¿Qué seguros están pensados para empresas? La mejor protección para tu negocio

seguro de empresas

¿Tienes un negocio? ¿Eres un trabajador por cuenta propia? Si has respondido sí a alguna de estas dos cosas, entonces debes familiarizarte cuanto antes con los seguros para empresas, si no lo has hecho ya. Las compañías aseguradoras ofrecen productos pensados especialmente por y para los negocios, que tratan de protegerlos con una serie de coberturas pensadas para el día a día de cualquier actividad empresarial, o de cualquier organización con empleados a su cargo.

Ahora bien, ¿cómo son estos seguros y qué tipos hay? Vamos a repasar la oferta actual, destacando los seguros para empresas más habituales y necesarios, para que, en caso de trabajar por tu cuenta o ser un emprendedor, sepas muy bien el tipo de protección con la que puedes contar.

Los principales seguros para empresas

Por su naturaleza y necesidades, las empresas requieren seguros con unas condiciones muy particulares y bastante diferentes a los seguros habituales que se pueden encontrar para el hogar o para personas físicas. Ahora bien, sí es cierto que hay ciertos puntos comunes, a fin de cuentas hablamos de coberturas que tratan de brindar garantías y seguridad, y eso hace que sea fácil entender lo que proponen y, sobre todo, por qué lo proponen.

Si quieres que tu negocio o tu empresa estén bien protegidos, tienes que contar con buenos seguros para empresas. Los que vamos a ver a continuación son los principales que se pueden encontrar a día de hoy:

Seguro de Responsabilidad Civil Profesional

El seguro de responsabilidad civil profesional mira principalmente a empresas y autónomos, cubriéndolos en caso de causar daños a terceros causados por su actividad profesional. Su prioridad es proteger el patrimonio de los asegurados, ofreciendo las compensaciones correspondientes a las personas que hayan podido ser dañadas.

Aunque este es el término general, dentro de los seguros RC profesional encontramos los especializados en tecnología, en profesiones técnicas, en consultoría o incluso en aquellos que trabajan en la rama de la economía y la ley. Se amoldan a las particularidades de cada sector para responder correctamente cuando sea necesario.

Seguro de Accidente de Convenio

Los seguros de accidente de convenio están destinado a los negocios y/o empresas que tienen que contratar en base a los convenios colectivos. Es precisamente en estos convenios donde se deben fijar tanto los capitales garantizados como las garantías y las cuantías de las indemnizaciones, al igual que las coberturas que deben ofrecerse a los trabajadores del sector.

Toda compañía tiene que comprobar su convenio para ver si, en efecto, debe contratar o no un seguro de accidente.

Seguro de Caución

Los seguros de caución son una alternativa a los avales de bancos, aunque con un matiz. Su cometido no es hacer de aval económico en caso de impago de un crédito, sino ofrecer la garantía de que se cumplirá con una obligación contractual acordada o se prestará el servicio indicado.

Esto permite a las organizaciones contar con el impulso necesario para otear nuevos horizontes o potenciar su actividad habitual y se aplica además tanto en el ámbito privado como en el público. Cuesta menos que un aval bancario, no va ligado a inmovilización de fondos y es mucho más flexible en general.

Seguro para Colectivos

Los seguros para colectivos están orientados a grupos de profesionales que quieren buscar algún tipo de ventaja o bonificación de parte de las aseguradoras. Aunque parezca que son características inamovibles, hay ciertas condiciones de los seguros que sí se pueden pactar, sobre todo cuando se planea ofrecer una contratación para un buen grupo de personas, lo que supone un fuerte beneficio para la compañía de seguros.

Generalmente, este tipo de seguro permite plantear ciertos cambios en materia de responsabilidad civil, salud o incluso caución frente a las fórmulas habituales tanto para particulares como para empresas individuales.

Seguro de Baja Laboral

Para PYMES y grandes empresas, el seguro de baja laboral es una buena ayuda para evitar el impacto de bajas laborales de larga duración. Una empresa debe pagar los seguros sociales de los trabajadores que están de baja, al igual que ha de aportar una parte del sueldo a partir del cuarto día laboral de baja, por no mencionar la necesidad de contratar a otro empleado para cubrir el trabajo del que está indispuesto.

Con este tipo de seguro, la empresa recibe una indemnización por cada día de baja laboral de cada empleado. De esta forma, se puede hacer frente a todos los gastos derivados de una baja sin que suponga impacto alguno para el negocio.

Seguro Multirriesgo para negocios

El seguro multirriesgo es la clave para proteger todo bien material de una empresa, abarcando también la responsabilidad civil y, si se desea, proteger cualquier pérdida que se haya podido sufrir por el cese o la paralización de la actividad a causa de un siniestro. Es un modelo pensado especialmente para PYMES y trabajadores autónomos.

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Contenido extra. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.