Moody’s: pronóstico negativo para el Reaseguro en 2015

Como contrapartida anticipa un pronóstico ‘estable’ para la industria aseguradora

Moody’s mantiene su perspectiva ‘negativa’ para el sector reasegurador global, ya que ve cómo aumenta la presión competitiva. “La competencia va a exprimir más los beneficios de esta industria en los dos próximos años, hasta niveles cercanos o inferiores al coste de capital”, afirma Kevin Lee, vicepresidente de la agencia.

A su juicio, “los reaseguradores tradicionales se enfrentan a una disminución en el número de contratos y, al mismo tiempo, a una pérdida de cuota de mercado por parte de productos de sustitución más baratos respaldados por capital alternativo”. “Como resultado de ello, no creemos que el mercado vaya a modificarse a corto plazo, salvo que algún tipo de gran desastre natural o unas pérdidas inesperadas generen cambios en la percepción de riesgo por parte de compradores y vendedores”.

Moody’s concreta que los “productos sustitutivos más baratos”, respaldados por capital alternativo, continuarán ganando cuota de mercado. Además, las reaseguradoras que están perdiendo cuota de mercado en el reaseguro catastrófico están cambiando hacia otras líneas, lo que acrecienta la competencia.

“La intensa competencia mantendrá bajo presión los rendimientos del sector, lo que redundará en una disminución de los precios para riesgos de catástrofes de alrededor del 10%”, indica la agencia.

Perspectiva ‘estable’ para 2015 tanto en Vida como en No Vida

La misma agencia ha anticipado un pronóstico ‘estable’ para la industria aseguradora mundial, tanto de No Vida como de Vida, en 2015. Respecto al primero, la agencia cree que, en general, las primas del sector deberían crecer a tasas de un solo dígito en Norteamérica y en la mayor parte de Europa. El crecimiento debería ser “mucho más fuerte” en los mercados emergentes, según la agencia de calificación.

Con más detalle, señala que las aseguradoras de líneas comerciales se están beneficiando de unas tasas que aumentan en los últimos años. Sin embargo, este ritmo de crecimiento en los precios en Estados Unidos “están flaqueando, lo que podría conducir a una compresión de márgenes en la segunda mitad del año”.

Moody’s comenta que un “crecimiento económico más fuerte, un aumento de precios superior a la evolución de los costes, junto con una capitalización robusta y un aumento gradual de las tipos de interés” podría cambiar la perspectiva del sector a ‘positiva’. Al contrario, cita como factores que podrían tener un impacto material en el pronóstico, y con ello, una rebaja a ‘negativo’, a: “un más débil crecimiento económico, un descenso en los precios que erosione los términos y condiciones de las pólizas y un inesperado aumento en los costes de siniestralidad, que causa un desarrollo adverso del 5% o más en las reservas de la industria”.

Por lo que respecta al seguro de Vida, este sector también se beneficiará de una gradual recuperación de la economía mundial, así como un énfasis en la disminución de productos garantizados, lo que ayudará en parte a compensar la disminución en los márgenes de inversión. Además, las subidas en los mercados de valores durante este año apoyará el rendimiento de los productos en 2015.

“La mayoría de nuestros pronósticos para los seguros de Vida en todo el mundo son estables, pero no se rigen solo por la recuperación económica y el descenso del desempleo en general, sino también por un aumento de los precios de los activos y el mejor mix de productos, lo que contrarresta los efectos de bajos tipos de interés”, afirma Benjamin Serra, analista de la agencia. No obstante, matiza que un pocos mercados europeos siguen con perspectiva ‘negativa’, “en particular para el Reino Unido, Alemania y los Países Bajos”.

Moody’s espera que unos mayores ingresos disponibles por parte de los consumidores, gracias a un crecimiento global en Estados Unidos y los mercados emergentes, apoyen las ventas de seguros de Vida Ahorro y los productos de protección. En Europa, sin embargo, los desafíos para las aseguradoras de Vida persisten debido al todavía elevado desempleo en Francia e Italia, y la incertidumbre derivada de los cambios legislativos, especialmente en Reino Unido. Otro factor clave de la perspectiva ‘negativa’ para algunos estos mercados europeos es el entorno de bajos tipos de interés, especialmente cuando la tasa garantizada a los asegurados es alta, como es el caso de Países Bajos y Alemania.

Fuente: BDS 09/12/2014

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *