Mapfre pronostica un tramo final de ejercicio 'complicado' para el Seguro de Vida

Mapfre pronostica un tramo final de ejercicio 'complicado' para el Seguro de Vida

www.capitalmadrid.info
Juegan en contra la inestabilidad de los mercados y la desconfianza del consumidor hacia los productos financieros

MapfreÁngel Guzmán.– No se muestra precisamente optimista el Instituto de Ciencias del Seguro de la Fundación Mapfre en su tradicional informe de agosto sobre las perspectivas del seguro. Especialmente en Vida, donde pronostica "un ejercicio complicado", ya que "existirán frenos vinculados a la previsible alta volatilidad de los mercados de renta variable y de renta fija, lo que incidirá en la inestabilidad de los precios, rentabilidades y primas de riesgo". También destaca la desconfianza del cliente final hacia los productos financieros. Además, "el elevado nivel de desempleo, déficit público y menor dinamismo de nuestra demanda" no contribuirán a que el sector crezca. Ese pesimismo queda, no obstante, matizado en el informe, ya que Mapfre habla de "otros factores sí incidirán positivamente", como el destacado aumento de las tasas de ahorro en épocas de dificultad económica, el alto nivel de solvencia detentado por las entidades aseguradoras, las perspectivas demográficas, la capacidad demostrada de comercializar productos innovadores con rendimientos garantizados, la previsible reforma del sistema público de pensiones, entre otros.

Dentro de Vida, el bajo nivel de actividad crediticia contribuirá desfavorablemente al desarrollo de los productos de Riesgo. En Ahorro-jubilación, las preferencias de los inversores seguirán dirigiéndose hacia los seguros de interés garantizado, rentas vitalicias y productos vinculados a activos o estructuras atractivas de rentabilidad. "A diferencia de 2009, y en tanto en cuanto los Planes de Pensiones de Renta Variable puedan recuperar la senda de rendimientos positivos para sus partícipes, los Planes de Previsión Asegurados disminuirán su ritmo de contratación y de captación de derechos consolidados; no obstante, mantendrán su demanda para determinados ahorradores con perfil de ausencia de riesgo a la hora de elegir sus productos de previsión", añaden los expertos de Mapfre.

Por otra parte, la actual recesión económica y las dificultades por las que atravesará el tejido empresarial español, supondrán una probable disminución de la facturación en los seguros de Vida Colectivos. Sí esperan en Mapfre un "progresivo aumento en primas y provisiones de los Planes Individuales de Ahorro Sistemático". "Es probable" que los planes de pensiones "recuperen su acostumbrado vigor", animados por "la futura reforma de los sistemas públicos y las medidas que pudieran introducirse para potenciar los Planes de Pensiones del sistema de empleo".

En cuanto a los Fondos de Inversión, su escenario será nuevamente muy difícil. El nivel de suscripciones netas (excluyendo los reembolsos) puede seguir siendo negativo, y la inestabilidad de los mercados de deuda pública podría repercutir en la pérdida de partícipes y patrimonio gestionado en los Fondos de Renta Fija. En cambio, las perspectivas para los Fondos Garantizados son "favorables".

Tampoco parecen halagüeñas las previsiones sobre el ramo de Automóviles, que  seguirá experimentando "los efectos colaterales de la crisis económica", lo que continuará reflejándose en un movimiento de los clientes hacia productos y coberturas más económicas, provocando la sustitución de sus pólizas a Todo Riesgo por productos con franquicia o seguros a Terceros.

"Como consecuencia de lo anterior, se espera una disminución general de primas del sector, donde las entidades estarán tentadas a continuar con la estrategia de reducción de primas para buscar objetivos de captación y retención de clientes, sin embargo, el recorrido es muy corto, ya que los ratios continúan resintiéndose y el margen técnico es ya muy reducido", avisan en Mapfre.

La subida del IVA en julio, en el que el ramo de Automóviles será el más perjudicado al tener que asumir las compañías el sobrecoste que el impuesto generará en las reparaciones; y la previsión del Ministerio de Industria de no renovar el Plan 2000E de ayudas directas a la compra de automóviles juegan también en contra del seguro. Además, Solvencia II  y la posible reforma del Baremo de indemnizaciones de lesionados "requerirán mayores recursos a las aseguradoras".

En Multirriesgos, Mapfre espera un crecimiento en primas más suave que el experimentado en 2009, reflejo de la fuerte caída que ha experimentado la construcción de viviendas, la "perennidad" de las empresas y el aumento de personas en situación de desempleo como consecuencia del agravamiento de la crisis económica. "Ante esta perspectiva, el escenario volverá a ser de fuerte competencia (fruto del exceso de oferta), presión a la baja de los precios, menor fidelidad de los clientes y caída de márgenes en el negocio", señala el informe.

En Salud, continuará tanto la reducción en la suscripción de nuevos seguros, como el incremento en las tasas de anulación. La siniestralidad experimentará un repunte motivado en gran parte por un incremento per cápita de la facturación de los proveedores sanitarios, y por el efecto del mayor grado de utilización de los servicios sanitarios por parte de los asegurados que mantienen el seguro.

El ramo de Responsabilidad Civil se está comportando de manera similar al ejercicio precedente pero "corregido y aumentado". El hecho de que esta actividad haya alcanzado "en los últimos años una cierta madurez no permite vislumbrar grandes cambios, ni tan siquiera si se asistiera a un cambio de ciclo, en tanto la siniestralidad se manifieste de una manera tan favorable aparentemente, pues ya se sabe que se trata de una modalidad de seguro de larga evolución", insisten en la Fundación Mapfre.

En Accidentes, "las bajas tasas de siniestralidad parecen consolidarse gracias, en gran parte, a las medidas estructurales en seguridad laboral y vial, lo que unido a las servidumbres impuestas por la situación económica, pronostican una reducción generalizada de tarifas. Será necesario por tanto, prestar atención a las mismas para que no se produzcan situaciones de clara insuficiencia de primas".

En el seguro de Crédito, se espera una reducción de las mismas más acusada que la producida durante 2009, porque "acusará de manera notable el fuerte descenso que están experimentando las facturaciones de las empresas aseguradas". La buena noticia es que se espera que la frecuencia de siniestralidad del ramo continúe en niveles moderados y muy por debajo de la registrada en 2009, aunque pueden registrarse "siniestros de intensidad, principalmente motivados por las dificultades existentes en diversas empresas a la hora de culminar procesos de refinanciación". Pese a ello, Mapfre pronostica "una importante recuperación de los resultados técnicos" y que  el mercado varíe la tendencia de precios al alza y de condiciones más restrictivas iniciada desde 2008.

Caución c

ontinuará afectado por la crisis inmobiliaria, donde el volumen de viviendas sin vender está provocando la práctica inexistencia de nuevas promociones. La contratación pública, que durante los últimos años ha permanecido estable, se ha contraído notablemente como consecuencia de las medidas gubernamentales de reducción del gasto. Todo esto va a impactar negativamente en el sector, tanto en el volumen de primas como en la siniestralidad.

Mercancías, en cambio, se verá beneficiado por el mayor dinamismo de la actividad de importaciones y exportaciones, y regresará, aunque de manera muy suave, a la senda de crecimiento. No sucederá lo mismo con Marítimo, ya que las flotas se están renovando con primas a la baja o, en el mejor de los casos, con las mismas condiciones que en 2009. Sí se atisba un repunte del ramo de Embarcaciones de Recreo.

Los ramos de Ingeniería seguirán sufriendo las consecuencias de la crisis del sector de la construcción, con especial incidencia en el seguro Decenal, al paralizarse una gran cantidad de obras de edificación y disminuir drásticamente la contratación de obra nueva. Continuará arrastrándose en este ejercicio la situación de mercado blando, lo que presumiblemente afectará de manera negativa al ratio combinado en los próximos años.

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *