Los bancos no pueden obligar a sus clientes a la contratación de seguros

Durante las III Jornadas del Seguro en Canarias organizadas por el Colegio de Mediadores de Las Palmas se puso de manifiesto que los seguros de Vida (junto a los de Decesos) son las pólizas más rentables en España, lo que “beneficia especialmente la banca, que tiene una cuota de mercado que supera el 70%, con márgenes de beneficios que rondan el 50%”. El motivo, según explican, es que “el precio que el cliente paga por su seguro de Vida al contratarlo con la entidad bancaria es mucho más caro de lo habitual, alrededor de un 48%”.

“Muchos de los que adquieren su póliza lo hacen porque de esa manera obtienen mejores condiciones en la hipoteca que han contratado con el banco, mientras que otros simplemente tienen contratado un seguro de Vida porque viene incluido en sus tarjetas de crédito, es decir, lo hacen de manera indirecta o sin saberlo”.

“Esa falta de transparencia es la que viene a cubrir el Proyecto de Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros Privados (IDD), que actualmente se encuentra en tramitación parlamentaria y entrará en vigor el próximo octubre, con un incremento notable de transparencia para los consumidores y unas condiciones de competencia equitativa para todos los operadores del sector”.

“El que se deba informar de la letra pequeña a los consumidores nos beneficia a todos, aunque generará en un primer momento un trabajo extra al sector en cuanto a documentación y carga burocrática. Los operadores tendremos que informar de todos los costes y gastos asociados al producto así como de sus riesgos, de las obligaciones que genera la contratación y de los beneficios”, asegura el presidente del Colegio de Las Palmas, Sergio Barrera.

En el caso de los seguros de Vida señala que “esta nueva reforma podría hacer que el número de pólizas contratadas sea menor, pero también que la cantidad se reparta de forma más equilibrada o incluso que ganen cuota las compañías aseguradoras y corredurías de seguros, lo que significaría que el cliente podrá beneficiarse de mejores precios”, señala Barrera.

María Belén Pose, directora de la Asesoría Jurídica Corporativa de ARAG, centró su ponencia en la IDD: “También ofrece más seguridad al consumidor, al obligar a los mediadores de seguros a tener en cuentas separadas el dinero de los asegurados y el dinero que les genera su actividad económica”, explica Pose.

Sobre las obligaciones que supondrá la aplicación en el sector del seguro del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) habló Elisa Hernández, delegada de protección de datos (DPO) del Colegio de Las Palmas: “La digitalización de cualquier sector es algo evidente. Los ciberseguros protagonizarán el gran negocio del sector asegurador de la próxima década, y debemos estar preparados en el tratamiento de datos, porque Internet será el principal motor de contratación”.

Fuente: Carta del Seguro 11/06/2018
DEJA TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *