En qué casos se concede la incapacidad permanente absoluta

incapacidad permanente absoluta

La incapacidad permanente absoluta es una condición que, siendo una tragedia, da derecho a cobrar ciertas prestaciones y, si se ha contratado un seguro con esa garantía, la indemnización correspondiente. Para despejar dudas, te explicamos en este artículo qué es la incapacidad permanente absoluta y en qué casos se concede.

[ACTUALIZADO]

Qué es la incapacidad permanente absoluta

Según se indica en la página de la Seguridad Social, la incapacidad permanente absoluta es aquella que inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio.  Es decir, si un trabajador queda incapacitado para su trabajo actual pero puede realizar cualquier otro, no se le concede el grado de incapacidad permanente absoluta.

Esto no quiere decir que su incapacidad o invalidez no tenga algún tipo de atención, ni mucho menos; pero mientras pueda realizar otra actividad profesional, esa persona no podrá obtener la incapacidad permanente absoluta, con todo lo que eso implica (por ejemplo, de cara a cobrar el seguro de vida si este tiene cobertura para esta condición).

Incapacidad permanente y incapacidad absoluta

Cabe aclarar que un incapacidad permanente no tiene por qué ser absoluta. De hecho, existen cuatro grados de incapacidad permanente. Estos grados sirven, entre otras cosas, para determinar la prestación que recibirá el trabajador afectado.

Solo cuando la persona  se encuentra inhabilitada para trabajar en todas las profesiones y oficios se le concederá la incapacidad permanente absoluta.

Requisitos

Para que a una persona se le conceda la  incapacidad permanente absoluta necesitará reunir y acreditar legalmente los siguientes requisitos:

  • No  haber alcanzado la edad de jubilación. Si ya la ha alcanzado, el afectado no tendrá derecho a cobrar la jubilación contributiva por no reunir los requisitos necesarios.
  • Estar afiliado y dado de alta en la Seguridad, en situación asismilada al alta, como por ejemplo en el caso de una excedencia voluntaria. En determinados casos también se contempla la posibilidad de encontrarse en situación de no alta.

En lo que se refiere a los requisitos de cotización mínimos para poder acogerse a la prestación por incapacidad permanente absoluta, el hecho que ha dado lugar a la invalidez también se tiene en cuenta. Y es que, en este sentido, no es lo mismo que la incapacidad haya sido consecuencia de una enfermedad común que de un accidente labora.  En cualquier caso, no se exige un periodo de cotización mínimos tanto si esta incapacidad   deriva de accidente laboral como si es por una enfermedad profesional.

Pensión vitalicia por  invalidez permanente absoluta

Si la invalidez se produce debido a una enfermedad común, el trabajador percibirá el 100% de su base reguladora en forma de pensión vitalicia. Si la incapacidad se debe a un accidente laboral, la cuantía de la pensión se incrementa entre un 30%. Pero si el accidente es debido a una negligencia de la parte contratante, la pensión se incrementa en un 50% (sobrecargo que va por cuenta de la parte contratante).

Esta pensión se abona en 14 pagas para los casos de enfermedad común y en 12 pagas (pagas extraordinarias prorrateadas) para los casos de enfermedad profesional o accidente laboral.

¿Es suficiente la pensión por incapacidad permanente absoluta?

La cuantía de la pensión está directamente relacionada con la base reguladora del trabajador. Por lo tanto, si es suficiente o no depende de cuánto cobra el trabajador. Pero muchas veces el problema no es si la pensión es o no suficiente para cubrir los gastos que hasta ahora tenía esa persona, sino para cubrir los que tendrá a partir de ahora, puesto que la incapacidad absoluta no implica solo no poder trabajar, sino también no poder hacer muchas otras cosas, lo que en muchos casos implica un aumento de gastos e incluso la adaptación de la vivienda.

Si la incapacidad se debe a una enfermedad laboral o a un accidente de trabajo seguramente tendrá derecho a indemnización. Pero puede darse el caso de que la indemnización tarde en llegar. En el caso de que la indemnización se deba a una enfermedad  común, el trabajador no tendrá derecho a ningún tipo de indemnización.

Por eso es tan recomendable contratado un seguro de vida con cobertura para la incapacidad permanente absoluta. Puedes comprobar las coberturas, condiciones y precios en el comparador de seguro de vida de PuntoSeguro.com.

Más información

Te recomendamos que leas los siguientes artículos relacionados con este tema:

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Seguros de vida and tagged . Bookmark the permalink.

3 Responses to En qué casos se concede la incapacidad permanente absoluta

  1. Pingback: Contratar la cobertura de invalidez en el seguro de vida, ¿merece la pena?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.