Se avecina una gran tormenta en el sector a la hora de abordar la transformación digital

Los próximos años serán complicados para el sector asegurador. La tormenta llegaría por dos cuestiones principalmente: la baja demografía muy ligada al crecimiento del seguro y por el bajo presupuesto en gastos de tecnología para abordar la transformación digital.

Así lo dijo el director del Área de Estudios y TI de ICEAAntonio Martín, durante la celebración del VI Congreso de CIOs de Seguros celebrada ayer. Respecto al número de la población explicó que desde 2007 y 2008 se ha producido un cambio radical en el seguro. Hasta esos años el sector crecía muy por encima de la economía, pero a partir de ahí, el seguro va totalmente en paralelo con la economía, indicó.

Poca inversión

Este hecho le hace pensar que “el futuro de España pinta bastante gris“. Incidió en que con las previsiones demográficas “no sólo no van a ayudar sino que quizá hasta mermen un poquito el crecimiento de la economía. Con lo cual todas las proyecciones económicas que tenemos dependerán de los cambios en las costumbres que nosotros tengamos y del aumento de la renta per cápita para que nos vaya un poquito mejor”. Ejemplificó la situación de los países asiáticos como economías que están adelantando al resto y en cambio en España “nos tengamos que conforman con un futuro más bien gris y muy medianito porque las proyecciones no son excesivamente halagüeñas”. Detalló que esta realidad se correlaciona al 99% con lo que es el seguro en No Vida y Vida Riesgo, “pues exactamente esto que le va a pasar a la economía es lo que viviremos en el sector en los próximos años. Es lo que nos toca”.

El segundo elemento de la tormenta que dibujó Martín tiene que ver con el gasto en tecnología. Afirmó que comparativamente España cuenta con presupuestos por debajo de otros países –2,2% frente al 3,2% del resto del mundo-, y así las “dificultades que tenemos para abordar los problemas asociados a la transformación son mucho mayores que en otros sitios porque sigue haciendo falta mucho presupuesto ymucha velocidad para abordar estos cambios”. Hizo hincapié en que en los consejos de administración no se entiende que parte del oficio en TI es realizar un gran número de pruebas y que algunas sean errores.

También indicó que está tormenta está hoy mitigada “por una situación confortable y unos resultados en los que durante los dos últimos años el ROE ha subido”, ayudado por la llegada del nuevo Baremo de Autos y las expectativas de mejores tipos de interés bajo la perspectiva de que “peor que como estamos es difícil”.

Trabajo en servicios

Entre su visión del sector apuntó que si una compañía está muy vinculada a crecimientos o reducciones notables de gastos sufrirá enormemente, especial en el ramo de Autos. Será más en este negocio porque estará vinculado a la conducción autónoma y se prevé que las primas vayan mermando en los próximos 15 años alrededor de un 50%. Indicó que con esta caída de primas “no somos capaces de reducir los gastos” y la eficiencia va en la proporción de la pérdida de tamaño. Con esto, lo más seguro, es que a futuro “empecemos a tener muchos problemas asociados a la rentabilidadsi el sector empieza a decrecer”.

Para el director de Estudios y TI es más interesante abordar el futuro desde una perspectiva analítica que desde los costes, aunque matizó que hay que trabajar en las dos vertientes. Destacó que con los cambios en el sector y la llegada de nuevos ecosistemas, las economías compartidas, las barreras de protección se van diluyendo y cada vez más entidades de servicios aparecen cerca del seguro. Aspecto que también hacen las aseguradoras en la búsqueda de más volumen. Apuntó que en este sentido el seguro tiene la ayuda del regulador y la ventaja “es que nos da un balón de oxígeno en forma de tiempo que nos puede dar años adicionales. Pero si tú no haces algo viene otro y lo hace”.

Sostiene que el seguro debe crecer en base a un conjunto de servicios que permitan potenciar el volumen “porque el futuro va principalmente de volumen y tamaño” que es lo que te da capacidad de presupuesto para abordar los cambios y las pequeñas equivocaciones.

Fuente: Carta del Seguro 01/06/2018

DEJA TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *