Después de hacer ejercicio sigues quemando calorías, incluso después de una sola sesión

Después de hacer ejercicio sigues quemando calorías, incluso después de una sola sesión

¿Sabías que el ejercicio te ayuda a quemar calorías, incluso después de una sola sesión? Según un estudio de la Universidad Estatal de Oregon, las células queman más calorías después de una sola sesión de ejercicio aeróbico moderado.

Este estudio, en el que se evaluó los efectos del ejercicio en el metabolismo general, los investigadores encontraron que incluso una sola sesión de ejercicio aeróbico moderado marca la diferencia en las células de personas sedentarias.

El estudio ha sido publicado en marzo de 2021 en la revista  Medicine & Science in Sports & Exercise.

⇒Lee esto también: El ejercicio ayuda a combatir el envejecimiento: lo que dice la ciencia

Después de hacer ejercicio sigues quemando calorías

Las mitocondrias son la parte de la célula responsable del proceso biológico de la respiración, que convierte combustibles como azúcares y grasas en energía. Por ello los investigadores se centraron solo en la función de las mitocondrias.

Los investigadores encontraron que, independientemente del combustible que usen las mitocondrias para obtener energía, hubo aumentos leves en la capacidad de quemar los combustibles.

Los investigadores  reclutaron participantes que no siguen una rutina de ejercicio regular y los hicieron andar en bicicleta estática durante una hora a una intensidad moderada. Le hicieron una biopsia de sus músculos 15 minutos después para probar qué tan eficientes eran las mitocondrias después de completar el ejercicio y compararon esos resultados con un día de descanso.

Después del ejercicio, las mitocondrias de los participantes del estudio quemaron entre un 12% y un 13% más de combustible a base de grasas y entre un 14% y un 17% más de combustible a base de azúcar. Si bien los efectos no fueron drásticos, fueron consistentes.

«Es bastante notable que incluso después de solo una hora de ejercicio, estas personas pudieron quemar un poco más de combustible», dijeron los investigadores.

⇒Lee esto también: Así es como el ejercicio aumenta la eficiencia de la producción de energía muscular

Ejercicio y metabolismo

Investigaciones anteriores en el campo han establecido durante mucho tiempo que el ejercicio regular crea un cambio duradero en el metabolismo de las personas, lo que hace que sus cuerpos quemen más energía incluso cuando no están entrenando.

Estudios anteriores han analizado a personas muy entrenadas o atléticas, pero el equipo de Robinson quería observar específicamente episodios singulares de ejercicio en personas que en general estaban activas y libres de enfermedades, pero que no tenían regímenes de ejercicio estructurados. Estas personas estaban en el extremo inferior de la aptitud, que se asocia con una baja abundancia mitocondrial y producción de energía. Los participantes fueron monitoreados mientras se ejercitaban a aproximadamente el 65% de su esfuerzo máximo, donde podían mantener el ritmo de ciclismo durante una hora o más y aún mantener una conversación cómodamente.

Los investigadores esperan que estos resultados ayuden a romper la barrera mental de las personas que piensan que necesitan ser atletas de élite para que el ejercicio tenga un impacto en su salud.

⇒Lee esto también: Cuanto más en forma estés, mejor quemarás grasa, sobre todo si eres mujer

Una sola sesión de ejercicio ya ofrece beneficios para la salud

«Desde una perspectiva de salud general, es muy alentador para las personas darse cuenta de que se pueden obtener beneficios para la salud con una sola sesión de ejercicio», explican.  Y añaden: «Sabemos que el ejercicio es bueno para ti, en general. Pero esos beneficios de esa única sesión de ejercicio parecen desvanecerse después de uno o dos días. Obtiene los beneficios a largo plazo cuando hace ese ejercicio una y otra vez y hace es un hábito habitual».

En este estudio, el equipo de investigación se centró estrechamente en las mitocondrias para descubrir qué papel desempeñan las mitocondrias en la función general del metabolismo muscular. Otros estudios analizan los cambios en el flujo sanguíneo al músculo y cómo el músculo metaboliza las grasas en comparación con los azúcares.

Desde la perspectiva de la enfermedad, los investigadores dicen que está claro que la obesidad y la diabetes implican alteraciones del metabolismo. Fisiológicamente, cuando el cuerpo hace ejercicio, los azúcares tienden a quemarse primero mientras se almacenan las grasas; pero en los casos de diabetes y obesidad, hay cierta desregulación en el metabolismo que hace que el cuerpo no pueda cambiar entre los dos tipos de combustible.

El ejercicio puede ayudar a restablecer ese sistema, explican. «Dado que se queman en las mitocondrias, nuestra esperanza es que con el ejercicio podamos aumentar las mitocondrias y luego mejorar la forma en que el cuerpo quema grasas y azúcares».

Únete al #RetoPuntoSeguro

Si decides cuidarte y quemar calorías haciendo ejercicio puedes aprovechar y apuntarte al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener una importante bonificación en la renovación de tu seguro de vida.

Otros artículos de interés

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.