Cómo y por qué mejorar el equilibrio para prevenir caídas, tengas la edad que tengas

Eva María Rodríguez |

El equilibrio es una habilidad fundamental que afecta a nuestra vida diaria de maneras, como caminar por una acera irregular, levantarse de una silla o un simple tropezón con un saliente. Sea como sea, nuestro equilibrio juega un papel clave a la hora mantenernos seguros y activos. Sin embargo, existe una percepción errónea de que mejorar el equilibrio, especialmente para prevenir caídas, es algo que solo preocupa a las personas mayores. Nada más lejos de la realidad.

En PuntoSeguro sabemos que quieres vivir mucho y bien. Por eso no solo te ofrecemos seguros de vida para vivir mogollón, sino que también compartimos consejos y guías para que mejores tu estilo de vida. Por eso, en este artículo te explicamos por qué deberías preocuparte por mejorar el equilibrio para prevenir caídas, tengas la edad que tengas, y cómo hacerlo.

⇒Esto también te interesará: Los Mejores Seguros de Vida Riesgo: comparativa de precios y coberturas

Hablemos de mejorar el equilibrio para prevenir caídas, tengas la edad que tengas

A cualquier edad, el equilibrio es esencial para prevenir caídas y lesiones. No solo los adultos mayores corren el riesgo de caerse. Los jóvenes también pueden beneficiarse de trabajar en su equilibrio.

Al fin y al cabo, las caídas pueden ocurrirle a cualquiera. Y un buen equilibrio es una defensa importante contra estos accidentes.

¿O es que nunca te has tropezado con un saliente que había en el suelo o te has desequilibrado cuando alguien se ha chocado contigo?

 —Sí, claro, pero no me he caído.

—¡Enhorabuena! Eso se debe a que tienes un buen equilibrio y un sistema que funciona. Al menos, de momento.

Pero es espera, que todavía hay más.

Mejorar el equilibrio tiene beneficios adicionales que impactan tu salud y bienestar general. Por ejemplo, te ayuda a tener mejor coordinación y una mayor estabilidad en actividades físicas y deportivas.

Por si te lo preguntas, mejorar la coordinación y la estabilidad tiene muchas ventajas, como por ejemplo, reducir el riesgo de lesiones por sobreuso, sobrecarga y malas posturas.

⇒Lee esto también: ¿Por qué es tan importante hacer estiramientos después de entrenar?

¿Por qué es importante el equilibrio a cualquier edad?

Resumiendo, el equilibrio es una capacidad esencial que influye en casi todas nuestras actividades diarias. No importa si eres un adolescente activo, un adulto joven o una persona mayor. En todos los casos, mantener un buen equilibrio es vital para evitar caídas y garantizar una vida plena y segura.

Beneficios de un buen equilibrio

Tener un buen equilibrio no solo previene caídas; también contribuye a una mejor postura, reduce el riesgo de lesiones, y mejora el rendimiento en actividades deportivas y recreativas. Un equilibrio adecuado permite moverse con mayor confianza y seguridad, lo que es particularmente beneficioso en situaciones cotidianas como subir escaleras, caminar por terrenos irregulares o practicar deportes.

Situaciones cotidianas donde el equilibrio es clave

Imagina que estás caminando por una acera con baches, o que vas corriendo para alcanzar el autobús o simplemente estar de pie en un transporte público en movimiento. Todas estas actividades requieren un buen equilibrio. Incluso tareas aparentemente simples, como agacharse para recoger algo del suelo o girar rápidamente para evitar un obstáculo, dependen de nuestra capacidad de mantener el equilibrio.

Consecuencias de un mal equilibrio

Un mal equilibrio puede tener consecuencias significativas, independientemente de la edad. Para los jóvenes, puede significar un mayor riesgo de lesiones durante actividades deportivas o recreativas. O en el trabajo.

En el caso de los adultos, un equilibrio deficiente puede provocar caídas y, en consecuencia, fracturas o esguinces. Las personas mayores son particularmente vulnerables a las caídas, que pueden llevar a hospitalizaciones prolongadas y pérdida de independencia.

Vamos, que no importa la edad. Todos podemos beneficiarnos de dedicar tiempo a ejercicios que fortalezcan nuestra estabilidad y coordinación.

