Qué hacer si nos niegan la cobertura

Qué hacer si nos niegan la cobertura

http://eleconomista.com.mx 09.08.2010

De la misma forma como un banco puede rechazar nuestra solicitud para obtener un crédito, una compañía aseguradora puede rechazar nuestra solicitud para una póliza de seguro. Esto se da porque cada aseguradora tiene sus propias políticas para aceptar ciertos riesgos, así como productos dirigidos a segmentos muy específicos.

De esta forma, algunas aseguradoras pueden no estar interesadas en ofrecer seguros de automóviles para taxistas o microbuseros, mientras que para otras, por el contrario, este nicho puede ser prioritario. Cuando uno tiene ciertas preexistencias o enfermedades, puede ser difícil obtener un seguro de vida o de gastos médicos, ya que esto constituye un riesgo mayor que ciertas compañías no pueden aceptar por políticas de selección. De la misma forma, algunas empresas no ofrecen seguros de hogar en ciertas áreas consideradas de alto riesgo.

Para conseguirla

A continuación listamos algunas estrategias que podemos utilizar cuando una aseguradora rechaza nuestra solicitud:

Pregunte a la aseguradora por qué fuimos rechazados. En algunos casos, esto es por políticas de aceptación, las cuales merecemos conocer (por lo menos la causa específica). En otros, el rechazo puede deberse a una falla de interpretación o algún error en la información que entregamos para la cotización del riesgo. En un rechazo siempre es importante conocer qué información tiene la compañía de seguros acerca de nosotros y si dichos datos son correctos o no. Un agente de seguros puede ayudarnos a identificar esto.

Pedir una copia de nuestro expediente médico. Muchas personas no saben que, así como tenemos un reporte crediticio en el Buró de Crédito, podemos tener un reporte médico que ni siquiera conozcamos. Esto en México no es muy común, pero sí ha sucedido. Tenemos el derecho de conocer toda la información que existe de nuestra persona, verificar si es correcta o no, y en su caso pedir su rectificación.

Es importante que nuestros lectores sepan que en Estados Unidos existe un buró médico, que se encarga de concentrar la información médica de los pacientes, lo cual es muy útil en caso de que tengamos algún padecimiento y nos deba tratar un médico y un hospital fuera de nuestra localidad. De esta forma, cualquier médico u hospital puede tener acceso a nuestro historial y ofrecernos el mejor tratamiento.

Busque otra aseguradora. Como hemos mencionado, siempre lo más deseable es renovar nuestros seguros con la misma compañía y no estar saltando de un lado a otro, lo cual puede ser contraproducente en caso de siniestro (podemos haber caído en una compañía aseguradora que no era la adecuada, o bien, en un seguro de gastos médicos, la nueva aseguradora puede no cubrirnos preexistencias ni padecimientos sujetos a periodos de espera). Siempre intervienen factores de calidad y de valor agregado, no únicamente de precio (es decir, aunque el precio siempre será muy importante, no es lo único).

Sin embargo, sólo porque una aseguradora nos ha rechazado nuestra solicitud de cobertura, no quiere decir que otra compañía no esté preparada para aceptar nuestro riesgo. Como mencionamos, las compañías buscan diferenciarse y un aspecto muy específico es el nicho y el tipo de asegurados que cada una de ellas busca. Algunas pueden entender mejor ciertos riesgos y, por lo tanto, son mejores opciones.

Una aseguradora buena, realmente profesional, si nos rechaza un riesgo no tendrá inconveniente en informarnos qué otras opciones tenemos (incluyendo la recomendación acerca de qué otra compañía podría entender mejor ese riesgo y aceptarlo). Y un buen agente de seguros podrá ayudarnos a encontrar, dentro del mercado, la mejor alternativa para nuestro caso en particular.

Te invito a que me envíes tus preguntas, dudas y comentarios a través de mi página en Internet: www.planeatusfinanzas.com

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *