La despenalización de las faltas en accidentes de circulación, a debate hoy en el CDC 2014

Los cambios serán efectivos el 1 de julio, una vez entre en vigor la reforma del Código Penal

Con la publicación el pasado 31 de marzo de la Ley Orgánica 1/2015 de reforma del Código Penal, y su entrada en vigor a partir del próximo 1 de julio, se producirá la supresión definitiva del catálogo de faltas regulada en el Libro III del Código Penal, aunque tipificando como delito leve ciertas infracciones que se estima necesario mantener dentro del ámbito penal.

El propio texto justifica esta despenalización de faltas por la necesidad de racionalización del uso del servicio público de Justicia, para reducir la elevada carga de trabajo que recae sobre los juzgados y tribunales, reservando la vía penal para los casos más graves que merecen un reproche penal, y derivando hacia la vía civil o administrativa, aquellos otros supuestos de escasa entidad, como son muchas de las actuales faltas, que no merecen este tipo de reproche punitivo.

Precisamente, este será uno de los temas que debatirán hoy en el XXXI Congreso de Derecho de la Circulación (CDC 2014), que organiza INESE hasta mañana en Madrid. Los efectos de la despenalización de las faltas en los accidentes de circulación, será analizado por Manuel Estrella, presidente de la Audiencia Provincial de Cádiz, mientras que Fernando Alarcón, director de Asesoría Jurídica de Automóvil de MUTUA MADRILEÑA, y Juan Godofredo Giménez, vicepresidente de la Asociación de Abogados de Víctimas de Responsabilidad Civil, podrán sobre la mesa las claves de la despenalización de las faltas en los procesos judiciales y extrajudiciales.

Implicaciones para el seguro de Autos

Desde UNESPA se informa en una circulación a sus asociadas cómo afectan estos cambios en el Código penal al seguro de Autos. En el nuevo Código Penal se crea una categoría de delitos leves, en el que se incluyen ciertas conductas constitutivas de falta que se estima necesario mantener tipificadas penalmente cuando se trate de una imprudencia grave que cause lesiones levísimas; el plazo de prescripción de estas infracciones se establece en 1 año.

En los casos de muerte, se establecen dos supuestos: delito de homicidio por imprudencia grave (si el delito se hubiera causado con un vehículo a motor, adicionalmente se impondría una pena de privación del carnet de conducir de 1 a 6 años); y delito de homicidio por imprudencia menos grave (acarrea penas de privación del carnet de conducir de 3 a 18 meses).

En cuanto a las lesiones, en los delitos por imprudencia grave que se hubiera causado con un vehículo a motor, se impondría adicionalmente una pena de privación del carnet de conducir de 1 a 4 años. En delitos de lesiones por imprudencia menos grave, si el delito se hubiera causado con un vehículo a motor, se impondría asimismo la pena de privación del carnet de conducir de 3 meses a 1 año.

Así, se concreta desde la asociación, con esta clasificación se reconducen las actuales faltas de homicidio y lesiones por imprudencia leve hacia la vía jurisdiccional civil, de modo de solo serán constitutivos de delito, el homicidio y lesiones graves por imprudencia grave, el delito de homicidio y de lesiones graves por imprudencia menos grave, así como los delitos leves por lesiones leves causados por imprudencia grave. Se recoge así una modulación de la “imprudencia delictiva” entre “grave” y “menos grave”, quedando fuera del Código Penal los supuestos de “imprudencia leve” que se derivarían a la vía civil.

En otro orden de cosas, por lo que se refiere a las faltas contra el orden público, se deriva hacia la vía administrativa la realización de actividades sin seguro obligatorio.

Fuente: BDS 16/04/2015

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *