Los estadounidenses evalúan su calidad de vida como excelente frente al aprobado raspado de Europa

Los estadounidenses evalúan su calidad de vida como excelente frente al aprobado raspado de Europa

Martín Vial, consejero delegado del GRUPO EUROP ASSISTANCE, y Guy Vallencien, presidente de Cercle Santé Société, presentaron el viernes la sexta edición del ‘Cercle Santé – Barómetro Europ Assistance’, un informe sobre las percepciones que tienen los europeos y los estadounidenses acerca de sus respectivos sistemas sanitarios. El barómetro presentado en la cuarta Convention on Health Analysis and Management (CHAM 2012) tiene como objetivo proporcionar información para fomentar la comprensión de las prácticas, expectativas y preocupaciones en cuestiones sanitarias a los ciudadanos de nueve países europeos (Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Suecia, Polonia, Austria, España y República Checa) y de los Estados Unidos. Además, por primera vez, el estudio ha incluido un cuestionario sobre la percepción y los cambios en el bienestar, el temario de ‘CHAM 2012’.

La primera percepción del informe es que los estadounidenses evalúan su calidad de vida de forma más positiva que los europeos. Así, declaran que su calidad de vida actual es excelente, con una puntuación de 7,1 en una escala de 1 a 10, comparada con una puntuación europea de sólo 5,2 sobre 10. En Europa, los suecos (con una puntuación de 7,1/10), los austriacos (6,6) y los británicos (6,2) son los más satisfechos con su calidad de vida. Al contrario, los italianos, con una puntuación de 4,3 sobre 10, son los menos satisfechos. Los franceses, con una puntuación de 5 sobre 10, se encuentran ligeramente por debajo de la media europea.

La sociedad es consciente en cuanto a las opiniones acerca de la calidad de vida de futuras generaciones. Los más optimistas son los polacos, ya que el 44% piensa que sus hijos tendrán una mejor calidad de vida que ellos, seguido por los británicos (39%). Sin embargo, en Italia, España y Francia el 50%, 45%, y 44% de los encuestados, respectivamente, piensa lo contrario.

La buena salud y la felicidad de la familia son más importantes que los bienes materiales

En lo que coinciden todos los encuestados es en cuanto al bienestar, ya que para el 75% de los europeos y el 67% de los estadounidenses consideran que el bienestar significa, en primer lugar, "tener buena salud física", mientras que los italianos sitúan la salud en el primer puesto de todas las posibles respuestas (el 95% de respuestas). "Tener familia" ocupa el segundo lugar entre las condiciones citadas para el bienestar para el 61% de los europeos y el 65% de los estadounidenses, siendo los suecos los que están más centrados en este factor (71% de respuestas). Por su parte, "La autonomía económica" ocupa el tercer puesto, con el 41% de las respuestas en Europa y el 38% en los Estados Unidos. Además, tener "un buen trabajo" figura como factor importante (en cuarto lugar) para la mayoría de los europeos.

En los países encuestados, los progresos en la medicina son considerados el principal motivo de la mejora en el bienestar. La única divergencia ha sido la opinión en Polonia, donde el 53% menciona los progresos médicos detrás de Internet, que ocupa el primer lugar. Internet ocupa el segundo puesto en Estados Unidos, con el 51% de todas las respuestas, mientras que el 37% de los europeos citan Internet, aunque las tasas de respuesta varían de forma significativa entre países. La calidad alimenticia y el aumento en la esperanza de vida empatan en tercer lugar en Europa (32%) y en los Estados Unidos (33%).

Por la crisis un número progresivo de ciudadanos ha aplazado o renunciado a la asistencia sanitaria

La gente abandona la asistencia sanitaria debido a las dificultades económicas tanto  en Europa como Estados Unidos, con fuertes incrementos en Polonia (41%), Italia (27%) y Alemania (30%). En Europa, el 22% de las personas encuestadas declaran haber aplazado o renunciado a la asistencia sanitaria durante el último año, una subida de cinco puntos porcentuales en comparación con 2011. La misma cifra se sitúa en el 21% en Estados Unidos.

Sólo el 42% de los europeos y el 34% de los estadounidenses opinan que sus sistemas sanitarios garantizan la igualdad de acceso a los servicios sanitarios para todos los ciudadanos. En Francia, sólo el 38% de los encuestados opinan que el sistema sanitario es capaz de garantizar la igualdad de acceso a todas las personas. Cuestionados sobre la financiación, la mayoría no elige un aumento en las cotizaciones obligatorias para asegurar un acceso más equitativo a la asistencia sanitaria, con la excepción de Suecia (77%), Reino Unido (57%) y Francia (51%).

Además, los europeos y los estadounidenses mantienen una opinión desfavorable acerca de la gestión y la calidad de asistencia para los mayores dependientes. Con una puntuación de 4 sobre 10 (en una escala de 1 a 10)
en Europa y 4,8 sobre 10 en los Estados Unidos, la calidad de asistencia para las personas dependientes y los mayores es considerada regular tanto en Europa como en EEUU. Además, el 82% de los europeos y el 70% de los estadounidenses declaran que las autoridades públicas en sus países no entienden del todo los desafíos relacionados con la asistencia a las personas dependientes. Los europeos y los estadounidenses están a favor de la asistencia a domicilio y la utilización de nuevas tecnologías para mejorar los cuidados para los mayores dependientes

El 74% de los europeos y el 81% de los estadounidenses opinan que, para enfrentarse a los problemas que resultan de la mayor esperanza de vida y el aumento en el número de personas dependientes, los recursos deben ser asignados a la asistencia a domicilio de forma prioritaria. Para facilitar la asistencia a domicilio, los encuestados prefieren a los cuidadores internos en primer lugar, seguido de la monitorización remota y la domótica.



Fuente: BDS 01/10/2012

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *