ONU: el calentamiento global no es una amenaza futura, ya se observa en todos los continentes

“El futuro se dibujará en negro si los líderes mundiales no actúan a tiempo y frenan el cambio climático”. Esto es lo que advierte el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que constata que los impactos del calentamiento global son visibles y reales en todos los continentes y océanos. Una llamada de atención en mayúsculas que refleja una advertencia muy seria: de no adoptarse medidas, según el informe, durante este siglo aumentará el desplazamiento de poblaciones, sobre todo en zonas litorales que se verán afectadas por la subida del nivel del mar, las inundaciones y la erosión de las costas.

También menciona el descenso de las cosechas, la extinción de especies y la degradación de los ecosistemas e incluso al riesgo de que se produzcan conflictos violentos o guerras civiles.

El IPCC, la mayor red científica del mundo dedicada a estudiar el cambio climático, desvela en Yokohama (Japón) la segunda de las tres partes de su extenso informe de actualización sobre la literatura científica del calentamiento, llamado AR5. Estos informes serán claves en las negociaciones de las próximas cumbres internacionales sobre el clima. El informe del Grupo I, divulgado en septiembre pasado, concluyó que la actividad humana es la responsable del cambio climático. Ahora se suma en esta segunda parte con la revisión sobre los impactos, la vulnerabilidad de los territorios y las posibilidades de adaptación.

Tal y como desgrana el diario El País, en concreto para el caso de Europa, los expertos predicen más sequías y más incendios en el sur y más inundaciones en el centro y el norte. Las zonas costeras, afectadas por la subida del nivel del mar y la mayor frecuencia de las tormentas, están en peligro. La recomendación del IPCC se centra en la necesidad de fortalecer las defensas costeras. Las poblaciones de la costa noroccidental de Europa serán las más afectadas, mientras varios países como Holanda, Alemania, Francia, Bélgica, Dinamarca, España e Italia tendrán que fortalecer sus defensas costeras, se señala. La combinación de mayores defensas y la erosión del litoral “pueden derivar en zonas costeras más estrechas” en el Mar del Norte, la Península Ibérica y el Golfo de Vizcaya. También habrá que adaptar viviendas y edificios comerciales frente a inundaciones ocasiones, añade el texto.

Futuro: BDS 01/04/2014

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *