Menos ahorradores y con menos dinero para la jubilación

Menos ahorradores y con menos dinero para la jubilación

Los efectos de la crisis son palpables en muchos de los ámbitos de la economía, y en el ahorro de las familias también. Según las conclusiones del IV Observatorio CASER Pensiones, presentadas ayer, el porcentaje de españoles que afirma ahorrar para su jubilación ha caído en cinco puntos respecto a 2010, pasando  del 41% al 36%, una de las cuotas más bajas desde que se puso en marcha este Observatorio. Es más, la cuantía media de ahorro anual, que en el informe de 2010 se situaba en 3.350 euros, ha bajado ahora hasta 2.612 euros. Se observa además, según explicó Manuel Álvarez, director del Observatorio, que para más de un tercio (38%) de los que confirma que ahorra, la cantidad media destinada es “un poco corta”, y para un 30% es “muy corta”.

País Vasco es la comunidad en la que se alcanza mayor porcentaje de ahorradores para la jubilación (49%) (“hay lecciones que aprender”, comentó Álvarez, de esta comunidad en relación al desarrollo del segundo pilar), mientras que Cantabria es la que contabiliza el porcentaje más bajo (28%). Cabe reseñar que se ha rebajado la edad que se considera idónea para empezar a ahorrar, pasando de 34 a 31 años.

En cuanto a las causas para no ahorrar, la imposibilidad de hacerlo sigue siendo la más mencionada (60,5%), debido en su mayoría a razones de índole laboral (en particular entre los encuestados más jóvenes) y también por cuestiones relaciones con la hipoteca. Álvarez comentó que, en esta edición, se ha querido profundizar en la idea de que tener una hipoteca es incompatible con el ahorro para la jubilación. “La primera conclusión interesante es que el 63% de ellas compatibilizan o han compatibilizado en algún momento el pago de la hipoteca con el ahorro para la jubilación, de lo que se deduce que ambos sí son compatibles”, detalló el directivo que, no obstante, matizó que un 84% cree que es compatible siempre y cuando la cuantía de la cuota no supere el 36% de los ingresos totales del hogar.

Disminuye la confianza en la Seguridad Social

Esta edición del informe, realizado con una muestra de 8.000 entrevistas, hace hincapié en que los españoles no ahorran, incluso pese a que disminuye la confianza en la Seguridad Social, que pasa del 37% obtenido en 2010 al 29% en esta edición. Respecto a 2009, año en que la confianza en la Seguridad Social alcanzó su punto álgido, la caída ha sido de casi 30 puntos, desde una cuota del 58%.  En este sentido, es relevante el hecho de que para un 43% las pensiones públicas son muy bajas y que con ellas pasaría necesidad, así como la opinión de los encuestados que consideran que la probabilidad de que el Sistema de Pensiones quiebre es alta, situándola en 6,19 sobre 10.

En cuanto a la intención de ahorrar en el futuro, la percepción es “más sombría”, pues una gran mayoría (77%) espera hacerlo, si bien dicho porcentaje es tres puntos inferior al de 2010. No obstante, la cuantía que esperan destinar es mayor, y sube de 3.038 euros a 3.370 euros.
Por lo que se refiere a las personas que sí ahorran para la jubilación, aunque el 66% afirma que aportará más o menos lo mismo, el porcentaje ha caído en casi ocho puntos respecto al año anterior, y en 16 puntos frente a 2009, donde este porcentaje era del 82%. La crisis económica es el principal motivo por el que afirman que ahorrarán menos.

Tal y como revela la encuesta, no es que los españoles sean poco previsores en general (sí lo son en temas relacionados con la salud o el hogar), pero lo son “muy poco” en lo relativo al ahorro para la jubilación.

“Hay que aprovechar la oportunidad de facilitar la transición del ahorro a corto plazo hacia uno a largo plazo”

A la luz de los datos aportados por el informe, Manuel Álvarez afirmó que hace falta mucho esfuerzo de información a la gente sobre su futura pensión. “Falta información para adoptar decisiones”, remarcó el directivo, que también cree que hay una “necesidad de mejorar la cultura financiera”.  No es una “línea urgente”, pero sí en la que “hay que trabajar”.

Asimismo, de cara a posibles actuaciones acciones a desarrollar por el nuevo gobierno entrante con vistas a cambiar el panorama sobre el ahorro, abogó por “motivar una verdadera política demográfica” -poniendo como ejemplo las medidas vigentes en Francia- que mitigue los efectos del envejecimiento; pidió que se motive el “ahorro vía impositiva”, y, en particular, planteó medidas para “flexibilizar la liquidez del ahorro” para momentos de apuros económicos; y remarcó, finalmente, que la previsión social empresarial sigue siendo el “talón de Aquiles” de nuestro país, pero en el que se pueden hacer cosas.

En suma, en una coyuntura como la actual, en el que las familias han reducido sus gastos, y apuestan por un “ahorro precautorio”, pero no finalista, Álvarez pidió medidas para “facilitar la transición del ahorro a corto plazo hacia uno a largo plazo”.

 

Otras conclusiones de interés

– A la hora de determinar la cuantía que se debe ahorrar para la jubilación, el 71% afirma que destina “lo que piensa que no le hace falta”.

– Los productos específicos siguen siendo mayoritarios a la hora de ahorrar, al tiempo que disminuyen –del 31% al 21%- el uso de inmuebles. El plan de pensiones es el mecanismo más usado (80%).

– El canal más elegido para la contratación es el banco (49,8%) y la caja de ahorros (45,7%).

– El 82% no se ha planteado cuánto dinero debe tener ahorrado cuando se jubile.

– Sigue habiendo un rechazo generalizado a las medidas adoptadas en la reforma de las pensiones, especialmente en lo que se refiere a retrasar la edad de jubilación (se valora con un 3,76 sobre 10), congelar las pensiones (3,16 puntos) o aumentar el periodo de cálculo (3,89). Otras medidas alternativas, el incremento de las ventajas fiscales, que no se ha incluido en la reforma, reciben mejor valoración (6,36) y parecen ser “más populares”.

– El 34% piensa que debería ser obligatorio por ley que las empresas aportasen una cantidad de ahorro privado para la jubilación de sus empleados.

Fuente: BDS 29/11/2011

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *