Así es como el estrés daña el cerebro y cómo se relaciona con el envejecimiento

Así es como el estrés daña a el cerebro y cómo se relaciona con el envejecimiento

La vida moderna puede ser muy estresante, y el estrés crónico puede tener un impacto negativo en nuestra salud tanto física como mental. Pero ¿sabías que el estrés también puede dañar el cerebro y contribuir el proceso de envejecimiento?

Según los expertos, el estrés crónico puede acelerar el proceso de envejecimiento del cerebro y aumentar el riesgo de padecer enfermedades como la demencia y el Alzheimer. Además, el estrés también puede afectar negativamente la memoria y el aprendizaje, y puede contribuir al deterioro de la salud mental.

⇒Lee esto también: ¿Cuáles son los mejores tipos de ejercicio físico para reducir el estrés?

El estrés puede dañar el cerebro y está relacionado con el envejecimiento

El estrés es una reacción natural del organismo ante cualquier situación que se perciba como peligrosa o amenazante. Es una respuesta a factores físicos, psicológicos o ambientales y puede experimentarse tanto de forma positiva como negativa.

Cuando el cuerpo percibe un peligro, responde liberando hormonas como la adrenalina y el cortisol, que preparan al organismo para actuar. Esta respuesta nos ayuda a hacer frente a situaciones difíciles, pero si el estrés es demasiado intenso puede tener un impacto negativo en nuestra salud física y mental.

De hecho, aunque el estrés puede ser útil para motivarnos a hacer frente a los desafíos de la vida, el estrés crónico puede tener un efecto negativo en la salud.

Investigaciones recientes han demostrado que el estrés crónico puede afectar negativamente la estructura y función del cerebro, especialmente en las áreas del hipocampo y el córtex prefrontal. Estas áreas son fundamentales para la memoria y la toma de decisiones, y su deterioro puede contribuir a los problemas cognitivos asociados con el envejecimiento. Además, cuando el estrés se prolonga, la producción de cortisol aumenta, lo que puede provocar una mala salud mental.

Según explica Carlos Dotti en una entrevista con Infosalus, catedrático de Procesos fisiológicos y patológicos del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y profesor titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con el estrés se producen una serie de cambios a nivel bioquímico en nuestro cuerpo que nos permiten mejorar ante situaciones de amenaza o de riesgo. “Es un sistema de defensa”, asegura.

⇒Lee esto también: Correr ayuda al cerebro a evitar los efectos del estrés crónico

Cómo afecta el cortisol al cerebro

El cortisol es una hormona producida por las glándulas suprarrenales que se libera en respuesta al estrés. Aunque es necesario en ciertas cantidades, el cortisol en exceso puede tener un impacto negativo en el cerebro y en la salud en general.

Cuando estamos bajo estrés, el cuerpo libera cortisol para ayudarnos a enfrentar la situación. Esto puede aumentar la presión arterial y el ritmo cardíaco, aumentar la energía y mejorar la memoria a corto plazo. Sin embargo, si estamos expuestos a niveles elevados de cortisol durante períodos prolongados de tiempo, esto puede tener efectos negativos en el cerebro.

El cortisol en exceso puede afectar la formación y la conectividad de las células cerebrales, especialmente en áreas del cerebro involucradas en el aprendizaje y la memoria. Además, el demasiado cortisol también puede contribuir al deterioro de la salud mental, dando lugar a proceso de depresión y de ansiedad.

⇒Lee esto también: ¿Quieres alargar tu esperanza de vida? Empieza a moverte

Cómo afecta el cortisol al envejecimiento

A medida que envejecemos, se producen cambios fisiológicos en nuestro organismo que pueden hacernos más propensos al estrés. Los cambios hormonales relacionados con la edad pueden hacer que nuestros niveles de glucosa fluctúen, provocando una disminución de la energía y un aumento de la fatiga.

Ciertos procesos fisiológicos que antes eran eficientes empiezan a ralentizarse, lo que aumenta el riesgo de sufrir problemas relacionados con el estrés, como depresión, ansiedad y pérdida de memoria. Además, el estrés crónico se ha relacionado con un aumento de la producción de glucosa en el organismo. Si no se controla, puede provocar diabetes y otros problemas de salud graves.

Por lo tanto, es importante que las personas mayores estén atentas a sus niveles de estrés para poder mantener un estilo de vida saludable y disfrutar de la vida a medida que envejecen.

⇒Lee esto también: Comer más frutas y verduras está relacionado con menos estrés, según un estudio

El estrés no siempre es negativo, pero hay que tener cuidado con el estrés crónico

El estrés es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones estresantes, y puede ser útil a corto plazo para ayudarnos a enfrentar los desafíos de la vida. De hecho, el estrés a corto plazo puede tener efectos beneficiosos, como aumentar la energía y la concentración, y mejorar la memoria a corto plazo.

Sin embargo, el estrés crónico puede tener un impacto negativo en la salud y en el envejecimiento, ya que puede aumentar los niveles de cortisol en el cuerpo y dañar el cerebro y el cuerpo en general. Por eso es importante encontrar maneras efectivas de manejar el estrés para evitar que se convierta en crónico y dañino para la salud.

⇒Lee esto también: Algunos tipos de estrés podrían ser buenos para el funcionamiento del cerebro

Maneras efectivas de manejar el estrés para evitar que el cortisol y el estrés

Algunas formas efectivas de manejar el estrés son las siguientes:

  • Hacer ejercicio con regularidad
  • Dormir lo suficiente
  • Comer de manera saludable
  • Hacer actividades relajantes
  • Aprender a decir “no” y prioriza lo que de verdad es importante para ti.

Es importante recordar que cada persona es diferente y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Prueba diferentes técnicas y encuentra lo que funciona mejor para ti para manejar el estrés de manera efectiva.

⇒Lee esto también: Así es como el ejercicio fortalece la resistencia del cerebro al estrés

Comentarios finales

El estrés crónico puede acelerar el proceso de envejecimiento del cerebro y aumentar el riesgo de padecer enfermedades como la demencia y el Alzheimer. Además, el estrés también puede afectar negativamente la memoria y el aprendizaje, y puede contribuir al deterioro de la salud mental.

Sin embargo, los expertos también señalan que el estrés no es necesariamente malo, ya que puede ser una respuesta natural del cuerpo ante situaciones estresantes y puede incluso tener algunos efectos beneficiosos a corto plazo. Lo importante es encontrar maneras efectivas de manejar el estrés para evitar que se convierta en crónico y dañino para la salud. Algunas formas de hacerlo incluyen hacer ejercicio regularmente, dormir lo suficiente, comer de manera saludable y hacer actividades relajantes como la meditación.

⇒Lee esto también: El ejercicio aeróbico puede retrasar y mejorar los síntomas de Alzheimer

Descubre PuntoSeguro Fit

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Contratando tu seguro de vida con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro Fit.

Además de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

About Eva María Rodríguez

Redactora web y creadora de contenidos digitales especializada en seguros y finanzas, así como en deporte y vida saludable. Colabora con PuntoSeguro desde 2014.
This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.