“Las aseguradoras tienen el reto de que los ahorradores les consideren entre sus opciones”

“Las aseguradoras tienen el reto de que los ahorradores les consideren entre sus opciones”

“La última reforma aprobada del sistema público de pensiones en España supone una oportunidad, en el medio y largo plazo, para que la presencia del seguro de Vida como instrumento canalizador del ahorro se amplíe en su función de complementar las pensiones del Estado”. Pilar González de Frutos destaca, en entrevista para el número 58º de Trébol, revista de MAPFRE RE, las positivas perspectivas que se le dibujan al ramo de Vida en los próximos años, aunque reconoce al mismo tiempo la necesidad que tiene el sector de mejorar en ciertos aspectos. “Todavía tenemos el reto de que los ahorradores nos sigan considerando dentro de sus opciones para canalizar el ahorro”, indica.

Otro desafío es conjugar la difícil situación económica con la necesidad de ahorrar. “Cualquier renuncia a liquidez y consumo es muy difícil de conseguir si no hay algún incentivo fiscal”, defiende González de Frutos, que lamenta que en la fiscalidad del seguro de Vida Ahorro en los últimos 30 años “no ha habido un modelo único ni continuado de auténtico apoyo fiscal al ahorro finalista gestionado por el sector asegurador y eso es lo que seguimos reclamando de los gobiernos”.

Remarca que el seguro de Vida responde a un perfil de cliente “que suele buscar una inversión con garantías, pero no solo de mantenimiento de capital, sino que cuente con una cierta tasa de rentabilidad”. Además, los seguros tienen la “flexibilidad” de poder ir adaptándose a los diferentes momentos de su perfil de riesgo sin necesidad de adoptar decisiones de cambio de gestión. “En una época de crisis financiera mundial, donde la percepción del riesgo es más inmediata por parte de los clientes, en este tipo de productos las cifras de crecimiento de los dos últimos años son importantes, lo que pone de manifiesto que han servido de refugio para los ahorros de muchas personas que deseaban huir de una cierta volatilidad de los mercados financieros”, añade.

Presión reguladora

Por otro lado, hablando de las prioridades de UNESPA en los próximos meses, apunta a Solvencia II. “Estamos en un momento bastante crítico porque en las medidas de segundo nivel se van concretar todos los requerimientos. Tenemos que seguir trabajando muy a fondo en este proyecto. Pero no podemos dedicarnos a un tema solo. Tenemos una presión reguladora lo suficientemente intensa como para que tengamos que estar diversificando nuestra atención a proyectos de tal trascendencia”.

Fuente: BDS 27/09/2011

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *