El ejercicio intenso puede ayudar a reducir los antojos de alimentos poco saludables, según un estudio

El ejercicio intenso puede ayudar a reducir los antojos de alimentos poco saludables

¿Tienes anas de comida chatarra? Evitar los antojos de alimentos poco saludables puede ser difícil para muchas personas. Parece que hacer ejercicio puede ayudar a evitar estos antojos, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Washington.

⇒Lee esto también: El ejercicio puede ayudar a los adultos mayores a retener sus recuerdos, según un estudio

Ejercicio intenso para reducir los antojos de comida basura

Un entrenamiento intenso en el gimnasio puede ser justo lo que necesita para superar sus ansias de comida chatarra. En un estudio con ratas, los investigadores descubrieron que el ejercicio de alta intensidad reduce el deseo de comer alimentos grasos después de un largo período sin   alimentos pocos saludables.

Los autores del estudio dicen que su experimento trató de probar la resistencia a un fenómeno llamado «incubación del deseo». Básicamente, significa que cuanto más tiempo pasa alguien sin algo que anhela, más difícil se vuelve a ignorar su deseo de tenerlo, en este caso, alimentos grasos.

A pesar de que la «incubación del deseo» es una fuerza poderosa, los resultados muestran que el ejercicio en realidad moduló la fuerza con la que las ratas estaban dispuestas a trabajar para adquirir una bolita de comida grasosa durante el experimento. Para los humanos, los investigadores dicen que esto podría abrir una nueva puerta para las personas que hacen dieta y tratan de controlar su deseo de volver a caer en un patrón de alimentación poco saludable.

«Una parte realmente importante de mantener una dieta es tener algo de poder mental: la capacidad de decir no, puede que tenga antojos de eso, pero me abstendré«; dicen los investigadores. «El ejercicio no solo podría ser beneficioso físicamente para perder peso, sino también mentalmente para controlar los antojos de alimentos poco saludables».

⇒Lee esto también: El secreto para mantenerse joven: hacer ejercicio de por vida ayuda a mantener los músculos sanos

Ejercicio intenso para evitar los antojos

Los autores del estudio sometieron a 28 ratas a un programa de entrenamiento, enseñándoles a presionar una palanca que encendería una luz y emitiría un sonido. Este proceso también dispensó una golosina de gránulos con alto contenido de grasa para que comieran. Después de su entrenamiento, los investigadores observaron cuántas veces las ratas presionarían la palanca solo para ver y escuchar las mismas señales.

A partir de ahí, el equipo dividió a los roedores en dos grupos, uno que participaba en un programa de carrera en cinta rodante de alta intensidad y otro que continuaba con su nivel normal de actividad diaria. Los autores del estudio mantuvieron los gránulos con alto contenido de grasa fuera del alcance de todas las ratas durante 30 días.

A fines de ese mes, los investigadores recuperaron la palanca de los alimentos. Sin embargo, a diferencia del primer experimento, la palanca solo encendía la luz y emitía el sonido. No le dio a cada rata la golosina grasosa.

Después de dar a las ratas acceso a la palanca nuevamente, los investigadores encontraron que las ratas que no hacían ejercicio presionaban la palanca significativamente más que las ratas del grupo de ejercicio. El equipo de investigación cree que esto muestra claramente una disminución del deseo entre las ratas que hacen ejercicio.

⇒Lee esto también: Así es como el ejercicio altera la química cerebral para proteger las sinapsis del envejecimiento

¿La comida es realmente adictiva?

El equipo planea investigar cómo los diferentes niveles de ejercicio afectan los antojos de alimentos. También están investigando cómo cambia exactamente el ejercicio, la forma en que el cerebro frena el deseo de comer comida chatarra.

Todavía no está claro si la comida puede ser tan adictiva para las personas como las drogas. Sin embargo, los investigadores señalan que «nadie come brócoli en exceso». A pesar de eso, hay señales de que la comida aún puede tener un impacto poderoso en el cerebro humano, y muchas personas responden a cosas como los anuncios de comida rápida. Encontrar una manera de ignorar estos factores desencadenantes podría beneficiar a muchas personas que hacen dieta que intentan perder peso y evitar la obesidad.

«El ejercicio es beneficioso desde varias perspectivas: ayuda con las enfermedades cardíacas, la obesidad y la diabetes; también podría ayudar con la capacidad de evitar algunos de estos alimentos inadaptados»; explican los investigadores. «Siempre estamos buscando esta píldora mágica de alguna manera, y el ejercicio está justo frente a nosotros con todos estos beneficios».

El estudio se publicó en la revista Obesity a principios de abril de 2022.

⇒Lee esto también:Dormir poco después de hacer ejercicio intenso puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas

Con el #RetoPuntoSeguro, tu actividad física tiene premio

Al contratar un seguro de vida o un seguro de salud en PuntoSeguro.com puedes participar en el #RetoPuntoSeguro, el programa que premia a los asegurados  solamente por mantener un estilo de vida activo. Supera los retos mensuales y consigue excelentes bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida o tu seguro de salud.

Otros artículos de interés

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

About Eva María Rodríguez

Redactora web y creadora de contenidos digitales especializada en seguros y finanzas, así como en deporte y vida saludable. Colabora con PuntoSeguro desde 2014.
This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.