La importancia de un buen dermatólogo para la salud de la piel

granos

Dejar nuestra piel en manos de profesionales es más importante de lo que pensamos. Los dermatólogos son médicos especializados en la piel, el pelo, las uñas y las mucosas. Y tanto desde el punto de vista del diagnóstico como del tratamiento, estos especialistas realizan pruebas específicas para conseguir cuidar nuestra salud, de ahí la importancia de acudir a un buen dermatólogo.

A la hora de elegir los mejores especialistas, es importante tener en cuenta que sean profesionales con experiencia para poder recibir un tratamiento preciso. Por ejemplo, De Felipe Madrid es una clínica que cuenta con expertos con un amplio bagaje profesional, y que además, cuenta con centros en otros lugares como De Felipe London.

Podemos necesitar un dermatólogo en más ocasiones de las que pensamos. Por eso, aquí presentamos cuatro razones por las que acudir a un buen dermatólogo mejora nuestra calidad de vida:

  • Diagnóstico de enfermedades sistemáticas: La piel se relaciona con todos los sistemas de nuestro organismo. Es por eso que ciertas alteraciones en la piel pueden predecir el diagnostico de enfermedades sistémicas, como pueden ser el hipotiroidismo o el lupus. En estos casos siempre es conveniente consultar a un buen dermatólogo para que nos haga las pruebas necesarias para el diagnostico y tratamiento de dicha enfermedad. En muchas ocasiones, las manifestaciones cutáneas pueden ser el único indicador de ciertas patologías, por lo que esta revisión es la que nos permite conseguir, en muchas ocasiones, un diagnostico precoz.
  • Prevención y diagnostico de cáncer de piel: La prevención y la vigilancia son clave para el cuidado de nuestra piel. El cáncer de piel es uno de los más frecuentes en el mundo. Su incidencia sigue creciendo y las largas exposiciones al sol es uno de sus causantes. La detección precoz es vital para el pronóstico del melanoma, uno de los cáncer de piel más comunes. De ahí la importancia de dedicar unos minutos al autochequeo de manchas y lunares y de visitar a menudo al dermatólogo, que además de realizar una exploración exhaustiva de toda la piel, puede utilizar el material adecuado para detectar hasta las lesiones más pequeñas.
  • Tratamiento de enfermedades dermatológicas: El acné o la dematitis atópica son dos de las patologías dermatológicas más comunes en nuestro país. Afectan tanto a jóvenes como no tan jóvenes y en muchos casos los afectados se automedican sin conseguir los resultados esperados. En este sentido, acudir a un buen dermatólogo ayuda a mejorar esta afección, ya que estos expertos darán el tratamiento especifico que necesita realmente cada piel.
  • Mejoras estéticas: además de la rama médica, la dermatología tiene una vertiente estética, cada vez más demandada en nuestro país. El envejecimiento de la piel se ha convertido en una de las principales preocupaciones estéticas de la sociedad actual. Los españoles damos bastante importancia a nuestra imagen, es por eso que los tratamientos Anti-Aging son de los más demandados. En este sentido, los dermatólogos se encargan de estudiar individualmente el tipo de piel de cada uno de sus pacientes para adecuar el tipo de técnica que más les convenga, protegiendo siempre la salud de la piel.

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Contenido extra. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.