La tasa más alta de mortalidad se da en hombres, menores de 40 años, solteros, en entornos rurales

La tasa más alta de mortalidad se da en hombres, menores de 40 años, solteros y que viven en entornos rurales

Fundación Mapfre ha presentado el libro ‘Diferencias de sexo en conductas de riesgo y tasas de mortalidad diferencial entre hombres y mujeres’, de Luis Gómez Jacinto, catedrático de Psicología por la Universidad de Málaga. En él se revela que la diferencia entre las tasas de mortalidad masculina y femenina es mayor en la franja de edad que va desde el comienzo de la juventud hasta la década de los cuarenta años, en personas solteras y en los que viven en entornos rurales, con gran desigualdad económica y tasas altas de desempleo. Para probar estas hipótesis sobre los factores que causan la mortalidad diferencial entre hombres y mujeres, la obra ha analizado datos de los últimos 30 años, entre 1975 y 2007, en España.

El estudio también subraya que las diferencias de mortalidad son mayores en comunidades como Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Extremadura, Galicia y Murcia, donde las desigualdades sociales son mayores, provocando que para muchos hombres se incremente la llamada ‘competición social’, especialmente en varones jóvenes que necesitan “hacerse un hueco” en un contexto hostil. Como explica el autor, las circunstancias adversas reafirman la predisposición natural de muchos hombres a enfrentarse a la realidad con más dificultades que las mujeres e incrementa su tendencia al riesgo, lo que les conduce a comportarse de manera más agresiva y violenta en determinadas circunstancias de la vida, incrementándose así los índices de mortalidad masculina por causas externas.

Accidentes de tráfico, principal motivo de muerte masculina en la juventud

El libro, resultado de la ‘Ayuda a la investigación Riesgo y Seguro’ que el Instituto de Ciencias del Seguro de Fundación Mapfre concedió al autor en 2008, destaca que el mayor riesgo demográfico para morir a una edad temprana lo tienen los hombres, colectivo con las tasas de mortalidad más elevadas a lo largo de todo el ciclo vital, y especialmente en la juventud. El informe también destaca que entre las primeras causas de mortalidad externa en el periodo estudiado se encuentran los accidentes de tráfico, el principal motivo de muerte masculina durante la juventud, seguido del suicidio y las lesiones autoinfligidas, como golpes, cortes y quemaduras, entre otras.

Durante la presentación, Eduardo Sánchez, director del Área Actuarial de MAPFRE FAMILIAR y tutor del trabajo, señaló que “debido a que hombres y mujeres tienen  diferente propensión al riesgo, tradicionalmente las primas han sido distintas en algunas modalidades de seguro”. También hizo alusión a la sentencia 'Test Achats', del Tribunal de Justicia de la UE, que a partir de diciembre de 2012 obligará a que las aseguradoras no consideren el sexo como factor de riesgo a la hora de calcular la prima en los nuevos contratos.

Fuente: BDS 26/03/2012

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *