Mapfre, Aviva, Zurich, Aegon y Reale tienen acuerdos con cajas

Mapfre, Aviva, Zurich, Aegon y Reale tienen acuerdos con  cajas que  gestionan  35.000 millones de euros en seguros de vida y planes de pensiones

Publicado en Expansión el 21-07-09 , por Elisa del Pozo

La fusión de cajas que está en ciernes va ha provocar una reordenación de los acuerdos de bancaseguros de las entidades implicadas, que mueven 34.848 millones: 23.126 millones en ahorro gestionado por el seguro de vida y 11.722 millones como patrimonio de planes de pensiones.

Aviva, Aegon, Mapfre, Zurich, Reale y Caser, siguen la evolución de los anuncios más o menos oficiales, ya que pueden repercurtir en sus alianzas. Con seis pactos, Aviva es la que más acuerdos tiene (ver ilustración) y la única que basa su presencia en España es este esquema de distribución. Es, por tanto, la que más afectada puede verse por la reordenación de las cajas. Mapfre ya ha sufrido en carne propia las dificultades de estas entidades con la intervención de su aliada Caja Castilla la Mancha.

"Las aseguradoras están todas protegidas económicamente. No ha habido ningún despistado ya que en acuerdos a tan largo plazo, a 30 años o indefinidos, puede ocurrir de todo", afirman en una sociedad cercana a estos pactos.

Cataluña es la comunidad en la que más operaciones de fusión pueden surgir por el elevado número de cajas con que cuenta. La unión de las cajas de Sabadell, Terrasa y Penedès fue la primera puesta encima de la mesa del Banco de España.

La suiza Zurich es socia de Caixa Sabadell, la más grande de estas tres entidades catalanas, con quien mantiene una aseguradora al 50%. Aegon y Reale están cada una asociadas a Caixa Terrasa, la primera en el seguro de vida y la segunda, en el negocio de seguros generales.

Las aseguradoras con acuerdos con las cajas de ahorro están protegidas económicamente

En Andalucía, Aviva se vería beneficiada con la fusión de su socio Unicaja que se fusionará con CajaSur y Caja Jaén, que no tienen pactos. La unión de Caja Duero y Caja España dejará frente a frente a Mapfre, socio de la primera, y Aviva, aliado de la segunda. Ambas cajas han encargado a KPMG un estudio sobre el peso que debería tener cada una en la futura entidad, aunque tampoco está definido si la operación será una fusión o una integración.

Estas alianzas están todas diseñadas con un mismo patrón y la creación de una nueva entidad hace que los pactos ya firmados sean incompatibles con la caja que resulte de una fusión jurídica, pero la situación no está tan clara si se trata de una integración. "En una fusión la cláusula que resuelve el contrato entra en vigor inmediatamente, pero en una integración habría que analizar cada caso y la figura jurídica en que se plasma la unión", apuntan en el sector.

Si dos cajas con acuerdo de bancaseguros con entidades diferentes se fusionan, al menos una de las aseguradoras tiene que salir de la nueva entidad. Los acuerdos ya contemplan estas situaciones y es normal que el precio de salida esté tasado desde el momento de firmar la alianza. La aseguradora que salga recibirá la cantidad estipulada y la que se queda debe pagar un importe por la nueva dimensión de su socio, que incluye, entre otras cosas, un aumento de la red y del número de clientes.

En el hipotético caso de que las negociaciones no lleguen a buen puerto, la caja resultante tiene la potestad de rescindir los acuerdos con todas sus aseguradoras asociadas, pero tendría que pagar por ello.

Aviva, con seis alianzas en vigor, es la entidad que podría verse más afectada por la reordenación

Las actuales dificultades de financiación que encuentran las empresas pueden marcar también el desenlace de estos acuerdos.

Podría ocurrir que una caja resultante aglutinara en una misma entidad a sus aseguradoras asociadas. La caja tendría el 50% y cada una de las otras dos compañías el 25%. En principio este esquema no resulta muy atractivo, pero tiene la ventaja de que las empresas no tendrían que buscar financiación para afrontar las compras derivadas de una fusión.

Pese a esta situación llena de incógnitas, las aseguradoras siguen buscando acuerdos de bancaseguros, pero ahora se incluyen aspectos, como las fusiones y la salud de cada entidad, que antes no formaban parte de la negociación.

Si se fusionan dos cajas con socios diferentes en seguros, uno tiene que salir de la entidad

Acuerdos con el mismo patrón
Los acuerdos de bancaseguros siguen todos el mismo patrón. Una aseguradora se hace con el 50% de la aseguradora, generalmente de vida, filial de una caja o banco y toma también su gestión. La vendedora se compromete a comercializar en su red en exclusiva los productos de la aseguradora compartida.

Los acuerdos incluyen planes de negocio a largo plazo con pagos en función de su cumplimiento. La reducción de oficinas que bancos y cajas están labordando no perjudica estos acuerdos, señalan en el sector, ya que los planes de negocio se basan más en el número de clientes y el negocio.

 

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *