Ni jóvenes ni adultos están de acuerdo en seguir trabajando más allá de la edad de jubilación

Ni jóvenes ni adultos están de acuerdo en seguir trabajando más allá de la edad de jubilación

El 47% de los mayores de 55 años considera las pensiones privadas como la segunda fuente de ingresos para su jubilación, frente al 37% de los jóvenes
 
Las perspectivas y motivaciones de la sociedad ante la jubilación y, sobre todo, las claves para comprenderlas han sido analizadas en el informe ‘Generaciones’, que acaba de publicar el recientemente creado Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones, y que se ha centrado en dos grupos de edad muy distintos: los jóvenes entre 18 y 34 años, frente a los adultos de más de 55 años. A grandes rasgos, el estudio revela que ninguno de los dos grupos está de acuerdo en seguir trabajando más allá de la edad de jubilación, a pesar del incremento de la esperanza de vida. Sin embargo, su confianza en que la pensión pública será una de sus principales fuentes de financiación durante su jubilación difiere en ambos casos. Así, en cuanto a los miembros del grupo de más de 55 años, donde la mayor parte confía en la pensión pública para financiar su jubilación, los planes de pensiones privados son la segunda fórmula más nombrada, aunque menos de la mitad tienen intención de tener uno. Es decir, 7 de cada 10 (71%) esperan que la pensión pública les ayude a financiar sus años dorados, lo que la convierte en el recurso de financiación más común en el país. En segundo lugar encontramos los planes de pensiones privados, que el 47% considera como la segunda fuente de ingresos más importante para su jubilación.

Por su parte, en cuanto a los jóvenes, el 55% cree que la principal financiación para su jubilación vendrá de una pensión pública y el 37% prevé que contará con planes de pensiones privados. Es reseñable que el informe destaca que un 50% cree que la financiación vendrá de otras formas de ahorro. 
 
Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio, que según Ignacio Izquierdo, consejero delegado de AVIVA ESPAÑA,“nos ayuda a comprender las cuestiones sociales, financieras y actitud ante el ahorro de dos grupos de edad muy distintos”. Y añade que “los agentes implicados en la cuestión de las pensiones debemos tener en cuenta las opiniones de los ciudadanos a la hora de educar e informar sobre la responsabilidad que estos tienen en la planificación del ahorro a largo plazo”. Para la elaboración del estudio se han analizado las respuestas de  8.709 participantes en dos cortes generacionales distintos en Irlanda (1.571), Francia (1.265), Italia (1.354), España (1.522), Polonia (1.461), Rusia (890) y Turquía (646).
 

Otros datos destacados del informe

– Gran parte de los adultos que se acercan a la jubilación en España no han pensado qué necesitarían para tener un buen nivel de vida en su retiro. El 42% cree que necesitará el 100% de sus ingresos para vivir cómodamente durante su retiro. Este porcentaje disminuye al 18% al preguntarles cuál sería la cantidad estimada para sobrevivir tras su jubilación.

– Los jóvenes españoles de esta generación son los más preocupados de Europa sobre sus perspectivas de carrera y sobre la posibilidad de encontrar un trabajo (59%). Asimismo, las actitudes de este grupo hacia el futuro son representativas de su manera de ahorrar, lo que les lleva a priorizar el ahorro a corto plazo y los gastos del momento (53%) frente a la planificación de su seguridad en el largo plazo.

– Los españoles encuestados pertenecientes al grupo “cercanos a la Jubilación” no están usando sus últimos años en activo para ahorrar más de cara a su futuro: casi 3 de cada 10 (28%) tienen pensado ahorrar menos dinero en los próximos 12 meses o incluso dejar de ahorrar totalmente.

– Las actitudes de este grupo coinciden con las de sus coetáneos europeos, aunque son los más comprometidos con el ahorro para el futuro y, junto con los franceses, los que más confían en el seguro. El 78% reconoce la importancia de estar bien asegurado.

– Por último, los españoles encuestados son, con diferencia, los más preocupados por la salud. Más de la mitad (54%) hacen de ella una prioridad, frente al 18% de los italianos o el 19% de los franceses.

Fuente: BDS 07/10/2011

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *