INVERCO espera que, a medio plazo, crezca "gradualmente" la concienciación sobre el ahorro

INVERCO espera que, a medio plazo, crezca "gradualmente" la concienciación sobre el ahorro

INVERCO espera que, a medio plazo, y al hilo de la reforma emprendida en el sistema público de pensiones, crezca en la sociedad española la concienciación hacia el ahorro y la previsión complementaria. El desarrollo del segundo y el tercer pilar de la previsión social, según explicó ayer el presidente de la Agrupación de Planes de Pensiones de la asociación, David Carrasco, vendrá asociado a un mayor nivel de concienciación, “gradualmente”, como lo son también los cambios futuros en la Seguridad Social. Como primer paso para que el individuo vaya asumiendo esta concienciación, apuntó a las medidas de transparencia e información en el sistema público que recientemente planteó la asociación -junto a otras propuestas fiscales y financieras (ver BDS de 21 de diciembre)- para que se le informe de cuál será su previsible pensión pública en el momento de acceder a la jubilación y, en consecuencia, saber si debe o no complementarla con productos privados. Esta reivindicación, recordó Carrasco, está en línea con uno de los planteamientos contemplados en el informe de la Comisión del Pacto de Toledo.

Carrasco, que participó en la presentación del informe 'Ahorro financiero de las familias', que anualmente elabora INVERCO, destacó que el sector de los planes de pensiones alcanza ya al 40% de la población activa, “pero todavía hay margen de mejora”. “Queda margen para que el tamaño de esta industria se iguale con la de otros países”, remarcó.

A corto plazo, “somos moderadamente optimistas” para 2011 y, según las previsiones incluidas en el citado informe, el volumen de activos de los fondos de pensiones podría aumentar este año en torno a 5.700 millones, un 6,8% más, lo que llevaría el total de activos a superar los 90.000 millones. El aumento patrimonial esperado para este año se desglosaría en unos 2.500 millones en aportaciones netas, y los 3.200 millones restantes por la rentabilidad de los planes.

2010, un año “moderadamente positivo” para los planes de pensiones

Respecto al balance de 2010, Carrasco considera que ha sido un año “moderadamente positivo”, por varias razones. En primer lugar, destacó que “hemos empatado” el patrimonio respecto a 2009, con una caída del 0,2% de los activos gestionados, pero en un contexto de crisis “muy profunda”, tanto económica como financiera, que ha llevado a que el ahorro financiero de las familias haya bajado (la tasa de ahorro sobre la renta familiar bruta disponible, que en 2009 fue del 18,1%, se estima que ha disminuido en la segunda parte del pasado año hasta aproximadamente el 14%). En segundo lugar, remarcó que, en este contexto en el que la “tarta” del ahorro es más pequeña, hay que valorar que el volumen de aportaciones a los planes de pensiones (que rondó los 5.700 millones) haya subido ligeramente respecto a 2009.

Otro factor positivo para la industria de los planes de pensiones ha sido el incremento del 3% en el número de cuentas de partícipes. En el caso concreto del Sistema Empleo, la subida ha sido del 12,7%, principalmente por el desarrollo de la previsión complementaria en las Administraciones Públicas, si bien dicho aumento no viene acompañado, por el momento, por un ritmo similar de crecimiento del patrimonio en los Planes de Empleo (+1,7%). En todo caso, afirmó, se sientan las bases para que a medio plazo el volumen de estos productos pueda ir aumentando a mayores tasas.

En cuanto a la rentabilidad, si bien  el rendimiento medio en el año fue negativo en un 0,13%, ha de verse el comportamiento a largo plazo y, con un horizonte de inversión a 20 años, los planes de pensiones presentan rentabilidades anuales del orden del 5%, que son “adecuadas y por encima de la inflación”.

La “botella medio vacía” de las IIC

Los planes de pensiones son la “botella medio llena” de la evolución de la industria de las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) y los Fondos de Pensiones. La parte “medio vacía”, afirmó Mariano Rabadán, presidente de INVERCO, fueron las IIC, cuyo patrimonio bajó un 4,6%. En particular, los efectos negativos del mal comportamiento de los mercados bursátiles europeos y la competencia de los depósitos bancarios llevaron a que la caída en el caso de los fondos de inversión domésticos fuera del 15%. Carlos Pérez, presidente de la Agrupación de IIC de la asociación, reconocía que “llevamos 2-3 años difíciles”, pero la industria ha demostrado “solidez” y está sana. Ha de “aprender”, remarcó, de otros mercados extranjeros y de la amplia gama de productos que en ellos se dan. Desde su punto de vista, el futuro pasa por convencer al partícipe español de que cambie su concepto de las IIC como un producto de ahorro y lo vea como un producto de inversión. “Hay que impulsar al partícipe a que asuma un poco más de riesgo”, apostilló Rabadán.

Fuente: Boletín Diario de Seguros

DEJA TU COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *