Así es como ejercitar los músculos ayuda a combatir la inflamación crónica

Así es como ejercitar los músculos ayuda a combatir la inflamación crónica

La inflamación es una característica vital del sistema inmunológico que a veces puede salvar vidas. De hecho, la inflamación es uno de los primeros pasos del proceso de curación del cuerpo, que ayuda a eliminar o reparar los estímulos dañinos. Sin embargo, la inflamación crónica es problemática.

Cuando la inflamación persiste durante meses o años  puede causar un daño devastador, desgastando los músculos y contribuyendo a enfermedades inflamatorias crónicas,  como diabetes, enfermedades cardiovasculares, artritis e incluso la enfermedad de Alzheimer, así como apoplejía, enfermedades respiratorias crónicas y cáncer. La inflamación crónica puede ser causada por varios factores, que incluyen lesiones no tratadas, estrés crónico y trastornos autoinmunes.

⇒No te pierda esto: Entrena la fuerza: estar fuerte te ayudará a vivir más tiempo

Ejercicio para combatir la inflamación crónica

La investigación ha revelado en que el ejercicio ayuda a combatir la inflamación crónica. Por ejemplo, un estudio de 2012 encontró que las estrategias que reducen la inflamación relacionada con la edad pueden mejorar la calidad de vida de los adultos mayores. Teniendo en cuenta sus hallazgos, los investigadores   recomiendan en su artículo hacer ejercicio regular para las personas mayores por una variedad de razones, incluido el aumento de la masa muscular y la reducción del riesgo de enfermedades crónicas del corazón y del sistema metabólico.

En esta línea, otro estudio sobre inflamación y ejercicio encontró que incluso una caminata de tan solo 20 minutos puede reducir la respuesta inflamatoria del cuerpo. Según esta investigación, la disminución de las respuestas inflamatorias durante el ejercicio agudo puede proteger contra afecciones crónicas con inflamación de bajo grado.

Otra investigación también muestra que el entrenamiento de resistencia puede ralentizar la respuesta inflamatoria en los adultos mayores.

Estos son solo algunos ejemplos. En este artículo nos vamos a centrar en cómo el ejercicio de los músculos combate la inflamación crónica por sí solo.

⇒Esto también te interesará: El aumento de la potencia muscular puede prolongar la vida

Ejercita tus músculos para combatir la inflamación crónica

Cuando se ejercitan, nuestros músculos tienen una capacidad innata para reducir la inflamación dañina, según la investigación de un equipo de científicos del departamento de ingeniería biomédica de la Universidad de Duke. Estos investigadores han encontrado que ejercitar los músculos humanos tiene una capacidad intrínseca para curar la inflamación dolorosa. El estudio, publicado en la revista Science Advances en enero de 2021,  se centró en explorar cómo la fuerza y ​​la estructura del músculo esquelético humano se ven afectadas por una molécula mensajera química, el interferón gamma, generalmente elevado en las enfermedades inflamatorias.

Estudios anteriores en humanos y animales han demostrado que el ejercicio puede ayudar a mitigar los efectos de la inflamación. Pero no se había explorado el papel de las fibras musculares en el proceso ni sus interacciones con moléculas que provocan inflamación; como el interferón gamma.

Los investigadores explican que muchos procesos tienen lugar en todo el cuerpo humano durante el ejercicio, y es difícil distinguir qué sistemas y células están haciendo qué dentro de una persona activa.  «Nuestra plataforma muscular diseñada es modular, lo que significa que podemos mezclar y combinar varios tipos de células y componentes tisulares si queremos. Pero en este caso, descubrimos que las células musculares eran capaces de realizar acciones antiinflamatorias por sí mismas», explican.

⇒Esto también te interesará: ¿Por qué duelen los músculos después de hacer ejercicio?

La respuesta inflamatoria no es buena ni mala

La inflamación no es intrínsecamente buena o mala. Cuando el cuerpo se lesiona, una respuesta inflamatoria inicial de bajo nivel elimina los escombros y ayuda a la reconstrucción del tejido. Otras veces, el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada y crea una respuesta inflamatoria que causa daño. También hay enfermedades que conducen a una inflamación crónica, como la artritis reumatoide y la sarcopenia, que pueden hacer que el músculo se desgaste y debilite su capacidad para contraerse.

Entre muchas moléculas que pueden causar inflamación, una molécula proinflamatoria en particular, el interferón gamma, se ha asociado con varios tipos de deterioro y disfunción muscular. Si bien investigaciones anteriores en humanos y animales han demostrado que el ejercicio puede ayudar a mitigar los efectos de la inflamación en general, ha sido difícil distinguir qué papel podrían desempeñar las células musculares, y mucho menos cómo interactúan con moléculas ofensivas específicas, como el interferón gamma.

⇒Esto también te interesará: ¿Cuánto tiempo se necesita para construir músculo haciendo ejercicio?

Músculo humano diseñado

«Sabemos que las enfermedades inflamatorias crónicas inducen atrofia muscular, pero queríamos ver si le sucedería lo mismo a nuestros músculos humanos diseñados cultivados en una placa de Petri»; explican los investigadores. «No solo confirmamos que el interferón gamma funciona principalmente a través de una vía de señalización específica, demostramos que ejercitar las células musculares puede contrarrestar directamente esta señalización proinflamatoria independientemente de la presencia de otros tipos de células o tejidos».

Para demostrar que el músculo por sí solo es capaz de bloquear los poderes destructivos del interferón gamma, los investigadores recurrieron a una plataforma muscular diseñada que el laboratorio ha estado desarrollando durante casi una década. Fueron los primeros en desarrollar músculo esquelético humano funcional y en contracción en una placa de Petri.

En el estudio actual, los investigadores tomaron estos músculos completamente funcionales, cultivados en laboratorio y los inundaron con niveles relativamente altos de interferón gamma durante siete días para imitar los efectos de una inflamación crónica de larga duración. Como era de esperar, el músculo se hizo más pequeño y perdió gran parte de su fuerza.

Ejercicio y bloqueo del interferón gamma

Luego, los investigadores aplicaron interferón gamma nuevamente, pero esta vez también sometieron al músculo a un régimen de ejercicio simulado estimulándolo con un par de electrodos. Ellos esperaban que el procedimiento indujera algo de crecimiento muscular. Pero se sorprendieron al descubrir que previno casi por completo los efectos de la inflamación crónica. Luego, demostraron que el ejercicio simulado inhibía una vía molecular específica en las células musculares y que dos medicamentos utilizados para tratar la artritis reumatoide tenían el mismo efecto antiinflamatorio.

«Al hacer ejercicio, las propias células musculares se oponían directamente a la señal proinflamatoria inducida por el interferón gamma, lo que no esperábamos que sucediera»; explican. «Estos resultados muestran cuán valiosos pueden ser los músculos humanos cultivados en laboratorio para descubrir nuevos mecanismos de enfermedades y tratamientos potenciales. Existen nociones de que los niveles óptimos y los regímenes de ejercicio podrían combatir la inflamación crónica sin sobrecargar las células. Tal vez con nuestra ingeniería músculo, podemos ayudar a descubrir si tales nociones son ciertas».

 El #RetoPuntoSeguro también te ayuda

Hemos visto una razón más para hacer ejercicio y por qué es clave para una vida saludable a cualquier edad. ¿Quieres una ayuda? Únete al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria, consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida.

Otros artículos de interés

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.