentan, lo que puede causar gases, sea cual sea la forma de alimentación. Los gases aparecen cuando el aire ingresa al tracto digestivo. Llorar mucho o tener alguno problema digestivo también puede favorecer que el bebé trague aire y, por lo tanto, se desarrollen gases.

Sin embargo, aunque con menos frecuencia, los gases también pueden indicar una afección gastrointestinal, como reflujo. También pueden deberse a un tracto digestivo inmaduro, incluso a un virus gastrointestinal.

Por otra parte, la introducción de nuevos alimentos también puede provocar gases en los bebés. Esto puede ser un signo de sensibilidad a ciertos alimentos, por lo que conviene observar la reacción del pequeño así como realizar la introducción de nuevos alimentos siguiendo los criterios del pediatra.

⇒Lee esto también: Lo que debes saber para contratar un seguro de salud si estás embarazada

Cuándo acudir al médico

En general, tener gases no es una condición médica. En realidad, para la mayoría de los bebés, los gases son un síntoma temporal, aunque a veces sea doloroso.

Sin embargo, aunque no es necesario consultar al médico en casos de gases en el bebé, es importante exponer la situación al pediatra en las revisiones rutinarias. Si la situación resulta alarmante y/o hay otros síntomas, el pediatra puede que solicite diversas pruebas.

⇒Lee esto también: Preguntas frecuentes sobre seguros de salud

Descubre PuntoSeguro Fit

Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Contratando tu seguro de salud  con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro Fit.

Además de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

Buscar

Trending

La ciencia detrás de convertir grasa bl...

La búsqueda de métodos efectivos para...

Convertir grasa blanca en grasa beige
Seguros patrimoniales: seguridad y tranq...

Proteger nuestro patrimonio es esencial...

Seguros patrimoniales
Hacer ejercicio puede reducir el riesgo ...

La relación entre el ejercicio y la...

Hacer ejercicio puede reducir el riesgo de padecer ELA
¿Se puede asegurar todo?

Tal y como están las cosas en el...

se puede asegurar todo

¿Te gusta lo que lees?

Suscríbete y recibe cada nuevo post en tu email antes que nadie pinchando aquí
Síguenos en RRSS
 
CALCULAR SEGURO DE VIDA