Por qué duele la rodilla al correr y qué hacer

dolor en la rodilla al correr causas

El dolor de rodilla al correr es algo bastante habitual. Al fin y al cabo, correr es una forma de ejercicio repetitiva que ejerce mucha presión sobre esta articulación.

Las rodillas experimentan una presión equivalente a aproximadamente 3 veces el peso del cuerpo al caminar y aproximadamente a 5 veces el peso del cuerpo al correr. Debido a ello existe un alto riesgo de lesiones en esta articulación. De hecho, las lesiones de rodilla son muy comunes entre los corredores. 

A continuación vemos por qué puede doler la rodilla al correr y qué hacer al respecto. 

En cualquier caso, si duele la rodilla es recomendable acudir al médico para descartar alguna lesión. Porque no tiene nada de heroico correr con dolor, aunque muchos corredores se jacten de ello.

A qué se debe el dolor de rodilla al correr

Las causas más comunes de dolor de rodilla al correr son la rodilla del corredor, el síndrome de la banda iliotibial y la bursitis de rodilla. La mayoría de las lesiones de rodilla están relacionadas con un aumento demasiado rápido de la velocidad de carrera o de la distancia recorrida.

Además, el dolor de rodilla al correr también puede estar relacionado con una mala técnica de carrera y/o al uso de un calzado inadecuado.

⇒Lee esto también: ¿Sufres de problemas estomacales al correr?

Lesiones comunes que causan dolor de rodilla al correr

De todos los dolores y molestias que pueden afectar a los corredores, el dolor de rodilla es uno de los más comunes. No solo por el dolor en sí, sino porque muchos corredores siguen corriendo a pesar del dolor. En muchos casos, unos días de reposo y algún que otro remedio casero pueden ser suficientes para aliviar el dolor. Pero la cuestión no es tanto aliviar el dolor como encontrar el motivo. Porque ignorar el dolor le deja el camino despejado a una lesión que puede hacer mucho más que dejarte unos días sin carrera.

Teniendo esto en cuenta, vamos a ver cuáles son las lesiones comunes que causan dolor de rodilla al correr.

⇒Lee esto también: Causas comunes de dolor de rodilla

Rodilla del corredor (síndrome de dolor femororrotuliano)

La rodilla del corredor, o síndrome de dolor femororrotuliano, es la causa más común de dolor de rodilla entre los corredores. El dolor se manifiesta alrededor de la rótula, tanto cuando  estás activo domo después de estar sentado con las rodillas dobladas durante mucho tiempo.

Esta afección puede deberse a un problema estructural en la articulación de la rodilla. También puede ser causada por músculos débiles, isquiotibiales tensos y tensión en el tendón de Aquiles o en la banda iliotibial. También puede estar relacionada con  sobreentrenamiento, con un soporte deficiente del pie o con patrones de marcha desalineados.

Una de las causas más comunes es la debilidad de los músculos del muslo, los cuádriceps. Estos sostienen la rótula en su lugar para que se deslice suavemente hacia arriba y hacia abajo. Pero si hay debilidad en los cuádriceps o un desequilibrio muscular, la rótula se mueve ligeramente hacia la izquierda y hacia la derecha. Este movimiento provoca una fricción e irritación dolorosas.

Si crees que este puede ser tu problema, deja de correr y pregunta a tu médico. Probablemente solo necesites unos días de reposo, aplicar frío y tomar antiinflamatorios. Pero eso te lo tiene que decir tu médico.

Para evitarlo, una vez que te hayas recuperado, haz ejercicios específicos para fortalecer las rodillas, las caderas, los pies y los tobillos.

Síndrome de la banda iliotibial (IT)

El síndrome de la banda iliotibial (IT) es otra lesión común al correr, especialmente entre los corredores de larga distancia. Afecta la banda iliotibial, una capa de tejido conectivo que va desde la cadera hasta justo después de la rodilla.

Si el dolor de rodilla se encuentra en la parte exterior de la rodilla es posible que sufras este problema.

El síndrome de la banda IT generalmente es causado por el uso excesivo y la tensión de la banda iliotibial. Los corredores tienden a experimentar tensión en la banda IT porque con frecuencia se mueven hacia atrás y hacia adelante, lo que causa fricción donde la banda IT se encuentra con la rodilla, produciendo inflamación y dolor.

