PSN tacha de interesados e hipócritas los cambios en el manido asunto de las incompatibilidades

PSN ha hecho llegar a esta Redacción una carta en la que expresa su opinión acerca de las noticias de los últimos días sobre el régimen de incompatibilidades respecto a los cargos directivos de los colegios profesionales. Concretamente, lo hace en relación a la modificación de los estatutos del Colegio de Médicos de Madrid y el último borrador del Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales.

Indica en el texto que “la reiteración en el debate público de esta cuestión nos trae a la memoria el caso de un exconsejero de PSN, condenado por sentencia firme del Tribunal Supremo por deslealtad en la administración de la Mutua con la consecuencia de daños patrimoniales a la Entidad”. Señala que este caso permite analizar el tema y se pregunta qué ha hecho la Organización Médica Colegial contra este tipo de conductas; responde que nada. Afirma que “resulta curiosa esta doble vara de medir respecto de otros supuestos. Se criminaliza de antemano a quienes se planteen compatibilizar puestos y, sin embargo, nada se dice de aquellos a los que previamente se les ha probado mala praxis en el desempeño de labores gestoras. Llama poderosamente la atención que sean precisamente estas personas quienes se arroguen la bandera de la independencia y de la necesaria separación de cargos”.

Añade que este discurso sobre la incompatibilidad “radica en una profunda injusticia, puesto que presupone como sospechoso a cualquier profesional, limitando sus derechos y posibilidades”. En la carta admite que este debate no es nuevo y que “son muchas las voces que claman por establecer filtros severos que impidan a un ciudadano y, especialmente a un profesional, tener responsabilidades simultáneamente en los ámbitos público y privado”.

Considera PSN que “las alusiones a la necesidad de garantizar su independencia ética y moral parecen dar por supuesto que quienes se vean en esa tesitura antepondrán los intereses privados a cualquier otra cosa”. Concluye el texto afirmando que “los  ciudadanos quieren que les dirijan los mejor preparados, los más eficaces y los más eficientes y eso, no casa con las barreras de las incompatibilidades”.

Fuente: BDS 10/07/2014

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *