Ejercicio y productividad: cómo la actividad física puede mejorar tu rendimiento en el trabajo

Eva María Rodríguez |

Cada vez es más común pasar largas horas sentados en una oficina o frente a una pantalla. Esto puede afectar negativamente nuestra salud física y mental, y a su vez, a nuestra productividad laboral. A pesar de esto, muchas personas se sienten abrumadas por el ritmo acelerado de la vida moderna y encuentran difícil incorporar el ejercicio en su rutina diaria. Para muchos, hacer ejercicio no es una prioridad. Sin embargo, ejercicio y productividad están íntimamente relacionados.

No, no pierdes tienes cuando haces ejercicio. ¡Lo ganas!

En serio, el ejercicio físico no solo es importante para mantener una buena salud en general, sino que también puede mejorar significativamente la productividad en el trabajo.

Diversos estudios han demostrado que hacer ejercicio regularmente puede aumentar la agudeza mental, la capacidad de concentración y la toma de decisiones inteligentes, lo que puede dar como resultado una mayor eficacia y eficiencia en el trabajo.

En este artículo, veremos la relación entre el ejercicio físico y la productividad laboral, así como los tipos de ejercicio recomendados para mejorar el rendimiento en el trabajo.  Y algunas cosas más.

⇒Lee esto también: Ansiedad y productividad: ¿cómo lidiar con la ansiedad para ser más productivo?

Cómo el ejercicio puede mejorar la productividad laboral

¿Sabías que el ejercicio regular puede mejorar la capacidad de nuestro cerebro para funcionar a plena capacidad?

Esto puede manifestarse en una mayor capacidad de concentración, mejores habilidades para la toma de decisiones y una mayor agudeza mental en general. Estos efectos pueden traducirse en una mayor eficacia y eficiencia en el trabajo.

Además, el ejercicio físico puede reducir el estrés, lo que también puede mejorar la productividad laboral. El estrés crónico puede afectar negativamente nuestra salud física y mental, lo que puede disminuir la productividad y el rendimiento en el trabajo.  Sin embargo, el ejercicio regular puede reducir los niveles de estrés y, por lo tanto, mejorar la salud y el bienestar general, lo que a su vez puede mejorar la productividad laboral.

Cabe destacar que diferentes estudios realizados con trabajadores de oficina que hacen ejercicio con regularidad encontraron que pasar mucho tiempo sentado en el trabajo estaba relacionado con una menor productividad laboral y una disminución del bienestar mental. Los empleadores han adoptado la implementación de intervenciones de  «sentarse menos, moverse más», como escritorios de pie y ofrecer a los empleados tiempo para hacer ejercicio durante las horas de trabajo para mejorar la productividad laboral.

⇒Lee esto también: Correr 10 minutos estimula la función cerebral y mejora el estado de ánimo, según un estudio

Ejercicio, cerebro y productividad

El ejercicio físico tiene múltiples beneficios en el cerebro que pueden mejorar la productividad laboral. Algunos de los beneficios más importantes del ejercicio en el cerebro y cómo esto se relaciona con la productividad son los siguientes:

Aumento de la producción de neurotransmisores

El ejercicio físico puede aumentar la producción de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina. Estos neurotransmisores están involucrados en la toma de decisiones, la motivación, la concentración y el bienestar emocional. La dopamina, por ejemplo, está relacionada con la capacidad de concentración y la motivación, lo que puede mejorar la productividad laboral.

⇒Lee esto también: Así es como el ejercicio mejora la productividad y la función cerebral

Mejora de la circulación sanguínea y el suministro de oxígeno

El ejercicio físico puede mejorar la circulación sanguínea y el suministro de oxígeno al cerebro, lo que puede mejorar la función cognitiva. La circulación sanguínea adecuada es esencial para suministrar nutrientes y oxígeno al cerebro, lo que puede mejorar la memoria, la concentración y la toma de decisiones.

⇒Lee esto también: ¿Conoces la edad de tu corazón?

Reducción del estrés

El estrés crónico puede afectar negativamente la salud mental y física y disminuir la productividad laboral. El ejercicio físico puede reducir los niveles de estrés al aumentar la producción de endorfinas, los cuales son neurotransmisores que ayudan a aliviar la tensión y el dolor. La reducción del estrés puede mejorar la salud y el bienestar general, lo que puede mejorar la productividad laboral.

⇒Lee esto también: Así es como el estrés daña el cerebro y cómo se relaciona con el envejecimiento

Estimulación de la neuroplasticidad

La neuroplasticidad tiene que ver con la capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse. El ejercicio físico puede estimular la neuroplasticidad al aumentar la producción de factores neurotróficos, que son proteínas que ayudan a promover el crecimiento y la supervivencia de las células nerviosas. La estimulación de la neuroplasticidad puede mejorar la capacidad de aprendizaje y la memoria, lo que puede mejorar la productividad laboral.

⇒Lee esto también: ¿Eres joven? Hacer ejercicio te ayudará a mejorar el aprendizaje y la memoria

Tipos de ejercicios recomendados para mejorar la productividad

El tipo de ejercicio que realizamos puede tener un impacto significativo en nuestra productividad laboral. Los diferentes tipos de ejercicios ofrecen beneficios únicos para el cerebro y el cuerpo, y algunos ejercicios son más efectivos que otros para mejorar la función cognitiva y la productividad laboral.

Caminar

Caminar es un ejercicio de bajo impacto que se puede hacer en cualquier lugar. Estudios han demostrado que caminar aumenta la creatividad y ayuda a combatir la fatiga.

De hecho, un estudio encontró que después de caminar, los participantes aumentaron su creatividad en un 81%.

Otro estudio mostró que una caminata de 30 minutos en el almuerzo ayudó a reducir el estrés, la fatiga y a aumentar la capacidad de afrontar el trabajo.

Caminar al trabajo o dar un paseo a la hora del almuerzo es una forma barata de ejercicio que aumenta la frecuencia cardíaca y es fácil de adaptar a cualquier horario. Caminar en una cinta de correr en interiores o caminar al aire libre son beneficiosos para aumentar la productividad.

⇒Lee esto también: Beneficios de caminar 1 hora al día: no te los puedes perder

Yoga

El yoga es un ejercicio que combina respiración, meditación y movimiento. Las enseñanzas principales del yoga ayudan a mejorar la producción.

Los estudios han demostrado que los efectos positivos de practicar yoga sobre la autoestima y la motivación, a su vez, aumentan la capacidad de una persona para hacer frente al estrés.

Los participantes vieron una mayor creatividad, capacidad para resolver problemas y niveles más altos de energía.

El yoga es un ejercicio de bajo impacto que se puede hacer en cualquier lugar con una colchoneta. Incluso una sesión corta de yoga de 10 a 15 minutos al día puede aumentar la concentración y la productividad.

⇒Lee esto también: El yoga, junto con el ejercicio regular, mejora la salud del corazón

Ejercicio aeróbico de baja intensidad

El ejercicio aeróbico de baja intensidad es mejor que el ejercicio aeróbico intenso para aumentar la productividad.

Los estudios muestran que los síntomas de fatiga de las personas son más altos cuando se realiza ejercicio intenso y son más bajos con entrenamientos de ejercicio de baja intensidad.

El ejercicio de baja a moderada intensidad es clave para un entrenamiento orientado a la productividad.

El ejercicio aeróbico de baja intensidad incluye caminar, andar en bicicleta, nadar, bailar y otros ejercicios cardiovasculares de baja intensidad. Estos ejercicios pueden realizarse durante períodos cortos o largos y pueden adaptarse a cualquier horario.

⇒Lee esto también: El ejercicio de baja intensidad a diario es bueno para la salud

Ejercicios de entrenamiento de fuerza

Los ejercicios de entrenamiento de resistencia con pesas son un ejercicio popular en el gimnasio. Los estudios demuestran que la combinación de ejercicios aeróbicos y ejercicios de resistencia aumenta la función cerebral. Los ejercicios de entrenamiento de fuerza pueden mejorar la concentración, la memoria y la toma de decisiones.

Los ejercicios de entrenamiento de fuerza incluyen levantamiento de pesas, flexiones, abdominales y otros ejercicios que implican la resistencia. Estos ejercicios pueden hacerse en casa o en el gimnasio y se pueden adaptar a cualquier nivel de habilidad.

⇒Lee esto también: Beneficios del entrenamiento de fuerza: ganar masa muscular es mucho más que ponerse cachas

Descubre PuntoSeguro Fit

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable.

Contratando tu seguro de vida con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro Fit. Además de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

Buscar

Trending

¿Cuántos seguros de salud puede contra...

Tal vez no se te haya dado el caso,...

¿Cuántos seguros de salud puede contratar una persona
El ejercicio vigoroso puede preservar la...

La hipertensión es un problema de...

Ejercicio vigoroso y cognición en personas con hipertensión
¿Qué es el doble y triple capital por ...

¿Sabes en qué consisten las...

Cobertura de doble y triple capital en los seguros de vida
Cómo y por qué mejorar el equilibrio p...

El equilibrio es una habilidad...

Cómo y por qué mejorar el equilibrio para prevenvir caídas, tengas la edad que tengas

¿Te gusta lo que lees?

Suscríbete y recibe cada nuevo post en tu email antes que nadie pinchando aquí
Síguenos en RRSS
 
CALCULAR SEGURO DE VIDA