Una vez más, debes dejar de correr y acudir al médico. Como en el caso anterior, probablemente solo necesites un poco de reposo, frío y algún medicamento para bajar la inflamación.

Para prevenir esta lesión, una vez que te hayas recuperado,  fortalecer el core y las caderas te será de mucha ayuda.

Ten en cuenta que si el síndrome de la banda iliotibial se vuelve crónico necesitarás entre 4 y 8 semanas rehabilitación, aproximadamente.

Tendinitis rotuliana (rodilla de saltador)

La tendinitis rotuliana, también conocida como rodilla de saltador, es otra lesión común al correr. Esta lesión causa dolor debajo de la rodilla en el tendón rotuliano que conecta la rótula y la espinilla. Este tendón es lo que le permite extender completamente la rodilla.

La tendinitis rotuliana es causada por el uso excesivo o por un aumento repentino de la distancia o frecuencia de carrera. Esto provoca una tensión adicional en el tendón rotuliano, lo que dar lugar a pequeños desgarros que provocan dolor e inflamación. Tener los cuádriceps o los isquiotibiales tensos también puede ejercer presión adicional sobre el tendón rotuliano.

La mejor manera de tratar la tendinitis rotuliana es tomando un descanso, colocando hielo en el área afectada y fortaleciendo y estirando los músculos de los muslos. Los ejercicios de flexibilidad y fortalecimiento también pueden estimular la curación de los tejidos. Pero, como en los casos anteriores, es recomendable consultar con el médico.

Desgarro de menisco

Un desgarro de menisco es una lesión en el trozo de cartílago que se encuentra entre la tibia y el fémur. Un menisco desgarrado causa dolor e inflamación alrededor de la rodilla, lo que puede dificultar la extensión completa de la articulación.

Los desgarros de menisco generalmente son causados ​​por el uso repetitivo de los meniscos o por actividades que involucran torsiones, como detenerse repentinamente   o cambias de dirección rápidamente.

Muchas personas pueden seguir caminando con un desgarro de menisco. Incluso puede seguir corriendo con un desgarro de menisco, aunque no siempre es lo más recomendable.

Si sospechas de un desgarro de menisco deja de correr y visita al médico.

Bursitis de rodilla

La bursitis de rodilla es la inflamación o irritación de un pequeño saco lleno de líquido, llamado bursa, ubicado cerca de la articulación de la rodilla. Los tipos más comunes de bursitis de rodilla en los corredores son la bursitis de Pes Anserine, que afecta el interior de la rodilla cerca del tendón de la corva, y la bursitis prerrotuliana, que afecta la rótula.

Esta afección causa dolor en la rótula o justo debajo de la articulación de la rodilla hacia el lado interno.

La bursitis de rodilla ocurre cuando una de las bolsas de la rodilla se inflama debido a la tensión repetida. Aumentar repentinamente la velocidad de carrera o la distancia recorrida es uno de los motivos que pueden provocar esta lesión.

Esta lesión que, en principio, no es muy grave, y se puede superar en unos días con hielo, reposo y antiinflamatorios, puede complicarse, ya que la bursa puede infectarse y causar fiebre, lo que requerirá tratamiento con antibióticos. Por lo tanto, deja de correr y vete al médico.

¿Te has enterado ya? Si te duele la rodilla deja de correr y vete al médico

Hemos visto cinco de las causas que pueden estar detrás del dolor de rodilla. Pero puede haber otras. Y en todos los casos la conclusión ha sido la misma: si te duele la rodilla deja de correr y vete al médico.

Si no quieres esperar varios días a que te dé cita el médico de familia y prefieres que te vea directamente un especialista, no olvides que tienes la opción de contratar un seguro de salud.

Si no puedes correr, camina: así también superas el #RetoPuntoSeguro

Correr es un excelente ejercicio y una forma fantástica de superar el #RetoPuntoSeguro. Pero si correr es demasiado para tus rodillas, caminando también lo conseguirás. Al fin y al cabo, caminar es un ejercicio excelente.

Recuerda que el #RetoPuntoSeguro es el programa que recompensa tu actividad física y que te ayuda a llevar una vida mucho más saludable. Consigue el reto mensual y suma bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida. 

Otros artículos de interés

 

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.