⇒Lee esto también: Así es como los hábitos de ejercicio en jóvenes impactan en su salud a largo plazo (al menos, para algunos)

Ejercicios para mejorar el equilibrio

Trabajar en el equilibrio no requiere equipos especiales ni sesiones largas y extenuantes. A continuación vemos algunos ejercicios que puedes incorporar fácilmente en tu rutina diaria, desde los más básicos a otros más avanzados.

  1. Levantar una pierna. Párate derecho y levanta una pierna, manteniendo la rodilla ligeramente doblada. Mantén esta posición durante 10-15 segundos y cambia de pierna. Repite 3-5 veces por pierna.
  2. Caminar en línea recta. Imagina una línea recta en el suelo y camina sobre ella, colocando un pie directamente delante del otro. Esto ayuda a mejorar la estabilidad y la coordinación.
  3. Equilibrio en un solo pie. Párate sobre un pie, levantando el otro pie unos centímetros del suelo. Intenta mantener el equilibrio durante 30 segundos y luego cambia de pie. Para mayor desafío, cierra los ojos mientras lo haces.
  4. Tocarse la punta del pie. Párate derecho con los pies juntos. Levanta una pierna y estira la mano contraria hacia la punta del pie levantado. Mantén el equilibrio y vuelve a la posición inicial. Repite 10 veces por cada pierna.
  5. Paso lateral. Coloca una banda elástica alrededor de tus tobillos y da pasos laterales amplios. Este ejercicio no solo mejora el equilibrio, sino que también fortalece los músculos estabilizadores de las piernas.
  6. Tabla de equilibrio. Usa una tabla de equilibrio o una pelota Bosu para desafiar tus músculos estabilizadores. Párate sobre la tabla y trata de mantener el equilibrio el mayor tiempo posible.
  7. Ejercicios con pelota de estabilidad. Siéntate en una pelota de estabilidad y levanta un pie del suelo, manteniendo el equilibrio. Alterna entre ambos pies.
  8. Sentadillas con una pierna. Párate sobre una pierna y baja lentamente en una sentadilla, manteniendo la otra pierna extendida hacia adelante. Regresa a la posición inicial y repite 10 veces por pierna. Este ejercicio es excelente para mejorar el equilibrio y fortalecer los músculos de las piernas.
  9. Flexiones con una pierna. Adopta una posición de flexión y levanta una pierna. Realiza la flexión manteniendo la pierna elevada y alterna entre ambas piernas. Este ejercicio desafía tu equilibrio y mejora la fuerza del núcleo.
  10. Caminar sobre los talones. Camina varios metros sobre los talones con los dedos de los pies apuntando hacia arriba. Este ejercicio ayuda a mejorar el equilibrio y fortalece los músculos de las pantorrillas.
  11. Equilibrio dinámico. Usa una pelota medicinal ligera. Lanza la pelota a una pared y atrápala mientras te mantienes de pie sobre una pierna. Este ejercicio mejora la coordinación y la estabilidad.

También puedes practicar yoga o pilates, dos o tres veces por semana como mínimo.

⇒Lee esto también: PuntoSeguro Fit: La app de seguros de vida que recompensa tu ejercicio

Descubre PuntoSeguro Fit

Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Contratando tu seguro de salud  o tu seguro de vida con PuntoSeguro tienes acceso gratuito a la app PuntoSeguro Fit.

Además de tener controlada tu actividad física diaria, y contribuir a causas sociales, podrás obtener un descuento de hasta 120 € en cada renovación.

Otros artículos de interés

Buscar

Trending

Guía sobre el seguro de decesos: pregun...

Puede que en alguna ocasión se te haya...

guia seguro decesos
Inactividad y osteoartritis de rodilla: ...

La osteoartritis de rodilla (OA) es una...

Inactividad y osteoartritis de rodilla
Beneficios del ejercicio regular: así e...

Pero ¿no os cansáis ya de hablar de...

Beneficios del ejercicio regular
¿Cuántos seguros de salud puede contra...

Tal vez no se te haya dado el caso,...

¿Cuántos seguros de salud puede contratar una persona

¿Te gusta lo que lees?

Suscríbete y recibe cada nuevo post en tu email antes que nadie pinchando aquí
Síguenos en RRSS
 
CALCULAR SEGURO DE VIDA