Presentación oficial del esperanzador proyecto +Salud +Vida

El primer Curso de Experto se ha programado para enero de 2015

“Esperanzador”. Así calificó Claudio Aros, responsable de Proyectos del CECAS, el resultado del Estudio de Mercado que, dentro del proyecto ‘+Salud  +Vida’ liderado por el Centro de Negocios del Seguro (CNS) del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguro, han realizado la Fundación Auditorium, el Consejo General y CECAS. La presentación oficial de este proyecto tuvo lugar ayer en el Colegio de Mediadores del Seguro de Barcelona, primero ante la prensa y con posterioridad a las aseguradoras, que, según sus impulsores, “mostraron una impresión altamente positiva respecto a la iniciativa”.

En palabras de Domingo Lorente, secretario general del Consejo General, se trata de “una de las iniciativas más prósperas, por lo que puede suponer de incremento de negocio para los mediadores en los ramos de Salud y de Vida”.

No obstante, aunque ayer se realizó la presentación oficial, el primer Curso de Experto está programado para el 12 de enero de 2015, según informó José Luis Mañero, presidente del CECAS. La idea inicial es que cada curso tenga como máximo un total de 180 alumnos, que se distribuirán en grupos de entre 15 y 30; las horas lectivas serán 180, distribuidas  a lo largo de  cuatro meses. La formación, cuyo coste se sitúa en 900 euros, se realizará virtualmente (e-learning), incluyendo foros de debate, videoconferencias, que se realizarán semanalmente, y las tutorías con personal experto en la materia. Para facilitar la interacción, CECAS ha creado una nueva plataforma, accesible a través de tabletas.

El copromotor del proyecto y presidente del Grupo de Mercado del CNS, Moisés Núñez de Bien, explicó que para desarrollarlo se partió de imaginar cuál sería el punto de vista de las personas jubiladas, en el año 2049. Y, aunque pueda parecer  utópico, fue así cómo se intentó dar respuesta a algunas preguntas, analizando y profundizando en un tipo de cliente diferente, que requerirá de una implicación administrativa distinta a la actual y al que habrá que aportar una mayor formación e información aseguradora y financiera. De hecho, la crisis ha puesto de manifiesto que  “la protección personal es, si cabe, más importante que la protección de los bienes materiales”,  por eso, ante esta nueva realidad desde el CNS, se desea contribuir a que se produzca ese “giro”. Para ello se impulsa un plan formativo, además de, por un lado, “implicar a la Administración, para que  entienda cómo la institución aseguradora puede contribuir a salvar de los vaivenes políticos” y, por otro, impulsar una mayor educación “en materia financiera y aseguradora”. Núñez de Bien remarcó que el plan de formación debe entenderse como vinculado a un “compromiso ético”, ya que “hoy hace falta un motor de regeneración social y  entendemos que el seguro lo es, tenemos que hacer ver que somos fiables”.

Gran desconocimiento

El 87% de los encuestados para el estudio desconfía del sistema de previsión social pública y el 67% de ellos considera, además, que el sistema no es sostenible. “Se constata un fuerte desconocimiento de las prestaciones que percibirán en caso de muerte o invalidez, a la vez que se evidencia una insuficiencia de recursos. Así el 42% afirma que no confía en el sistema público pero tampoco tiene capacidad de ahorro”, explicó Claudio Aros en la presentación de los principales datos del estudio.
Además, “existe un gran desconocimiento” del coste y coberturas del seguro de Vida. A pesar de ello, el 58% de los encuestados utiliza el factor económico como el principal argumento para no contratar el producto.

Un dato muy positivo es el nivel de confianza que se otorga a las aseguradoras, que no se refleja en la elección como proveedor: las entidades bancarias continúan registrando mayor contratación (66%) frente a las aseguradoras (47%). Ello se interpreta como un desconocimiento “por parte del cliente del asegurador como proveedor de seguros de Ahorro”.

En cuanto al seguro de Salud, un 2% de los encuestados confirma tenerlo contratado, siendo el más extendido el de Asistencia Sanitaria; en cuanto a la contratación, el 45% se realiza a través del canal directo y el 18% por el canal mediado. Otro dato es que el 11% de las personas que tienen un seguro de Salud no lo contratarían porque creen en el sistema público, el resto sí lo haría para contar con más servicios.

En cuanto a los clientes, Aros manifestó que mientras que “los jóvenes son muy críticos con el sistema de ahorro, pero muy abiertos a las propuesta del sector asegurador; unos consumidores que, en cinco años, estarán dispuestos a contratar”, los clientes de más edad son más “próximos a los bancos que a las entidades aseguradoras”.

Fuente: BDS 31/10/2015

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *