Seguros de vida: Abusos de los bancos en Argentina

Seguros de vida: Abusos de los bancos en Argentina

 
 
BANCOS Y FINANCIERAS TIENEN DEMANDAS POR $ 3.000 MILLONES
Pese a las quejas, la letra chica de los créditos todavía esconde ‘costos sorpresa’
A fines de 2007, un grupo de consumidores reunidos bajo el paraguas de ADECUA inició acciones legales contra varias empresas del sistema financiero local, a las que acusaron de cobrar tasas “abusivas” por los seguros de vida asociados a créditos y a financiaciones con tarjeta. Tras los reclamos, muchos bancos bajaron esos costos. Sin embargo, sigue habiendo entidades que cobran hasta 7 veces más de lo que deberían por ese servicio.
Cómo evitar ser víctima de esta situación?
Mirar la letra chica” de los contratos es una recomendación que puede sonar obvia, pero que siempre conviene tener presente: sobre todo si se está a punto de firmar un contrato con un banco. Es que el mundo financiero suele resultar de por sí complicado para la mayoría de los mortales; pero además, la realidad es que tanto los créditos como otros productos que se contratan en las entidades suelen tener costos ocultos que a veces son más abultados de lo que se cree.

Ese es el caso de los seguros de vida, que tanto los bancos como las financieras suelen cobrar todos los meses a los clientes que toman un préstamo o que se financian a través de una tarjeta de crédito. Si bien es perfectamente legal que las entidades cobren ese seguro para tener un respaldo en caso de invalidez o fallecimiento del deudor; lo que a veces resulta excesivo son los montos que cargan las compañías. Es por eso que a fines de 2007, la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (ADECUA) inició 50 demandas por un total de $ 3.000 millones en contra de bancos, compañías de tarjetas de crédito, planes de ahorro y tarjetas no bancarizadas, a las que acusaron de cobrar tasas de seguro de vida muy por encima del valor de mercado –que según puso saber ADECUA, se ubicaría en torno del $0,5 mensuales por cada $1.000 de deuda–. 

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *