Los países de la UE acuerdan una posición común sobre la directiva de distribución de seguros

El siguiente paso es iniciar las negociaciones con el Parlamento Europeo, colegislador comunitario de la norma

Los países de la Unión Europea acordaron ayer su posición frente al proyecto de directiva de distribución de seguros, lo que les permitirá entablar negociaciones sobre el asunto con el otro colegislador comunitario, el Parlamento Europeo. El acuerdo lo lograron los embajadores de los Veintiocho en una reunión en Bruselas, con el objetivo de que la futura directiva pueda ser respaldada por el pleno de la Eurocámara en primera lectura una vez sellen también un acuerdo con los eurodiputados.

Los países tendrían dos años para trasponer la nueva ley comunitaria a sus legislaciones nacionales.

“El acuerdo alcanzado hoy nos permite completar la legislación en el sector financiero con vistas a incrementar la protección de los consumidores, reforzar la calidad, la información al público y establecer mejores normas de negocio para los distribuidores”, indicó el embajador italiano ante la UE, Stefano Sannino, cuyo país preside este semestre el Consejo de la Unión.

Según el comunicado del Consejo de la UE, del que se hace eco la agencia Efe, la futura legislación pretende mejorar la regulación de la venta de minoristas de seguros, de manera que se facilite su integración en el mercado, así como establecer las condiciones necesarias para una competencia más justa entre los distribuidores de productos de seguros. Además, persigue reforzar la protección del asegurado en lo que se refiere en particular a los productos de Vida Inversión.

Según los Estados miembros, la nueva directiva extenderá su alcance a todos los canales de distribución de seguros e incluirá “requisitos proporcionados” para todos los que los venden de forma subordinada. Asimismo, “identificará, gestionará y mitigará” los conflictos de intereses; incrementará las sanciones administrativas y las medidas en caso de que se vulneren las provisiones clave, o reforzará la idoneidad y objetividad de las recomendaciones de seguro. La directiva también garantizará que las cualificaciones de los vendedores profesionales encajan con la complejidad de los productos que distribuyen, y aclarará el procedimiento para entrar en el mercado transfronterizo de la UE.

Para garantizar la “consistencia entre sectores financieros”, el proyecto de directiva tendrá en cuenta igualmente las normas establecidas para los mercados en instrumentos financieros.
Según el texto de negociación acordado ayer, los Estados miembros podrían aplicar provisiones más restrictivas para proteger a los consumidores si lo considerasen apropiado, siempre y cuando esas medidas fueran “consistentes con la ley de la UE”.

Fuente: BDS 06/11/2014

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *