La amenaza global del Estado Islámico, un riesgo en más de una docena de países

Mapa de Terrorismo y Violencia Política de AON

2015 fue el año es el más letal para el terrorismo en Europa en casi una década

2015 se alza como el año más letal para la violencia terrorista en Europa en casi una década, con los terroristas convirtiendo en objetivo tanto a ciudadanos como a recintos públicos. Esto marca el primer incremento neto en la clasificación de riesgos globales desde 2013, con los niveles de riesgo de 18 países sufriendo un empeoramiento y 13 mejorando. Estas son las principales conclusiones que arroja la actualización del ‘Mapa de Terrorismo y Violencia Política de AON’.

Por primera vez desde que en 2007 el bróker y The Risk Advisory Group comenzaron a recoger conjuntamente datos empíricos para la realización del mapa, los tiroteos han superado a las bombas en Occidente, mientras que los civiles en lugares públicos se han convertido cada vez más en un objetivo habitual. Desde enero de 2015, casi un tercio (31%) de todos los ataques en Occidente han tenido como objetivo a ciudadanos y espacios públicos.

La amenaza global que supone el Estado Islámico predomina en muchas de los resultados del mapa de este año, al haber entrado el grupo en una fase más agresiva con ataques masivos mortales en 2015 y 2016, que han afectado a Estados Unidos, Francia, Turquía y Bélgica. Según revela el informe, las actividades de la organización terrorista han contribuido a mantener o aumentar los niveles de riesgo en más de una docena de países en todo el mundo. El activismo de ultraderecha y los riesgos de agitación social derivados de la crisis migratoria en Europa, así como la creciente influencia de los partidos extremistas han supuesto también un empeoramiento de los ratings.

“Nuestro mapa 2016 muestra una mayor inestabilidad regional y un creciente espectro de riesgos potenciales”, afirma Victoria Ambrona, directora de Crisis Managament & Envornmental de AON RISK SOLUTIONS. “Las amenazas destacadas en el mapa deberían animar a los líderes de negocios con intereses globales a adoptar un enfoque más estratégico de gerencia de riesgos para limitar el impacto de posibles ataques a sus personas, operaciones y activos. Comprender cuál es su exposición a estos riesgos es la clave para lograr este objetivo”.

“Los riesgos de violencia política que suponen una mayor amenaza para los negocios siguen derivándose de las guerras y los cambios repentinos en el control de los gobiernos, como aquellos que ocurren a través de golpes de estado”, afirma Henry Wilkinson, Head of Intelligence and Analysis de The Risk Advisory Group plc.

Más detalles sobre los resultados y conclusiones del informe de AON, en Inese.es

Fuente: BDS 14/04/2016

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *