¿Por qué algunas pruebas médicas necesitan ser autorizadas por la aseguradora?

Autorización de pruebas diagnósticas

Cuando contratas un seguro de salud tienes a tu disposición una amplia gama de servicios, entre ellos, la realización de pruebas médicas  de todo tipo. Sin embargo, para hacerte algunas pruebas no basta con solicitar cita e ir con el papel del especialista en el que se especifica qué necesitas. Para pruebas sencillas y rutinarias, de diagnóstico básico, como análisis de sangre o radiografías no necesitas más que eso, pero para otras necesitas autorización. Pero ¿por qué es necesario solicitar la autorización de pruebas diagnósticas? 

[ACTUALIZACIÓN]

Qué es la autorización de pruebas diagnósticas

La autorización de pruebas diagnósticas consiste en solicitar permiso a la compañía aseguradora para realizar algunas pruebas. Dependiendo de la compañía, esta autorización puede realizarse por teléfono, online o acudiendo a una oficina.

Por qué es necesario pedir autorización para ciertas pruebas diagnósticas

La autorización de pruebas diagnósticas tiene que ver, sobre todo, con los periodos de carencia.

⇒Te interesará leer esto: ¿Qué es el periodo de carencia en los seguros de salud?

Para algunas pruebas es necesario llevar determinado tiempo asegurado en la compañía. Es el caso de las resonancias magnéticas o de las propias diagnósticas específicas que se realizan durante el embarazo.

Por otra parte, con la autorización previa la aseguradora puede comprobar si el paciente tiene la póliza al día, es decir, si ha pagado la prima o si ha superado los límites de dicha póliza.  Pero esto no es todo. Con la autorización de las pruebas diagnósticas también se puede controlar mejor si el paciente presenta enfermedades preexistentes.

No hay que perder de vista que las pruebas diagnósticas suelen ser muy caras. De hecho, las pruebas que requieren autorización y que están sujetas a carencia son, por lo general, muy caras. Solicitar autorización es un gesto generalmente simple y rápido que permite ahorrar dinero a la compañía.

Lo que puede resultar más pesado es tener que remitir un informe junto con la solicitud de autorización. Estos informes suelen pedirse cuando el asegurado lleva poco tiempo con la compañía, por el tema de las enfermedades preexistentes que decíamos antes. Esto es algo que hay que tener en cuenta, ya que lleva más tiempo. Y si pretendes hacerte un seguro de salud para tratar una dolencia actual grave, ten en cuenta que puedes tener problemas y quedarte sin tratamiento.

¿Buscas un seguro de salud?

Encuentra el seguro de salud que mejor se adapta a ti comparador de seguros de salud de PuntoSeguro.com, el primer  comparador de seguros de salud que, además, recompensa la actividad física de sus clientes a través del #RetoPuntoSeguro.

Más información

En estos artículos encontrarás más información sobre seguros de salud:

CALCULA SEGUROS DE SALUD

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

This entry was posted in Seguros de salud. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.