¿Sustituye el anticipo para gastos de sepelio del seguro de vida al seguro de decesos?

Anticipo para gastos de sepelio del seguro de vida y seguro de decesos

Si has hecho una comparativa de seguros de vida habrás visto que algunas pólizas ofrecen un anticipo de capitales para gastos de sepelio. La cuestión que nos planteamos en este artículo es si el anticipo para gastos de sepelio del seguro de vida puede sustituir al seguro de decesos.

⇒Lee esto también: Guía sobre el seguro de decesos: preguntas frecuentes

Qué es el anticipo para gastos de sepelio del seguro de vida

El anticipo para gastos de sepelio del seguro de vida es una cantidad variable que suele ser de unos 3.000 euros (a veces más, otras menos) que se puede reclamar para pagar los gastos del entierro de la persona asegurada.

Pero esto no es más que un adelanto monetario que cubre una necesidad urgente, la de pagar los servicios funerarios a cargo de lo que posteriormente pagará el seguro de vida.

Dado que el seguro de decesos cubre mucho más que esto, no podemos decir que el anticipo para gastos de sepelio del seguro de vida supla al seguro de decesos, ni mucho menos. Además, hay otras cuestiones que hay que considerar.

⇒Lee esto también: Cómo cobrar un seguro de vida por causa de muerte

Cuestiones importantes sobre anticipo para gastos de sepelio del seguro de vida

En cuanto al  anticipo para gastos de sepelio del seguro de vida, hay que tener en cuenta lo siguiente:

Límite de edad

Una cuestión básica que hay que tener en cuenta es que el seguro de vida tiene un límite de contratación que oscila entre los 65 y los 80 años, según la póliza. Superada esa edad ya no se puede renovar el seguro. Sin embargo, el seguro de decesos se puede renovar hasta el final (y nunca mejor dicho). Cierto es que puedes contratar un seguro de decesos  a cualquier edad. Otras cosas son las condiciones y la cuantía de la prima.

⇒Lee esto también: Si alguien no tiene seguro de decesos ¿quién paga el entierro si el fallecido no tiene medios?

Coberturas

Las coberturas de un seguro de decesos van mucho más allá del pago del entierro. En primer lugar, si tienes un seguro de decesos basta con que justifiques la póliza ante la funeraria. Es decir, los beneficiarios no tienen que preocuparse de ningún tipo de gestión. Pero si vas contando con el adelanto del seguro de vida tendrás que hacer los papeles del seguro y pagar la cuenta, además de hacer otro montón de papeleo relacionado con la gestión del fallecimiento, algo que, por otra parte, incluyen todos los seguros de decesos.

Además, los seguros de decesos incluyen otras muchas coberturas interesantes que merece la pena revisar, como la asistencia en viaje, asistencia telefónica o el testamento online y borrado de vida digital, así como diversas coberturas para disfrutar en vida relacionadas con cuestiones de salud o servicios por invalidez o discapacidad, entre otros. Pero estas son cuestiones que dependen de cada póliza y que, claro está, no son gratuitas, sino que «engordan» la prima de uno u otro modo (aunque no por ello deben ser ignoradas, ya que pueden resultar coberturas muy interesantes).

⇒Lee esto también: ¿Cómo afecta la antigüedad de la póliza a un seguro de decesos?

Seguro de vida Vs. seguro de decesos

La principal diferencia entre el seguro de vida y el seguro de decesos tiene que ver con el tipo de prestación o servicios ofrecen al fallecimiento del asegurado.

El seguro  de decesos garantiza la prestación de los servicios relacionados con el sepelio y los gastos generados por este. Sin embargo, el seguro de vida ofrece una compensación económica o indemnización por el fallecimiento del asegurado. Esta indemnización se pagará a los beneficiarios de la póliza, y no suele ofrecer ningún tipo de servicio relacionado con el entierro. No obstante, algunas compañías ofrecen incluyen una cobertura de decesos que puede contratarse de manera adicional o complementaria.

Por otra parte, los seguros de decesos suelen ofrecer coberturas adicionales relacionadas con la repatriación del fallecido, asistencia en viaje para los acompañantes o gastos de viaje para la identificación del fallecido, entre otras.

Por su parte, con los seguros de vida se pueden contratar coberturas relacionadas con la invalidez tras un siniestro.  Con algunas pólizas también se puede solicitar un anticipo de la indemnización para hacer frente al pago de los impuestos sucesorios y a los gastos del sepelio; aunque esto no incluye la realización de las gestiones administrativas y otros servicios incluidos en el seguro de decesos.

⇒Lee esto también: ¿Cuál es la diferencia entre un seguro de vida y un seguro de decesos?

Contratar un seguro de decesos

Si deseas contratar un seguro de decesos y comprobar el precio de la prima, te recomendamos que utilices el comparador de seguros de decesos de PuntoSeguro. Tanto si estás buscando un seguro de prima nivelada, de prima natural, de prima mixta o de prima única puedes contar con nosotros para resolver todas tus dudas y contratar el seguro que mejor se ajuste a tus necesidades.

Otros artículos de interés

Calcula seguros de decesos

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

About Eva María Rodríguez

Redactora web y creadora de contenidos digitales especializada en seguros y finanzas, así como en deporte y vida saludable. Colabora con PuntoSeguro desde 2014.
This entry was posted in Seguros de decesos and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.