Consejos para hacer ejercicio de forma segura para diabéticos

Ejercicio y diabetes: consejos para hacer ejercicio de forma segura

Hacer ejercicio es una de las recomendaciones que los profesionales de la salud hacen a los diabéticos para mantener a raya la glucosa. En este artículo vemos algunos consejos para que las personas con diabetes hagan ejercicio de forma segura.

La diabetes en España

Según datos oficiales de finales de noviembre de 2020, en España hay cerca de 6 millones de personas con diabetes (cerca del 8% de la población), una enfermedad no contagiosa de gran incidencia en el mundo que aumenta año tras años.

Cabe destacar que, en la actualidad, la incidencia de diabetes es superior en hombres. Y eso a pesar de que hasta 2006 era al contrario.

Es especialmente importante destacar el hecho de que, a partir de los 75 años, la diabetes afecta a 1 de cada cuatro personas, tanto hombres como mujeres. En el caso de los hombres, esta cifra aparece ya a partir de los 65 años.

Cómo puede ayudar el ejercicio en caso de diabetes

Los médicos recomiendan hacer ejercicio a las personas que padecen diabetes, pero ¿por qué?

En primer lugar, la diabetes está vinculada a una hormona llamada insulina, que es la clave que permite que la glucosa (azúcar) entre por las puertas de las células del cuerpo y se utilice como energía. En general, la diabetes es una afección en la que la capacidad del cuerpo para producir o responder a la insulina se ve afectada. Esto  hace que sus niveles de glucosa en sangre sean demasiado altos.

La diabetes tipo 1  es la forma menos común de diabetes. Es causada por la genética, enfermedades del páncreas o enfermedades que dañan el páncreas. La diabetes tipo 2  se debe principalmente a problemas de estilo de vida, como ser obeso, haber pasado por diabetes gestacional durante el embarazo y estar inactivo.

Tener niveles de glucosa en sangre demasiado altos mientras las células están privadas de energía es muy peligroso, ya que puede provocar complicaciones como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y daño renal. También puede provocar cetoacidosis diabética, una afección en la que el cuerpo descompone la grasa como combustible, ya que no puede usar la glucosa como energía. Este proceso produce una acumulación de ácidos en el torrente sanguíneo llamados cetonas, lo que hace que la sangre sea demasiado ácida y dañina para el cuerpo.

El ejercicio puede ayudar a mantener los niveles de glucosa en sangre bajo control,

La investigación ha demostrado que el ejercicio puede ayudar a mantener los niveles de glucosa en sangre bajo control, ya que aumenta la absorción de glucosa por los músculos y, además, promueve la pérdida de peso; dos factores que pueden ayudar a controlar la condición de diabetes tipo 2.

Además, el ejercicio ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre, mejora la sensibilidad a la insulina y mantiene buenos niveles de colesterol en personas con diabetes tipo 1.

Pero lo que es más importante: el ejercicio puede ayudar a prevenir complicaciones a largo plazo como resultado de la diabetes tipo 1. Por ejemplo, si la glucosa en sangre no se maneja bien durante un período prolongado, puede dar como resultado arterias bloqueadas, lo que puede provocar ataques cardíacos.

Hacer ejercicio de forma segura con diabetes

Si tienes diabetes, es importante que tengas en cuenta una serie de cuestiones cuando vayas a hacer ejercicio. Son las siguientes:

  • La recomendación general de 150 minutos por semana de intensidad moderada o 75 minutos por semana de ejercicio aeróbico vigoroso para mantener la salud también se aplica a los diabéticos. Sin embargo, si eres diabético y quieres realizar las actividades de mayor intensidad debes consultar con un especialista para prevenir afecciones como la hipoglucemia y la cetoacidosis diabética.
  •  El entrenamiento de fuerza también debe incorporarse a la rutina de las personas con diabetes.
  •  Compruebe tu nivel de glucosa en sangre al menos 30 minutos antes de hacer ejercicio. Consulta con tu médico cuáles son los niveles adecuados para poder hacer ejercicio con seguridad.
  • Compruebe su nivel de glucosa en sangre inmediatamente después de hacer ejercicio, especialmente para actividades de intensidad moderada y que duren más de 60 minutos.
  • Lleve contigo una tableta dulce o de glucosa mientras haces ejercicio por si acaso tienes una bajada repentina de la glucosa en sangre.
  • Ir acompañado es una estupenda medida de seguridad para los diabéticos. Si no es posible, hacer ejercicio en lugares donde haya más gente también es una buena forma de contar con ayuda en caso de necesidad.
  • Si sufres episodios frecuentes de niveles bajos de glucosa en sangre y esto interfiere con tu rutina de ejercicios, habla con tu médico.

Muévete con el #RetoPuntoSeguro

Únete al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria, consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.