3 mitos sobre la importancia del desayuno

3 mitos sobre la importancia del desayuno

Todos conocemos la importancia del desayuno. ¿Quién no ha oído decir cientos de veces que el desayuno es la comida más importante del día? ¿O eso de:  ¡No te saltes el desayuno! ¡Café con leche y a trabajar, qué locura! Nos bombardean con información, consignas de todo tipo, que si esto es bueno, que si lo otro es un disparate… Terminamos por no saber qué hacer y sobre todo en este caso qué comer.

⇒Lee esto también: El entrenamiento de fuerza puede quemar grasa al igual que los ejercicios cardiovasculares o aeróbicos

Importancia del desayuno: mitos que hay que aclarar

Parto de la base que nada es blanco o negro, sino más bien en la escala de grises. Creo firmemente en escuchar a tu cuerpo para saber lo que te conviene y lo que no. Porque al final cada persona es un mundo y vivimos vidas muy diferentes con condicionantes particulares.

Ahora están de moda los batidos o “smoothie” para el desayuno, igual que hace años todo el mundo hablaba de las barras de proteínas, andamos todos perdidos con esto del desayuno, por eso es importante entender bien los mitos sobre el desayuno.

Mito 1: Un desayuno alto en proteínas te mantiene más tiempo en marcha

Es cierto que la proteína, uno de los tres macronutrientes esenciales, juega un papel importante en nuestra dieta. Pero, ¿son los alimentos ricos en proteínas realmente una forma saludable de llenarte? La respuesta es sí. Un desayuno rico en proteínas aumenta y sobre todo mantiene a lo largo de la mañana la sensación de saciedad. La proteína eleva los niveles de leptina en nuestra sangre, lo que reduce el apetito.

Pero, atención: ¡Tu desayuno no debe ser únicamente proteínas! Hay que apuntar hacia un equilibrio saludable: incluye además de proteínas, alimentos ricos en fibra, si no quieres sufrir un atasco espectacular.

⇒Lee esto también: ¿Dietas milagro para perder peso? No dejes que te tomen el pelo

Mito 2: Debes desayunar si quieres perder peso

¿Desayunar ayuda a perder peso? Existen, como siempre, argumentos a favor y en contra. Por ejemplo, una comida temprano parece que pone en marcha a tu metabolismo. Por otra parte, el ayuno intermitente ha demostrado que es posible perder peso saltando el desayuno y haciendo dos comidas al día.

Lo cierto es  que al final lo importante a la hora de perder peso es cantidad de calorías que consumes y no tanto si desayunas o no. Si quemas más calorías de las que ingieres, perderás peso. Cuidado porque si saltar el desayuno supone comer el doble en la comida tenemos un problema.

⇒Lee esto también: Qué tener en cuenta para perder peso

Mito 3: Demasiado café por la mañana deshidrata tu cuerpo

Dicen que el café deshidrata el cuerpo, pero ni tanto, ni tan calvo: el café no va a drenar tu cuerpo de agua. Si aumentas tu dosis diaria de cafeína, lo más probable es que aumente la producción de orina. Además, las personas acostumbradas a beber grandes cantidades de café no se ven tan afectadas porque su cuerpo está habituado. Por lo tanto, no hay ninguna razón para omitir el café de la mañana (eso sí, sin cremas, azúcar, etc. si quieres perder peso) Aún con todo es buena idea beber un vaso de agua con cada taza de café. Se trata de reponer líquidos, igual que sucede con el alcohol.

Combinar un buen desayuno, una buena alimentación en general con algo de ejercicio físico es lo que nos va a proporcionar bienestar y salud a largo plazo.

⇒Lee esto también: ¿El ejercicio realmente puede ayudar a perder peso?

Desayunar tiene muchas ventajas; no hacerlo tiene muchas desventajas

Teniendo en cuenta todo lo anterior, es interesante analizar no solo las ventajas de desayunar, sino también las desventajas de no hacerlo.

Ventajas de desayunar

Varios estudios han encontrado diferentes beneficios de comenzar el día con el desayuno, que incluyen:

  • Tener un IMC más bajo
  • Consumir menos grasa durante el día
  • Cumplir con las recomendaciones de consumo de frutas y verduras
  • Tener una mayor ingesta diaria de calcio
  • Tener una mayor ingesta diaria de fibra
  • Tener un mejor rendimiento

Desventajas de saltarse el desayuno

Varios estudios han encontrado una serie de desventajas de saltarse el desayuno:

  • Más probabilidades de tener sobrepeso
  • Es menos probable que cumpla con las recomendaciones de consumo de frutas y verduras
  • Es más probable que consuma refrigerios poco saludables
  • Los estudios de niños y adolescentes han demostrado que quienes se saltan el desayuno tienden a tener sobrepeso.

Ten en cuenta que, cuando desayunas, le estás diciendo a tu cuerpo que hay muchas calorías para el día. Cuando te saltas el desayuno, el mensaje que recibe tu cuerpo es que necesita conservar en lugar de quemar las calorías entrantes.

Pasa exactamente igual con el consumo de líquidos: retienes líquidos cuando no bebes suficiente agua, porque el cuerpo la conserva para momentos de escasez. Sin embargo, cuando bebes agua en abundancia, el cuerpo sabe que no hay problema y la utiliza sin problemas.

⇒Lee esto también: ¿Cuánto ejercicio de fuerza tengo que hacer para adelgazar?

Únete al #RetoPuntoSeguro

Recuerda que con  PuntoSeguro, tu actividad física tiene precio. Al contratar un seguro de vida o un seguro de salud en PuntoSeguro.com puedes participar en el #RetoPuntoSeguro, el programa que premia a los asegurados  solamente por mantener un estilo de vida activo. Supera los retos mensuales y consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida o tu seguro de salud.

Otros artículos de interés

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to 3 mitos sobre la importancia del desayuno

  1. Pingback: Saltarse el desayuno aumenta el riesgo de aterosclerosis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.