Mascarillas, burbujas o distanciamiento social: ¿qué es mejor para prevenir el Covid-19?

Reducir la propagación de COVID-19: lo mejor, distanciamiento social

Después de muchos muchos muchos, pero que muchos meses, seguimos sumando contagios. Las mascarillas ayudan, son fundamentales. Pero no son milagrosas. Aunque tienen la virtud de que reducir mucho la carga viral y, con ello, con un poco de suerte, sufrir menos la enfermedad. Las burbujas, pues también están bien en algunos casos. Pero si de verdad quieres reducir la propagación de la COVID-19 por lo que tienes que apostar es por el distanciamiento social. ¡Incluso con mascarilla!

Por cierto, del distanciamiento social ya hemos hablado antes, a raíz de un estudio.

⇒ Lee esto: El distanciamiento social estricto reduce la probabilidad de infección por Covid-19

Mascarillas, burbujas y distanciamiento social

Un grupo de investigadores de la Universidad Simon Fraser han descubierto que el distanciamiento físico es universalmente eficaz para reducir la propagación del COVID-19. La efectividad de las burbujas sociales y de las mascarillas dependen más de la situación.  El estudio se publicó el 19 de noviembre de 2020 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS).

Los investigadores desarrollaron un modelo para probar la eficacia de medidas como el distanciamiento físico, las mascarillas o las burbujas sociales cuando se utilizan en diversos entornos.

Para ello introducen el concepto de “evento R”, que es el número esperado de personas que se infectan con COVID-19 de un individuo en un evento.

Los investigadores analizaron factores como la intensidad de transmisión, la duración de la exposición, la proximidad de los individuos y el grado de mezcla. Luego examinaron qué métodos son más eficaces para prevenir la transmisión en cada circunstancia.

Los investigadores incorporaron datos de informes de brotes en una variedad de eventos, como fiestas, comidas, clubes nocturnos, transporte público y restaurantes. Los investigadores dicen que las posibilidades de que una persona se infecte con COVID-19 dependen en gran medida de la tasa de transmisión y la duración; es decir, la cantidad de tiempo que pasa en un entorno particular.

Los eventos se clasificaron como:

  • saturantes, de alta probabilidad de transmisión (por ejemplo, bares, clubes nocturnos y lugares de trabajo abarrotados)
  • lineales de baja probabilidad de transmisión (por ejemplo, transporte público con mascarilla, distanciamiento en restaurantes y actividades al aire libre)

⇒Esto también te interesará: El estilo de vida y las conexiones sociales pueden influir en el riesgo de contraer COVID-19

Para reducir la propagación de la COVID-19 lo mejor es el distanciamiento social

El modelo sugiere que el distanciamiento físico fue efectivo para reducir la transmisión de COVID-19 en todos los entornos. Sin embargo, la efectividad de las burbujas sociales depende de si las posibilidades de transmisión son altas o bajas.

En entornos donde hay mezcla y la probabilidad de transmisión es alta, como lugares de trabajo cerrados abarrotados, bares y clubes nocturnos y escuelas secundarias, tener burbujas sociales estrictas puede ayudar a reducir la propagación de la COVID-19.

Los investigadores encontraron que las burbujas sociales son menos efectivas en entornos de baja transmisión o en actividades donde se mezclan, como participar en actividades al aire libre, trabajar en oficinas separadas o viajar en transporte público con mascarillas.

Señalan que las máscaras y otras barreras físicas pueden ser menos efectivas en entornos saturados de alta transmisión (fiestas, coros, cocinas de restaurantes, oficinas llenas de gente, clubes nocturnos y bares). Esto se debe a que incluso si las mascarillas reducen a la mitad las tasas de transmisión, es posible que no tengan mucho impacto en la transmisión. probabilidad (y así sucesivamente el número de infecciones).

⇒Lee esto también: ¿El coronavirus cambiará nuestro estilo de vida? Todo apunta a que sí, lo hará

Por si no ha quedado claro: a distancia, por favor

Puede ser frustrante, desolador, incómodo… lo que quieras. Pero mantener las distancias es la mejor manera. Lo vienen diciendo los expertos y  las autoridades sanitarias desde el principio. No siempre es fácil, pero tenemos que hacerlo. ¿O es que todavía no nos hemos enterado de que esto es algo muy serio?

Ya lo sabes: mantén la distancia social y recuerda a los demás que hagan lo mismo.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.