“Se debe recuperar el concepto finalista de los seguros de Vida”

“Se debe recuperar el concepto finalista de los seguros de Vida”

 

Francesc Rabassa, director general adjunto de CNP VIDA, analiza, en entrevista en exclusiva para el BDS, la actualidad del mercado bancosegurador en España, abordando los procesos de fusiones que se están dando en las cajas de ahorro y destacando que “sólo hemos visto el primer paso y que habrá una segunda vuelta de los SIP’s hacia fusiones reales, por lo que queda aún una larga travesía”. Afirma que esta reestructuración del mapa bancario no afectará, como sector, a la bancaseguros, porque es un modelo de negocio “que está muy afianzado en España y con una importante capacidad de desarrollo en ramos que actualmente no están incluidos en la oferta y en productos no vinculados a gestión de activo”. Todo ello, añade, “deja por delante unas muy buenas expectativas de futuro para el canal, aunque concentrado evidentemente en una oferta más restringida para el cliente”.

Comenta, al respecto, que el “negocio de seguros en una red financiera, para que funcione sin estacionalidad, con motivación y de forma rentable, requiere de más elementos que sólo el compromiso de un ‘business plan’ de volumen; requiere de una oferta adecuada y en equilibrio entre las necesidades del cliente, la capacidad de la red y la rentabilidad que el accionista espera tras la inversión realizada”. Además, remarca, “los productos de ahorro que se han estado comercializando han competido con los productos financieros en lugar de ser ofertados realmente con una visión finalista y de largo plazo”.

“Creo que se debe recuperar el concepto finalista de los seguros de Vida, aunque estén vendidos en entidades financieras”, afirma Rabassa, que defiende los incentivos fiscales (“es cierto que deberían darse en beneficio de los ciudadanos que se preocupan por su futuro”), pero anima al sector a “predicar y realizar un esfuerzo en concienciar a la población de la necesidad de este tipo de ahorro dejando de competir con los productos bancarios que cubren un ahorro a corto plazo y con un objetivo especulativo. Cada uno tiene su parcela claramente definida”.

Por otro lado, con relación a los impactos que puedan tener las nuevas exigencias de capital para la banca (Basilea III) en el futuro en el sector asegurador, reconoce que “lo más lógico es que las entidades financieras se desprendan de todo o de gran parte de sus participaciones aseguradoras ante el coste de capital que les puede suponer conservar dichas posiciones”. Pero matiza que aún quedan unos cuantos años para la implementación definitiva, “y actualmente creo que las entidades financieras tienen claramente otros temas más acuciantes de los que preocuparse”.

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *