Los mayores de 50 años sabrán a lo largo del último trimestre del año su situación laboral y la expectativa pensional

Ayer se envió el proyecto de Real Decreto por el que el Gobierno pretende reforzar la información recibe el trabajador acerca de su carrera de cotización

Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social, reveló ayer durante su participación en el Foro CincoDías, patrocinado por Banco Sabadell y Accenture, que el Ministerio de Empleo había remitido esa misma mañana a los agentes sociales el proyecto de Real Decreto por el que el Gobierno pretende reforzar la información que recibe el trabajador acerca de su carrera de cotización.

El principal objetivo, tal y como desgranó Burgos en el Foro del que se hace eco el diario económico, es que todos los trabajadores dispongan de la información sobre la cotización que realizan por ellos su empresa, así como de las expectativas futuras de jubilación que tienen según dichas cuotas. El secretario aseguró que “hasta ahora no podíamos ver nítidamente las aportaciones realizadas y, por ello, las cosas tienen que cambiar”. Por ello, el departamento de Empleo ultima el plan por el que a lo largo del último trimestre de este año comenzará a enviar a los trabajadores mayores de 50 años una carta con los datos relativos a su situación laboral y sus expectativas de retiro.

La misiva pretende incluir la fecha posible de jubilación del trabajador (siempre teniendo en cuenta cuándo le correspondería según la edad legal que fije el sistema en ese momento) y cuánto cobrará de pensión, entre otros conceptos. El objetivo es reforzar la transparencia y hacer que el trabajador confirme que su prestación “es justa”.

La devaluación fiscal “aceptable en teoría, pero inviable en la práctica”

Tomás Burgos también puso de manifiesto ayer que es contrario a la propuesta de los expertos de acometer en un futuro una devaluación fiscal, que consistiría en acometer una rebaja generalizada de cotizaciones sociales y, a cambio, subir el IVA para compensar la pérdida de ingresos.

En su opinión, esta propuesta es aceptable teóricamente pero, según sus cálculos, sería inviable en la práctica. “Es posible reducir cuotas si esto se compensara con las mismas cuantías para pagar los 8.000 millones de euros, que cuesta la nómina de las pensiones, mes a mes durante catorce meses”, dijo Burgos. Para reducir el desempleo un punto habría que rebajar las cotizaciones sociales entre cinco y seis puntos (cada punto suponen 3.000 millones de ingresos para el sistema) y esto exigiría subir ocho o nueve puntos el IVA, explicó. “Y nadie está pensando en subir el IVA al 29%”, añadió Burgos.

Por último, aprovechó su intervención para hacer un repaso a la situación general del sistema de pensiones. “Existen datos objetivos y contrastables que indican que la Seguridad Social está más fuertes y paga más pensiones que nunca”, precisó. En marzo se alcanzó un nuevo récord con el abono de 9,17 millones de pensiones cada mes.

Burgos hizo hincapié en que el saneamiento del sistema es fruto tanto de las últimas reformas que retrasaron la edad de jubilación, aumentaron el número de años que se toman en cuenta para calcular la cuantía de la pensión y endurecieron el acceso a la jubilación anticipada y parcial. Este último cambio ha situado la edad real de jubilación en 64,3 años, apostilló.

Fuente: BDS 23/04/2014

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *