MUTUA MADRILEÑA gana 163 millones en 2010, un 3% más

MUTUA MADRILEÑA gana 163 millones en 2010, un 3% más

MUTUA MADRILEÑA ha logrado, con el cambio de tendencia iniciado en 2008 y la puesta en marcha del plan estratégico 2009-2011, pisar el acelerador. Ha completado la fase de recuperación e inicia ahora una fase de expansión que se apoyará en su acuerdo con La Caixa, con la que invierte el peso de los ramos, reduciendo la dependencia de Autos del 80% al 38%, mientras que Salud sube del 14,7% al 52%. "Estamos en un año histórico para MUTUA MADRILEÑA, con un crecimiento orgánico liderado por negocios tradicionales hasta que incorporamos nuevos negocios; el pasado año creábamos una nueva unidad y compañía dedicada concretamente a empresas, GLOBALIS, y cerrábamos dos operaciones estratégicas con La Caixa", señaló el viernes Ignacio Garralda, presidente de la mutua, durante la presentación de los resultados anuales. "Hemos completado la recuperación del negocio asegurador y a partir de este año iniciamos una fase de expansión", señaló.

La aseguradora cerró 2010 con un beneficio de 163 millones de euros (+3%). Por sociedades, MUTUA MADRILEÑA es la que más aporta al resultado del grupo, con 143,5 millones, después de revertir a sus mutualistas un total de 160,4 millones repartidos en descuentos y reducciones tarifarias, garantías gratuitas o ayudas sociales (13,1 millones menos que en 2009). Por su parte, ARESA SALUD y Autoclub contribuyeron al grupo con ganancias de 11,3 y 3,1 millones, respectivamente; mientras que Mutuactivos y otras empresas aportaron 5,2 millones.

Los ingresos por primas del grupo se situaron en 1.357 millones (+5%), de los que 1.104 millones procedieron del negocio No Vida de MUTUA MADRILEÑA (+3,3%). En Autos, la facturación se incrementó un 2,8%, cifra que Garralda tildó de "meritoria" frente a la caída del 0,91% de la media del sector. Esto se debe en gran medida al aumento en un 32% en la contratación de nuevas pólizas, sumando 236.093 nuevas contrataciones. El número de pólizas en cartera (sin incluir ARESA) roza los 2 millones, un 5,9% más, lo que achacó a la "alta fidelidad" de los clientes y la escasa rotación o anulación de contratos.

También hizo referencia a la disminución en 2,6 puntos porcentuales del ratio de siniestralidad de No Vida, así como del ratio combinado (pasó del 95% al 92,5%). Por otra parte, insistió en que el ratio de solvencia de la aseguradora es de un 1.939%, 62 puntos porcentuales más que en 2009 y "20 veces por encima del nivel legal". "A pesar de la nueva regulación, el margen de la compañía seguirá siendo superior en cinco o seis veces al establecido", remarcó.

VIDACAIXA despierta movimientos en el mercado

Respecto a su negocio de seguros de salud, ARESA obtuvo unos ingresos por primas de 199,5 millones (+6,8%), y "confirma el buen resultado de reposicionamiento estratégico iniciado en 2008". En lo que respecta a una de las mayores operaciones en bancaseguros realizadas hasta la fecha en el sector, "no cabe duda de que, además de sorprender, ha despertado movimientos en el mercado por ser una operación de gran trascendencia en el sector", aseguró Garralda, que señaló que, aunque la adquisición del 50% de VIDACAIXA y ADESLAS concluirá a lo largo del tercer trimestre de 2011, lo más seguro es que la operación sea efectiva en septiembre, ya que hay que sacar algunos activos de ARESA y de los hospitales de ADESLAS. Esta operación supone para el grupo un "salto cualitativo" en el ranking de No Vida, donde se posicionaría segundo en España, sólo por detrás de MAPFRE, a la vez que refuerza su posición en el total del sector como cuarta empresa, liderando asimismo el sector de Salud.

"Esta es una de esas oportunidades que solo se dan una vez en la vida y nos viene como anillo al dedo, porque nos permite alcanzar un crecimiento equilibrado, diversificado y estable", sostuvo Garralda sobre el acuerdo con la caja, a la que considera "un socio único". Con el pacto, la mutua también logra: un mayor peso en bancaseguros, ya que ahora supondrá el 41% de la nueva producción gracias al acuerdo de distribución en exclusividad con la caja; mayor diversificación geográfica (saldando "la asignatura pendiente de la mutua" de salir de Madrid, que disminuye su peso del 71,5% al 43,4%, y teniendo a su alcance a los 10,5 millones de clientes y más de 4.500 sucursales de la caja para vender las pólizas); y “un cambio de posición dominante, desde el punto de vista de las primas, de Autos por Salud”.

Respecto a otros acuerdos con cajas, señaló que en principio no está previsto ningún otro, y en caso de producirse sería algo "puntual". Además descartó entrar en el accionariado de la futura Caixabank. En contra, sí mostró la intención de reforzar su posición en la gestión de activos de fondos de pensiones. Señaló que en su día hubo una propuesta a La Caixa para formar parte de este negocio, pero que no aceptó, por lo que no descarta cerrar algún acuerdo con alguna otra entidad antes de finales de año pues considera que "estar en el negocio de las pensiones privadas es apostar por el caballo ganador". "Estamos en una búsqueda activa, continuamos haciendo prospecciones en el mercado", apuntó al respecto.

Aseguró que no elevará su cartera de participaciones (ya salió de Sacyr y vendió parte de su paquete en Repsol).

Previsiones 2011

Para 2011, Garralda reconoció que será un año "difícil" y que el crecimiento de primas oscilará entre el 2% y el 4%, porque "mientras no aumenten las matriculaciones de automóviles es complicado alcanzar tasas elevadas en captación de nuevas pólizas", y el mantenimiento de la crisis fuerza al cliente a optar por coberturas más baratas, por lo que no habrá "crecimiento exponencial", señaló. La aseguradora insistirá en la reversión de beneficios a los mutualistas y también buscará reducir su ratio de anulaciones en Autos, que es del 6,24%, cuando en el sector oscila entre el 13% y el 18%; asimismo, se centrará en mantener su ratio de siniestralidad muy por encima del sector (83,7% frente a 79,5%), y en mejorar su diferencia en el ratio.

Sobre el alquiler de la Torre de Cristal, Garralda subrayó que no está vacía sino que cuatro o cinco plantas ya están alquiladas y comentó que "tener el año que viene la torre al 30% de su ocupación sería una buena meta". Asimismo, reconoció que el coste de mantener las instalaciones junto con los gastos de seguridad y el Impuesto de Bienes Inmuebles, que alcanza los dos millones de euros anuales, hacen que la contribución neta del edificio sea negativa.

Fuente: Boletín Diario de Seguros

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *